Formas rápidas y sencillas de decorar tu casa

11 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
En ocasiones, nos vemos en la situación de decorar rápidamente la casa para que pueda estar habitable. Por eso, siempre vienen bien algunos consejos para poder decorarla correctamente.

Cuando llega el momento en que hay que decorar una casa y no sabes por dónde empezar, es mejor realizarlo de manera funcional y práctica; por eso, te mostramos algunas formas rápidas y sencillas de decorar tu casa.

El recargamiento decorativo, la acumulación de objetos y la falta de organización no benefician para nada a tu vivienda. En realidad, es preferible utilizar bien unos pocos recursos que distribuirlos aleatoriamente simplemente para completar espacio.

Si se parte de cero y se quiere decorar el hogar, ten en mente una decoración útil, con una colocación certera y sabiendo perfectamente qué disposición ha de hacerse. El principal objetivo es cubrir las necesidades básicas y, a su vez, aportar un gusto estético al lugar.

Busca la sencillez para decorar tu casa

Decorar casa.

La principal pretensión que debes tener en cuenta es hacer una decoración sencilla. ¿Cómo se puede conseguir esto? Puede resultar más fácil de lo que uno piensa, simplemente hay que analizar los gustos personales y las necesidades que se tienen.

Por un lado, es imprescindible saber que si decoras un espacio debe tener los recursos con los que te sientas cómodo, que tengan una armonía entre ellos y que puedan ser utilizados en el día a día.

La practicidad es otro concepto a tener en cuenta. Adquiere muebles que proporcionen funcionalidad y que se adapten a ti, no tú a ellos. Su colocación es fundamental, por eso es mejor no complicarse la vida y hacer una distribución sencilla.

– La sencillez está relacionada con la sutileza.-

Fórmulas para decorar rápidamente el salón

Apliques de luz para el salón.

El hecho de decorar rápidamente el salón no quiere decir que se haga de cualquier manera. Lo que hay que hacer es seleccionar aquello que se considera mejor y funcional, desechando todo lo que no será útil.

  • El salón es el principal espacio de la casa, por eso hay que amueblarlo como para conseguir confort y eliminar incomodidades.
  • Escoge un sofá de gran tamaño, como por ejemplo un chaise longue; pero si se desea también puede servir un sofá más pequeño y sencillo. Lo importante es que no se compre así porque sí, es decir, no adquirir 2 o 3 y después que no queden bien juntos.
  • Una estantería permite la colocación de objetos y libros. No es necesario comprar muchas para rellenar las paredes; por eso, si queda algún muro sin cubrir, no pasa nada.
  • Orientación del salón hacia un mueble donde alojar la televisión. Interesa que sea grande, con otros compartimentos y alguna balda más de estantería.
  • Lámpara de pie y otra central de techo. Conviene que haya al menos dos.
  • Si no se puede llevar a cabo un estudio decorativo de la armonía del conjunto, pueden pintarse las paredes con una tonalidad neutra y, así, siempre se acierta.

Sencillez en el dormitorio

Dormitorio de tonos pastel.

Este espacio puede resultar más fácil de decorar que el salón. Comprobando cuáles son los muebles más importantes, solamente hay que disponer los siguientes:

  • La cama es la protagonista del cuarto; evidentemente no puede faltar. Puede tener un cabecero que lo complemente o un tapiz.
  • Estantería para poder disponer diferentes recursos, libros u otros objetos. Se recomienda que siempre haya algún estante para la decoración.
  • En cuanto al armario, si no hay posibilidad de que sea empotrado, entonces puede buscarse una alternativa; la cual sería un armario de tamaño reducido pero que pueda albergar toda tu ropa.
  • Escritorio y silla para poder completar el espacio. Pueden ser prácticos, e incluso no ser tan utilizados. No obstante, proporcionan cierta utilidad en casos puntuales, ya que también cumple función de espacio de trabajo.

Sutileza en la entrada y los pasillos

Pasillo beige y madera blanca.

Como en estos dos ámbitos no interesa aportar demasiados recursos, con los siguientes elementos será más que suficiente:

  • En la entrada es importante tener un perchero, zapatero, alfombra y algún cuadro decorativo que aporte cierto color y gracia al conjunto. Es importante que se consiga sutileza y sencillez, nada de rellenar de manera irracional.
  • Por otro lado, en los pasillos lo que debe primar es el color. De nuevo, podemos decir que los tonos neutros funcionan muy bien. A su vez, algún cuadro colgado de la pared es el típico recurso que decora.

En definitiva, la mejor manera de decorar tu casa de manera rápida y sencilla es a través de elementos que vayan a ser utilizados, cumplan una función, y den cierto toque de color y estética al lugar. ¡El resto sobra!