5 ideas para decorar las paredes con acuarelas

¿Quieres hacer que tu hogar se nutra de arte y color? La acuarela es la solución que estás buscando. Aporta un gusto refinado y agradable a la vista decorando con este tipo de técnica.

Tu casa puede convertirse en un espacio de arte. Tener obras pictoras en las paredes nos alegra la vista; por eso, te mostramos 5 ideas para decorar las paredes con acuarelas.

Si quieres darle a tu hogar un toque de ingenio, color y buena estética, utiliza recursos artísticos que ofrezcan una cara nueva y atraiga la mirada de tus invitados.

Así, puedes hacer que tus paredes dejen de estar desnudas y sean, por tanto, el soporte con el que dinamizar la decoración.

1ª idea: ¿por qué decorar con acuarelas?

La acuarela es una técnica artística basada en la combinación de pigmentos con agua. Su ejecución se realiza sobre papel o cartón.

Esta técnica se convierte en una de las más complejas a nivel de realización, principalmente por la dificultad de su aplicación sobre el soporte y por el tipo de recursos empleados.

La acuarela no da margen de error; es decir, no se contempla la rectificación. Es un caso diferente al óleo o el acrílico, que puede ser eliminado al momento o pintarse encima.

 Si la pintura no fuera tan difícil, no sería divertido.

-Edgar Degas-

¿Qué puede aportarnos la acuarela a nuestro hogar? En primer lugar, un gusto sofisticado, refinado y sencillo. No interesa recargar las paredes de cuadros, pero sí aportar este gusto por el arte.

Normalmente, el uso de obras con esta técnica denota un interés por un tipo de arte complejo, que aporta dulzura, color y nos transporta al mundo de las galerías de arte.

Decorar las paredes con acuarelas.

2ª idea: escoge el tamaño perfecto

Hay que destacar que el tamaño de un cuadro tiene mucha importancia a la hora de decorar una pared. Evidentemente, no escogeremos aquellas formas extrañas, tales como trapezoidales o triangulares, sino cuadrangulares.

Piensa que según el tipo de tamaño podrán colocarse uno o varios cuadros en una pared; es importante que dialoguen entre ellos y que posean relación directa con el conjunto.

¿Cuáles serían los tamaños más adecuados para una habitación o salón?

  • 30 x 40 cm: formato reducido, ayuda a oxigenar las paredes y no recarga. Pueden colocarse varios de estos en una pared y, así, no dejar vacíos entre los cuadros.
  • 45 x 60 cm: formato un poco más amplio. En este caso, un solo cuadro obtiene protagonismo y puede combinarse con otro de su mismo tamaño.
  • 60 x 80 cm: de dimensiones más amplias, este cuadro tendría mayor ocupación sobre una pared. Se recomienda que sea único en su disposición, sin combinación de otros.
Cuadros medianos de acuarela.

3ª idea: el color

La acuarela presume de ser una técnica cuyo color aporta frescura, luminosidad y suavidad en la estética; es decir, tal y como hemos comentado anteriormente, ofrece un gusto refinado.

No resulta sencillo pintar con acuarela; por eso, un buen cuadro con esta técnica hará que nuestra casa se asemeje a una galería de arte donde exponen buenos artistas.

Sin embargo, el color es importante cuidarlo, ya que de él depende el tipo de estética que se aporta a la habitación. Veamos algunos tipos de color adecuados para tu hogar:

  • Colores pastel: aportan calidez, templanza y son un recurso muy útil para la representación de paisajes. Si se desea un carácter más alternativo, existen obras abstractas con mezcolanza de estos colores.
  • Colores vivos: una acuarela puede aportar luminosidad si se utilizan adecuadamente tonos intensos (amarillos, verdes claros, naranjas…), ya sea en cuadros abstractos como paisajísticos.
  • Colores tenues propios de la naturaleza: utilizados para paisajes otoñales y sencillos, no aportan luz ni intensidad, pero sí templanza, tranquilidad y desasosiego.
Color para cuadros de acuarela.

4ª idea: temáticas para las pinturas

A la hora de escoger un tipo de temática, es recomendable que no sea demasiado estridente ni tenga contenidos que puedan provocar tensión o rechazo a nuestra vista.

Se recomienda que sean temáticas apacibles, que complazcan nuestra vista y agraden nuestra estancia en el lugar.

¿Cuáles son los contenidos más idóneos para decorar una habitación o salón? Veamos algunos ejemplos:

  • Paisajes: recurso muy sencillo que puede encajar en cualquier estancia de la casa. Aportan un sentido simple, hermoso y complementan perfectamente con la decoración.
  • Bodegones: son otro tipo de temática apacible, nos aporta estabilidad, tranquilidad, calma y atemporalidad.
  • Abstracto: en este campo se pueden encontrar multitud de tipologías; se recomienda su uso para casa modernas o con decoración más original.
  • Paisaje urbano: contenido más moderno, útil para decoraciones alternativas, urban style y contemporáneas.
Acuarela de un paisaje.

5ª idea: diálogo con la decoración

Finalmente, podemos destacar la importancia del diálogo con la decoración del lugar; es decir, debe conseguirse la armonía del conjunto.

Ten en cuenta el color de la pared, no debe “chocar” con los colores del cuadro, especialmente si existe monocromía en los muros; debe existir sintonía entre ambos.

Por otro lado, cuando dispongamos un cuadro debemos tener presente la escala, la proporción y la concordancia con el conjunto.

Se debe evitar la colocación de cuadros grandes si el resto del conjunto tiene elementos decorativos pequeños y viceversa.

Es mejor que se alcance la proporción de los elementos, sin que haya unos mayores que otros; por eso, ten presente los tamaños y el resto de objetos y muebles de la habitación.

Cuadro de acuarela abstracto.

Categorías: Casas Etiquetas:
Te puede gustar