La decoración de casas con tonos pastel

31 mayo, 2018
Los tonos pastel nunca pasan de moda y siempre pueden decorar tu hogar de la manera más cálida posible.

Quizás consideres que no es posible una decoración de casas con tonos pastel ya que consideras a estos colores únicamente para la habitación de un bebé o para una sala de hace varias décadas atrás.

Sin embargo, son muchas las ventajas que nos aporta no solo pintar las paredes, sino también tener muebles pasteles. ¡Te encantará la combinación!

¿Por qué elegir los tonos pastel?

Dejemos de lado la idea de que los colores pastel solo están permitidos cuando hay niños en casa. Eso ya no es tan así, porque en la actualidad muchos se animan a pintar la sala, la cocina o el recibidor con estos tonos. ¡Y la verdad es que quedan muy bonitos! Si aún no te decides a implementarlos en tu hogar, te damos algunos motivos.

1. Se combinan muy bien

En la paleta de colores, los tonos pastel son bastante variados (no es solo celeste o rosado) y por lo tanto, existen miles de combinaciones que quedan más que agradables y acordes con nuestros gustos.

Tonos pastel.

Además, la idea es que puedas aprovechar los muebles que tienes y hacerlos partícipes de la vida en color pastel. Y sobre todo… ¡Deja volar la imaginación! Haz mezclas originales como verde con blanco humo o vainilla con celeste. Tu casa quedará más bonita que una revista de decoración.

2. Integran varios estilos

Si bien el estilo retro o vintage es el que más combina con la decoración de casas con tonos pastel, también lo podemos utilizar si somos fanáticos de otras corrientes artísticas, como el minimalismo o el estilo nórdico. No tengas miedo en innovar; el resultado puede ser maravilloso.

3. Generan tranquilidad

¿Te has puesto a pensar por qué los tonos pastel se relacionan con las habitaciones de los niños? Porque ese lugar, cuando son pequeños, debe estar en silencio para que puedan descansar. Por lo tanto, si aplicas ese concepto en una oficina o sala, podrás disfrutar de un ambiente agradable, calmado e ideal para alejar el estrés.

4. Iluminan los ambientes

Si en tu casa no abundan las ventanas o el sol no está presente todo el día, lo mejor que puedes hacer es pintar las paredes y elegir muebles de colores claros. ¡Los tonos pastel son ideales! Y como si no fuese suficiente, parecerá que hay más espacio, incluso si tu casa es pequeña.

Combinación de colores soft para el salón.

Tips para una decoración de casas con tonos pastel

¿Ya te hemos convencido sobre el uso de los colores pastel en tu hogar? Entonces ahora te daremos algunos consejos para que puedas implementarlos y disfrutarlos día a día.

1. Elige un color para cada ambiente

Tampoco es cuestión de convertirse en un fanático de los pastel y pintar toda la casa de verde claro o de amarillo suave. Incluso puedes combinarlo con tonos más oscuros en la misma gama (por ejemplo lila y violeta) según el ambiente que sea y los muebles o decoración que tengas.

2. Apuesta por los muebles pastel

Si no quieres cambiar el color de tus paredes o si bien estas son blancas, puedes darle un nuevo impulso a la decoración hogareña pintando tus muebles en tonos pálidos y frescos. Perfectos para que parezca que siempre es primavera.

Dormitorio de tonos pastel.

En el caso de que no seas un eximio pintor o no te animes a reciclar las sillas o mesas, seguramente encontrarás algo que te guste en una tienda o feria de antigüedades. Otra idea: poner una lámpara de color pastel sobre una mesilla o colocar una tela de un tono contrastante en el sofá. Con pequeños detalles, tendrás tu sala o habitación pastel.

3. Combina con muebles de madera

Para una habitación donde puedas conciliar el sueño apenas cierres los ojos, te recomendamos que combines los tonos pastel con el mobiliario de madera. Esto le dará una atmósfera relajante y al mismo tiempo cálida, justo lo que necesitas cada noche.

Te puede gustar