La decoración estilo farmhouse chic

Sofía Sangrador · 4 mayo, 2018
Para lograr un estilo farmhouse chic puedes colgar herramientas antiguas en la pared, colocar objetos como lecheras, apostar por muebles como alacenas, reutilizar puertas de granero, escoger estampados con cuadros o utilizar madera envejecida.

Sin duda, el estilo farmhouse está volviendo, pero esta vez con un toque más innovador. Por eso, ahora hablamos de estilo farmhouse chic.

En su origen, las farmhouses eran las viviendas de los agricultores de Norteamérica: granjas, ranchos… Podríamos compararlas con las cottage inglesas (que mezclan el típico estilo inglés con un toque más rústico y campestre) o las casas de campo de la Provenza (Francia).

En general, se mantienen las características de esas granjas, pero con un toque más innovador, sobre todo en cuanto a electrodomésticos, un mayor aislamiento (sobre todo térmico), mejoras en instalaciones telefónicas… sin perder el carácter rústico o campestre. Por tanto, se suelen llevar a cabo algunas obras de remodelación para hacer estas casas más confortables.

No olvidemos que el término chic significa elegante o distinguido, aunque pensemos que esto sea totalmente contrario a lo campestre. Como veremos en este artículo, no son términos enfrentados para nada.

Este estilo se encuentra estrechamente relacionado con el estilo shabby chic, que también tiene su origen en las grandes casas de campo. Realmente encontramos muchas similitudes entre ambos estilos decorativos.

Dormitorio farmhouse chic.

Estilo farmhouse chic: características

A continuación te dejamos los rasgos principales de este estilo, para que puedas inspirarte y coger algunas ideas:

  • Predominio de colores neutros y tonos pastel, incluyéndose el color blanco, últimamente cada vez más.
  • Muebles sencillos, a veces con un desgaste o envejecimiento buscado a propósito, tras arreglar  tú mismo muebles antiguos. Obviamente, también hay muebles que tendrán ese aspecto de forma natural, como consecuencia del paso del tiempo.
Objetos farmhouse viejos.

  • Referencias continuas a la naturaleza, ya sea en relación a los materiales utilizados o en forma de objetos utilizados para decorar. Si puedes, deja las vigas del techo vistas. Por otra parte son frecuentes las láminas donde aparecen animales de granja representados, a veces solo su cabeza.
  • Materiales utilizados: madera, metales y en ocasiones, piedra, por ejemplo en paredes con ladrillos vistos. En cuanto a tejidos, es usual el uso del cuero o de telas con aspecto similar o igual al de los sacos donde se guarda el grano, aunque a veces pueden tener una textura no tan áspera También se da importancia a materiales reciclados (también puedes usar algún palé), lo que favorecerá el cuidado del medio ambiente. Por último, también es de importancia el uso del hierro, lo que veremos por ejemplo en cabeceras de forja en los dormitorios.
Farmhouse de madera, ladrillo e hierro.

  • Presencia de chimeneas. Sobre ellas, aunque puedas colocarlos en otras zonas, puedes poner algún rótulo de tipo vintage. También puedes colocar flores que, en función de la estación, estarán frescas o secas.
  • Mezcla de estilos, ya sea en muebles u objetos. Ejemplos de estilos en los que nos podemos basar son el estilo industrial, el nórdico, el vintage o el mid century moderno. Solo tienes que tener buen criterio a la hora de escogerlos.

¿Qué objetos y muebles utilizar para una decoración estilo farmhouse chic?

Si quieres un interior tipo farmahouse, de manera imprescindible tienes que usar algunos de los siguientes objetos que te presentamos.

  • Muchos de los objetos podrían ser encontrados perfectamente en el interior de un granero, un cobertizo o un almacén. Por ejemplo: puedes colgar en la pared herramientas utilizadas antiguamente por los agricultores. También nos referimos a farolillos con los que iluminar el interior de esos recintos. Lo mismo ocurre con recipientes como enormes lecheras o barreños.
  • Bancos, taburetes y mecedoras: los podemos ver en cualquier película ambientada en el campo. Todos nos imaginamos la típica mecedora situada en el porche de la granja. En cuanto a los bancos, podemos encontrarlos en el vestíbulo (para dejar abrigos y demás) o a ambos lados de la mesa del comedor. Sobre estos bancos, puedes colocar cojines o mantitas a cuadros, lo que nos remitirá al campo, o incluso a picnics.
Banco de madera y manta a cuadros.

  • Alacenas. En ellas, podrás colocar visillos, para dar un toque más acogedor a la cocina. En sus estantes, puedes colocar los alimentos en cestitas de malla o de mimbre, también en botes de cristal, lo que te recomendamos para legumbres, galletas, cereales… También podemos encontrar objetos como aceiteras o lecheras. Asimismo, latas en las que aparezca escrito el nombre del alimento que contiene, en las tiendas es muy fácil encontrarlos escritos en inglés. Por ejemplo: bread, cookies…
  • Puertas de granero, establos o almacenes. Ahora, puedes reutilizarlas en el interior de tu casa, para separar ambientes o habitaciones. Puedes darle una capa de pintura para darles un toque más moderno. En las cocinas, puedes colocar esas puertas que están divididas en dos partes: puedes dejar la parte inferior cerrada y la superior abierta, a modo de ventana.
Cocina farmhouse chic.

Conclusión

Como has visto, siguiendo estos pasos conseguirás un ambiente verdaderamente hogareño y entrañable. Además, aunque lo asociemos con granjas, también puedes decorar así una casa en pleno centro de una ciudad.

Las ventajas de una casa antigua en el campo serían que, por ejemplo, contarás con espacios preexistentes que en las ciudades muchas veces tienes que mandar construir, como son por ejemplo lavanderías o despensas.

Además, piensa que con cualquier pequeño detalle conseguirás ese efecto bucólico, como por ejemplo colocando unas botas de agua en la entrada: parece una bobada, pero lo asociarás con el ámbito de las granjas y el campo.

Por tanto, si escoges este estilo estarás optando por espacios cálidos y acogedores, con las comodidades de la vida actual.