Errores comunes al elegir los colores para decorar

Maite Córdova · 21 octubre, 2018
A pesar de que puede parecer un asunto sencillo la selección de la paleta de color para decorar un ambiente (o varios), en realidad, hay bastante en juego.

A menudo, es normal que se cometan algunos errores al elegir los colores para decorar, dado que no siempre conocemos todo lo que se debe tener en cuenta, o simplemente nos dejamos llevar por el impulso cuando un color, tono o elemento, nos llama la atención.

Aunque se cometan errores, es posible solucionarlos con algunos trucos muy fáciles de aplicar; se trata de realizar pequeños ajustes que ayudan a mantener la armonía de los espacios y a reducir los conflictos. El siguiente repaso ayudará, tanto a corregir los errores ya cometidos como a evitar otros en el futuro.

Prescindir de los recursos

El primer error que se suele cometer (y quizás, el más común de todos hoy en día) es no hacer uso de las herramientas web o programas de software para hacernos una idea más aproximada acerca de cómo lucirían nuestras opciones en la habitación.

Colores cálidos.

Ahora que existen tantos recursos para recrear la decoración que deseamos, que podemos aprovecharlos para obtener resultados aún mejores.

Anteriormente, algunas personas se animaban a dibujar y colorear sus diseños, pero esta era una actividad, más bien inusual, dado que muchos no se sentían lo suficientemente seguros a la hora de dibujar.

La selección de la pintura

Cuando llega el momento de ir a la tienda de bricolaje, se pueden cometer varios errores al intentar elegir los colores para decorar. Se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Mirar el muestrario y seleccionar el color, sin solicitar antes una muestra para probarla en casa.
  • Comprar exactamente el mismo color que el muestrario, sin tener en cuenta que este puede variar al aplicarlo sobre las paredes.
  • El siguiente error que se comete, casi de forma simultánea que los anteriores, y consiste en probar la pintura solo en un punto de la habitación, con lo cual no se pueden apreciar todos los cambios de luz y sombra que se producen a lo largo del día sobre el color.
  • Elegir únicamente pintura mate, principalmente por su bajo costo. Este tipo de acabado luce bien en paredes con imperfecciones y abundante luz natural, porque suaviza las superficies, pero hay que tener en cuenta que si se trata toda una habitación con esta misma pintura, el resultado será muy monótono.
  • Dejar la elección del color de la pintura de último o, en otras palabras, elegir primero los muebles y luego los colores para decorar.
  • Escoger varios colores dominantes para un mismo espacio, creando con ello un exceso de contrastes.
  • Tener en cuenta el color del piso después de haber seleccionado el color de las paredes.
Colores del salón.

La aplicación de los colores para decorar

Los siguientes errores que se suelen cometer se producen al momento de aplicar los colores para decorar.

  • Añadir demasiados colores en las paredes, muebles y accesorios es algo que debe evitarse. Incluso en la decoración con colores vibrantes debe mantenerse un equilibrio.
  • Otro error viene a ser el hecho de apoyarse solo en la pintura y no recurrir a otros materiales que puedan añadir más interés, como el papel decorativo, entre otros.
  • Pintar de oscuro una estancia con mucha luz natural no ayudará a crear un ambiente más acogedor o a disimular la amplitud del mismo, sino que creará una especie de bloque pesado a la vista.
  • Asimismo, pintar el techo de un color oscuro evitará que la habitación luzca armoniosa en términos de luminosidad y profundidad.
  • Pintar cada una de las habitaciones de la vivienda de un color diferente es un error hoy en día, porque no crea un sentido de continuidad y crea cambios demasiado bruscos que, lejos de promover un hogar agradable y armonioso, solo consigue abrumar.
  • Aplicar un solo color en toda la habitación crea un ambiente demasiado plano, por lo que también viene a ser un error.
  • En relación con lo anterior, no tener en cuenta los ajustes que se deben hacer en los accesorios y el mobiliario, una vez introducido el color en las paredes constituye otro error, ya que promueve la pesadez y la monotonía.
  • Pintar de blanco todo lo que tenga poca luz, sin tener en cuenta que esto puede hacer que el ambiente luzca demasiado frío, viene a ser un error muy común a la hora de decorar. En lugar de pintar todo de blanco, se puede jugar con colores cálidos neutros, como el marfil, el vainilla, el hueso, el beige, entre otros.

¿Cómo lograr la combinación ideal?

Combinación ideal de colores.

Para escoger la combinación perfecta de colores para decorar es necesario tener en cuenta todo lo que se ha mencionado. Pero la regla de oro consiste en elegir un color dominante, un color secundario y un color de acento, que deberán distribuirse así:

  • El 60% del espacio deberá reservarse al color dominante.
  • El 30% del espacio para el color secundario.
  • Y el 10% para el color de acento.

Otro de los trucos para que la pintura de las paredes quede perfecta consiste en seleccionar un color y acompañarlo por un tono más claro y otro más oscuro. Y recuerda, los accesorios y los muebles siempre deben tenerse en cuenta.