Influencia del color: emociones cromáticas

20 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Has visitado alguna vez una casa y has tenido ganas de irte o, por el contrario, te has sentido muy cómoda y con ganas de quedarte? Tengo que decirte que se debe en gran parte a los colores que predominen y a su utilización dentro del espacio.

Una de las causas de esas sensaciones es la influencia del color en las personas que lo perciben. Y, aunque hay unas pautas generales, no todo el mundo reacciona ante los diferentes colores del mismo modo.

Los colores que usamos en nuestra vida diaria son un reflejo de la propia personalidad. Por esta razón, antes de escogerlos hay que tener claro qué efecto visual y emocional se busca obtener y qué función van a tener.

Influencia del color en las personas: psicología del color

Bombillas de colores.

Está demostrado que cada color transmite unas sensaciones y que estas afectan al estado anímico de las personas. Hasta tal punto nos influyen los colores que la cromoterapia los utiliza con fines curativos.

El efecto que provocan no es siempre idéntico. Sin embargo, se pueden hacer unas consideraciones generales válidas en casi todos los casos. No debemos pasar por alto antes de decorar cualquier espacio la premisa de la importancia que tienen las emociones y sensaciones que provocan los colores.

Al entrar en contacto con un color determinado, este se sincroniza de inmediato con el espíritu humano, produciendo un efecto decidido e importante en el estado de ánimo.

-Goethe-

Un lenguaje propio

Utilizar los colores en la decoración.

Los colores hablan sin que a menudo seamos conscientes de ello. Además de la emoción y la sensación que provocan en cada uno de nosotros, acumulan una fuerte carga semántica por el uso simbólico que de ellos hace cada cultura.

A través de los colores con los que cada individuo se viste o elige para su entorno se expresa su carácter, estado de ánimo y sentimientos. Los colores son también culturales y sociales, y la edad y el sexo inciden en la preferencia cromática de las personas.

La elección de un color al decorar una habitación o una casa no debería, por tanto, basarse únicamente en factores estéticos, sino que también debería adecuarse a las necesidades psicológicas de la persona y contemplar los significados que posee cada color.

Influencia del color

¿Qué influencia tienen los siguientes colores en ti? Veamos algunas de sus características para que podamos usarlos de una manera más acertada.

Rojo

Mobiliario de salón en rojo.

Posee una enorme fuerza y, si se presenta en un alto grado de saturación, es el más potente de los colores que integran el grupo de los cálidos.

El rojo genera vitalidad y energía, pero también agresividad e irritación. Precisamente, por esta razón es preferible utilizarlo con moderación. Simboliza el fuego, la sangre, la pasión, el amor y la sexualidad.

Si es muy intenso, puede provocar la sensación de aumento de la temperatura ambiental. Si se reduce su pureza, este tinte se vuelve más delicado y elegante.

Amarillo

Dormitorio con tonos amarillos.

Es el color más sutil dentro de los cálidos, aunque está considerado un tinte muy estimulante y poderoso. Siempre aparece asociado a la luz del sol, proporcionando luminosidad a cualquier superficie y también gran profundidad.

Este color estimula la creatividad y la inteligencia, e invita a la jovialidad. Si se oscurece, es elegante y acogedor -ocre, mostaza, oro-, y produce menos cansancio visual. Se asocia también al peligro y a la mala suerte.

Blanco

Salón clásico en blanco.

Es el color más sensible a la luz. Estimulante y positivo, el blanco es sin duda el tinte que más se usa y del que más se abusa por sus numerosas virtudes: proporciona sensación de amplitud, difunde la luz uniformemente y es aislante del calor.

Es símbolo de pureza, paz e inmortalidad. Sugiere inocencia, transparencia, modestia, equilibrio y armonía.

Verde

Salones en verde y rosa.

Es el color que más se asocia a la naturaleza, y, por esta razón, siempre es recomendable. Por el hecho de relacionarse con la vegetación se considera refrescante y armónico.

Invita a la relajación y proporciona calma y quietud. Es el más tranquilo y sedante de todos los colores. En tonalidades oscuras se vuelve serio y sofisticado, mientras que en tonalidades claras es elegante y da sensación de amplitud.

Azul

Paredes en azul marino.

Asociado al cielo, al mar y al agua. Es un color refrescante o profundo en función del nivel de saturación con el que se emplee. Otra de sus particularidades es que difumina la luz.

El azul es armónico, e invita al reposo y a la introspección. Se asocia a la tranquilidad, la paciencia, la sobriedad y la serenidad. Si el azul es oscuro, transmite seriedad y confianza.

Violeta

Dormitorio en violeta.

Es una mezcla del rojo y el azul, transmite diferentes sensaciones dependiendo de cuál de los dos colores primarios que lo componen domine más.

Saturado, el violeta puede resultar un color muy vibrante; sin embargo, los lilas y malvas claros son románticos. En cambio, el morado o el berenjena son más estimulantes.

El violeta representa la fe, la castidad y la devoción. En su variante púrpura es el color del poder y la aristocracia, ya que fue el preferido por emperadores y reyes, siendo también el color de los cardenales católicos.

Naranja

Salón con toques naranjas.

Está a medio camino entre el rojo y el amarillo. Es un color alegre y juvenil. El naranja posee un carácter expansivo, radiante y acogedor. Por estas cualidades se dice que favorece las relaciones sociales.

Su presencia en una casa genera optimismo y dinamismo. Se asocia al verano, a los placeres y a la fiesta. También esta reconocido como símbolo de advertencia.

Negro

Negro con madera y blanco.

Es la ausencia total de luz. El negro resulta falto de vitalidad y de luminosidad, lo que lo hace poco recomendable su uso en decoración. Sin embargo, es un tinte que estiliza y es muy elegante.

Es un color impactante, poderoso y misterioso que genera sensación de ocultación. Sugiere maldad, tristeza, dolor e infelicidad. Sin embargo, no todo lo negro es pesimista.

Se asocia, a su vez, a valores más positivos o neutros, como son la nobleza, la solemnidad o la seriedad. Por encima de todo, es el símbolo de la muerte y el duelo en la cultura occidental. ¡No lo olvides! La influencia del color es una premisa que deberemos tener muy en cuenta a la hora de decorar espacios.