Cómo hacer que los niños colaboren en casa

Mónica Heras Berigüete · 13 septiembre, 2019
Es importante que los niños colaboren en casa, así que vamos a ayudarte a lograrlo.

Que los niños colaboren en casa es, sin duda, la clave para que sean más organizados y autónomos. Además de que les estás inculcando un hábito saludable con el que podrán contar toda su vida. ¿Cómo lo vamos a lograr?

La mayoría de los expertos apuntan que solemos sobreproteger, en lo que a responsabilidades se refiere, a los peques. Es más fácil darles de comer nosotros mismos durante más tiempo del que necesitan para evitar que se manchen, o no les pedimos que lleven su plato a la cocina por miedo a que lo tiren.

Sin embargo, esto no hace más que entorpecer su desarrollo, negándoles herramientas indispensables para su autonomía. Más tarde, cuando llegan a la adolescencia, les exigimos que recojan su habitación y que colaboren en casa, sin caer en que estos hábitos se adquieren desde pequeños.

Mira de qué otras formas puedes promover su autonomía.

Nunca es pronto para que los niños colaboren en casa

La autonomía y el orden son herramientas imprescindibles que debemos fomentarles lo antes posible. Si adaptas algunas tareas a la edad madurativa en la que están, ellos estarán encantados, y lograremos que los niños colaboren en casa.

Guardar sus juguetes

Juguetes en armarios.

Por ejemplo: en cuanto empiezan a gatear, enséñales a que te ayuden a guardar sus juguetes. Todo debe ser divertido, que forme parte del juego, así que ten en cuenta que en esta etapa solo se trata de que aprendan que el orden es importante.

Alrededor de los 2 años ya están listos para guardar cada cosa en su lugar. ¡Pónselo fácil! Coloca cestos de colores a su altura para que puedan clasificar fácilmente. Puedes hacer fotos del contenido y pegarlas en el exterior para que el niño recuerde lo que debe meter en cada cesto.

Para que los niños colaboren en casa, adapta su dormitorio para que puedan acceder de forma fácil a todo. Así les será mucho más sencillo mantener el orden. Aquí te dejamos este artículo en el que te decimos cómo ordenar el dormitorio de los niños.

¿Qué hacer con la ropa para que los niños colaboren en casa?

Niño guardando su ropa.

Es importante que los pequeños adquieran seguridad y la tan mentada autonomía. Para ello, te recomendamos que los dejes vestirse por sí mismos. Respira profundo ante sus combinaciones imposibles, y también asume que tienen que aprender a guardar su ropa.

Ponles cajones a su altura y dobla todo al estilo Marie Kondo, así podrán visualizar lo que tienen y volver a colocarlo más fácilmente. Ella misma cuenta cómo enseñó a su hija a doblar y a ser organizada. 

A la hora de comer

Niños poniendo la mesa.

A los 3 años, aproximadamente, puedes pedirles que pongan la mesa. Ve poco a poco hasta que adquieran la destreza suficiente. Comienza con las servilletas, el pan… y, sin darte cuenta, serán capaces de hacerlo todo ellos solitos.

También puedes lograr que los niños colaboren en casa cuando llegues de la compra. Con año y medio pueden ayudar a colocar la fruta, el arroz, las galletas y algunas cosas de la alacena. Ellos suelen estar encantados de participar activamente en las tareas de casa.

Dependiendo de las habilidades de cada niño, pueden, incluso, ayudarte con la cocina: a hacer la ensalada, a batir los huevos de la tortilla, o a mezclar la masa de las croquetas.

No te olvides de aplaudir sus logros. En un principio no harán la tarea que les has asignado de la misma forma que la haría una persona adulta. Se trata de que adquieran habilidades, que incorporen a su rutina la limpieza y el orden, y de que vayan desarrollando la empatía y el trabajo en equipo.

Aquí podrás ver la importancia del orden para nuestras emociones.

Finalmente, no estamos hablando de que ayuden; se trata de colaborar en casa, puesto que ellos también viven ahí y deben cuidar de que se mantenga a punto. Como has visto, tu hijo va a aprender a ser más independiente y a integrar todos estos hábitos positivos desde temprana edad.

Ten en cuenta que, gracias a este tipo de colaboración, se fomenta la convivencia familiar, haciendo que cada miembro se sienta igual de valioso y que aumente su autoestima.