La belleza de lo irregular: un nuevo concepto de decoración

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
· 8 junio, 2019
Es momento de cambiar y emplear formatos irregulares para darle otro aspecto a la decoración del hogar.

Por norma general, asociamos conceptos como el de simetría, orden y regularidad a la idea de perfección y estética correcta. Sin embargo, no existen unos códigos preestablecidos con los que se decida qué es lo que realmente nos debe agradar. Por eso, te mostramos la belleza de lo irregular: un nuevo concepto de decoración.

En realidad, no debemos limitarnos siempre a las típicas formas de los muebles, a las líneas rectas concordantes, ni tampoco al orden estricto de los formatos. Existen muchas otras posibilidades que pueden encajar perfectamente en el hogar y que resultan atractivas.

El mundo de la decoración es muy variopinto; aunque se empleen más unas tipologías de muebles que otras, es conveniente que tengamos presente otras variedades que pueden resultar interesantes. De esta manera, estaremos hablando de una originalidad sinigual.

Concepción estética de la belleza de lo irregular

Decoración irregular.

Cuando hablamos de la estética de lo irregular, nos estamos refiriendo a un concepto diferente al que estamos acostumbrados. En el mundo del interiorismo, siempre se trata de buscar la correspondencia y concordancia entre los elementos, pero ¿qué ocurre cuando cambiamos las dinámicas?

Es posible que en tu propia casa tengas muebles y objetos que proporcionan sensación de estabilidad. Tendemos a emplear principalmente los rectángulos, los cuadrados y las líneas horizontales en general. En cambio, hay otras posibilidades que también son interesantes de conocer.

El hecho de que introduzcamos recursos decorativos de diseño irregular puede suponer un contraste muy fuerte. Lo más importante es que se contrarresten las formas, dominando las estables y apareciendo solamente las irregulares de forma anecdótica-. Además, es mejor que no abunden en exceso.

La decoración irregular es un concepto atractivo que hay que saber cómo tratarlo.

Algunos recursos de interés en la belleza de lo irregular

Estanterías de colores en la decoración.
Cortesía de: Acuarela Mueble Juvenil.

A continuación, veremos algunos ejemplos de recursos decorativos de tipo irregular. Es la mejor forma de comprender la relación que puede establecerse con otros elementos del hogar.

  • Espejos: por supuesto, en ellos puede trabajarse la irregularidad de forma extraordinaria. Estos vidrios se elaboran fácilmente para poder realizar formas inusuales. Se caracterizan por tener ángulos agudos y formatos desiguales y asimétricos.
  • Las piedras y minerales: aunque tienen su origen en la naturaleza, cada una puede llegar a ser completamente diferente a las demás, de tal manera que pueden ofrecer un significado estético sin necesidad de guardar una armonía perfecta, si no más bien todo lo contrario.
  • Estanterías: estamos acostumbrados a que estas sean estables, con una superposición de baldas horizontales; pero existe otra posibilidad que es disponiendo cubos o baldas oblicuas que ofrecen aspecto de inestabilidad y, aún así, siguen siendo funcionales. También pueden colocarse de forma aleatoria por las paredes.
  • Alfombras: los propios estampados de las alfombras pueden contener diseños completamente irregulares. No es preciso que sean siempre de un solo color o con estampados simétricos.

¿Qué podemos decir sobre el mobiliario?

Sofá de forja.

Evidentemente, el mundo del mueble ofrece también múltiples posibilidades, tanto a nivel de formatos, escala, diseños y producciones. Sin embargo, la irregularidad no va a estar presente en todos los muebles de forma equitativa; algunos son más propensos a tener diseños originales en comparación con otros.

Un caso particular son las sillas. El respaldo puede ser más o menos elaborado; de hecho, aquellas que están hechas de forja permiten tener unos diseños mucho más sutiles y dinámicos. En cambio, otras tratan de buscar mayor comodidad en detrimento de la originalidad.

Los muebles de madera, tales como mesas o estanterías, pueden tener los laterales curvos y sinuosos, tratando de mostrar una apariencia orgánica. Es una manera de naturalizar cada recurso y tratar de aplicar dinamismo en el espacio.

No importa la apariencia que tengan por fuera, siempre y cuando sean funcionales.

Elimina la manía de buscar siempre la simetría

Distribución del salón perfecto.

No es necesario establecer continuamente simetrías en los espacios de la casa. Hablar de irregularidad en la disposición no quiere decir que deba existir aleatoriedad, sino todo lo contrario. Ha de estudiarse la colocación de cada elemento de forma coherente.

Normalmente, tendemos a organizar los espacios de la misma manera: en el salón el protagonista es el sofá, y en la habitación la cama. ¿Por qué no cambiar esta tendencia y buscar otras posibilidades? En el fondo, pueden situarse los muebles cumpliendo sus funciones pero de forma irregular; es decir, sin un esquema simétrico o perfectamente estructurado.

  • Parramon: Decore su hogar, Paidotribo, 2006.