Cómo elegir el mejor sofá relación calidad precio

Te ayudamos a elegir el mejor sofá relación calidad precio. Tu elección dependerá de tres variables que indicamos a continuación.

El salón es uno de los lugares de la casa en el que más tiempo pasamos. Gran parte de esas horas las pasamos en el sofá. Es por ello que debemos escoger bien a la hora de comprar uno. A continuación te damos una serie de consejos para que elijas el mejor sofá relación calidad precio.

Esta elección deberá ser acorde con el uso que le vayas a dar, el número de miembros de tu familia o el tamaño de la estancia.

Variables a tener en cuenta

Lo primero que tienes que analizar antes de ir a comprar un sofá que guarde la mejor relación calidad precio son estas tres variables: 

  • El tamaño de la sala de estar.  A todos nos pasa que vamos a cualquier tienda de muebles y nos gustan los más grandes, cómodos y caros. Lo importante es encontrar uno cuyo tamaño guarde relación con el del salón. Un sofá demasiado grande será un obstáculo para recorrer el salón diariamente.
  • El uso que le vayas a dar. Si no usas mucho el sofá o no sueles estar en casa puedes optar por uno económico. Aunque no sea de buena calidad cumplirá su función y podrás tenerlo durante varios años. Si por el contrario eres de los que te gusta tumbarte en el sofá o lo van a usar todos los miembros de la familia será mejor que compres uno de gama media o alta.
  • Material. Dependiendo de tus gustos y de los miembros de la familia deberás optar por uno u otro material. Si tienes niños elige telas antimanchas porque te facilitarán el trabajo de limpieza. Uno de los mejores materiales en cuanto a resistencia es el cuero, pero quizá te sea desagradable su frialdad. Otro punto a tener en cuenta es si tienes mascotas. Si es el caso, elige un material que se limpie fácilmente y en el que los pelos no se queden incrustados.
Sofá de terciopelo beige.

No escatimes en comodidad

Sea cual sea tu presupuesto te recomendamos que no escatimes en lo que respecta a la comodidad. Si no puedes gastarte mucho dinero es preferible que dejes de lado el diseño o el tamaño del sofá.

Como hemos dicho anteriormente, el sofá es un lugar en el que pasamos muchas horas a lo largo del año. Si estamos incómodos o en una posición incorrecta nuestra espalda lo acabará pagando. Es por ello que lo primero que tenemos que comprobar en un sofá es su comodidad.

Si escatimas en comodidad tu espalda lo acabará pagando.

Otra característica a tener en cuenta es el respaldo. Cada vez es más habitual ver sofás con el respaldo bajo. En algunos casos solo se apoya media espalda o menos. Esta característica es típica de los sofás de gama baja. Lo recomendable cuando nos sentamos en un sofá es que toda nuestra espalda queda apoyada por lo que será mejor comprar uno con el respaldo alto. 

Solo recomendamos este tipo de sofás si rara vez nos sentamos. Si para ti el sofá es sinónimo de estar tumbado puede que se adapte a tus necesidades. Pese a ello este no sería el mejor sofá relación calidad precio.

Respaldo de los sofás.

Sofá – cama, una buena opción relación calidad precio

Según sean tus necesidades quizá debas plantearte adquirir un sofá cama. Estos muebles dos en uno están cada vez mejor fabricados y por un módico precio se puede adquirir un sofá muy cómodo y una cama de calidad.

En general, los sofás cama se pueden encontrar en todos los precios, pero es verdad que la mayoría guardan una buena relación calidad precio. Antes de comprar un sofá convencional evalúa si te sería útil adquirir uno de este tipo. 

Sofá-cama.

Conclusión

Como has podido ver, hay tantos sofás como gustos o personas. Por ello resulta difícil elegir cuál es el mejor sofá relación calidad precio. Nuestro consejo es que tengas en cuenta las variables que te hemos indicado y a partir de ahí busques los modelos que más se adapten a tu bolsillo. Eso sí, nunca escatimes en comodidad, porque esa debe ser la característica principal.

Te puede gustar