Muebles realizados en forja

Francisco · 25 octubre, 2018
Los muebles de forja son un recurso que aporta una estética muy interesante y elegante para tu hogar. Conseguirás que tu casa sea un espacio muy sofisticado.

El trabajo de un herrero se encuentra entre dos aguas. Por un lado, desempeña una función artística y, por otro lado, trabaja los materiales manualmente en la fragua. Dentro del mundo del interiorismo, se pueden encontrar muebles realizados en forja.

En este ámbito de trabajo se pueden encontrar distintos tipos de mobiliario hechos con diferentes materiales; sin embargo, la forja es resistente, fuerte, capaz de soportar golpes; es un caso muy diferente al de la madera.

En el fondo, puede trabajarse para ofrecer un aspecto estético elegante, laborioso y bien definido. Puede resultar igual de compleja que la madera; eso sí, transmite una libertad de diseño mucho más amplia que otras técnicas.

¿En qué consiste la forja?

Barandilla de forja.

El proceso de elaboración de un mueble con este material es el de la deformación plástica, es decir, manipular y modelar la estructura para alcanzar una forma precisa. ¿Cómo se puede hacer? Tanto en caliente (con fuego o en horno) como en frío.

Las fuerzas que se ejercen sobre el material permite generar una compresión con la que modelar la estructura. Se tiene la libertad como para poder desarrollar una forma deseada.

Puede trabajarse con presión o mediante el impacto, es decir, golpeo sobre el material, ya sea a través de un martillo o con otra herramienta capaz de generar una fuerza tal como para ocasionar la deformación.

– A lo largo de la historia, las artes y los oficios, tales como la herrería, han estado muy vinculados.-

Su estética y sensaciones que transmite

La aportación que puede dar al hogar es de un tipo de mobiliario al estilo vegetal, es decir, como si fuesen raíces que pueden modelarse y unirse unas con otras.

A su vez, puede trabajarse la línea recta y la curva. De este modo, se consigue un sentido de estabilidad y movimiento entre ambos tipos; por tanto, lo que realmente se consigue con todo esto es un dinamismo sinigual.

Otro caso es la sensación de elegancia que se obtiene de todos los recursos de forja. Si se tienen varios muebles, se consigue un carácter noble y de estética muy cuidada, quedando bien en estilos tales como el clásico, minimalista o rústico.

Mesa de forja.

Tipo de mobiliario

Es importante saber qué muebles pueden ser los más adecuados para ser hechos en forja. No todos pueden ser los idóneos; además, hay que tener en cuenta que estarán a la vista, por lo que interesa saber con cuáles se puede presumir de su estilo.

  • Mesa central: delante del sofa normalmente se coloca una mesa. Si es de forja, podría quedar perfectamente bien con un color oscuro y bajo un estilo minimalista (sencillez) o con algunos adornos curvos tales como volutas.
  • Estanterías: se necesita una estructura que pueda soportar libros y objetos decorativos. Se puede conformar por estantes adheridos a baquetones o columnas cuadradas. Dependiendo del estilo que se desee así será el tipo de columnas.
  • Mueble para la televisión: no es preciso tener uno con armario interior o que sea opaco. ¿Por qué no disponer un mueble con soportes metálicos de forja?
  • Mesilla de noche: a todos nos gusta tener una pequeña mesa al lado de la cama para colocar nuestras cosas. Una mesilla, en forja negra y de cristal, le da un toque elegante y sofisticado a la habitación.
  • Sillas: tanto para la mesa de comedor como para el jardín o la terraza, estas sillas son resistentes y fuertes. Pueden quedar muy bien en una tonalidad oscura.
  • Cabecero de la cama: sin duda, es este recurso uno sobre los que se puede trabajar de manera muy directa la forja, con decoración de líneas rectas y curvas, vegetales, etc. 
Cabecero de forja.

¿Dónde conseguir muebles de forja?

No todas las superficies comerciales ofrecen muebles de este tipo. Sí que es cierto que se ofertan, pero puede que los diseños no se ajusten a tu gusto o que no lo encuentres en el color deseado.

Por tanto, es recomendable acudir a un herrero especializado en forja. Normalmente, suelen estar formados en esta destreza. Así, puedes hacerle una proposición del estilo que desees y conseguir un mueble interesante para tu casa.

Suele ser más común encontrar herreros en pueblos que en ciudades. Las herrerías actualmente se han convertido en grandes naves que producen en serie; por eso, es mejor acudir a un herrero de fragua que pueda hacer de la forja un arte.