La limpieza general de tu casa: ¿cuándo hacerla?

Francisco · 30 octubre, 2018
Merece la pena tener la casa limpia; por eso, no te olvides de tener buenos hábitos de higiene y hacer la limpieza general una o dos veces al año.

Nuestra casa requiere un cuidado continuo, pero en ocasiones pasamos mucho tiempo fuera de ella o la descuidamos por la falta de tiempo. De ahí surge la necesidad de la limpieza general de tu casa.

Levantarnos cada día y encontrar todas las habitaciones limpias hace que nos sintamos mejor, en un espacio de confort y bienestar; sin embargo, cuando están sucias sentimos incomodidad y no resulta ser el lugar acogedor que esperamos.

De este modo, merece la pena llevar a cabo una limpieza semanal en la que se mantengan las mismas rutinas; pero, a su vez, puede ser de gran utilidad hacer una gran limpieza general a fondo.

¿En qué cosiste una limpieza general?

Obsesión por limpiar.

Una limpieza general se define como el proceso de eliminación de suciedad de manera exhaustiva y concreta de todos los rincones de la casa, ya sea un dormitorio, un salón, un trastero o el propio desván.

Al fin y al cabo de lo que se trata es de eliminar todo rastro de suciedad; si esta tiene presencia en la casa, se convierte en un hecho completamente antihigiénico.

Si te das cuenta que tu casa no está en condiciones, hay que pararse a pensar, recapacitar, hacer un examen propio de sí mismo y pasar a la acción. No hay que ser perezoso, ya que la recompensa será muy grande.

– En la mayoría de los hombres, las dificultades son hijas de la pereza.-

-Samuel Johnson-

¿Cuándo realizar la limpieza general?

El momento de hacer esta limpieza general debe ser cuando haya habido un largo período de tiempo sin limpiar a fondo, ya que se pueden hacer limpiezas por encima pero sin profundizar. Los mejores períodos son los siguientes:

  • Al llegar de las vacaciones de verano: es un buen momento para limpiar la casa. Cuando pasa mucho tiempo cerrada, hace falta airearla, quitarle el polvo, la suciedad, sacar brillo a los muebles y las ventanas. Así se comienza el curso con un espacio nuevo.
  • En primavera: bien es cierto que la primera es un período muy bueno para hacer limpieza, principalmente porque comienza a hacer buen tiempo, no hace tanto frío para tener las ventanas abiertas y se obtiene sensación de frescura.
  • Durante varios fines de semana: no hace falta hacer la limpieza en dos días; quizá es mucho trabajo. Conviene repartirlo durante varios fines de semana (cuando uno está más libre). Se puede ir limpiando poco a poco cada habitación.

Se escoja la época que se escoja, lo importante es hacer que tu casa sea un lugar sano donde habitar y poder disfrutar de los muebles sin que haya suciedad.

Régimen de limpieza.

La mejor manera de realizar la limpieza

Para conseguir un resultado eficiente, hay que esmerarse en buscar los mejores productos de limpieza para, así, obtener un buen resultado. ¿Qué consejos son los más habituales para hacer la limpieza general?

  • En primer lugar, conviene madrugar y sentirse activo; este tipo de limpiezas a fondo no deja de ser ejercicio físico. Si se tiene ayuda, ya sea de tu pareja o tus hijos, puede ser realmente positivo.
  • Tener todos los materiales y productos necesarios para comenzar. No hay nada peor como iniciar el proceso y que falten varios elementos fundamentales.
  • Incidir en los lugares más recónditos; no puede dejarse de lado ningún rincón, tanto en el suelo como en el techo. El proceso de eliminación de la suciedad es total.
  • Renovar el agua de la fregona y de los barreños con frecuencia; de este modo, no utilizamos el agua sucia que, poco a poco, comprobarás que va ennegreciéndose.
  • Utilizar productos que perfumen y no generen olores fuertes. Es el caso del amoniaco, el cual ofrece un resultado muy satisfactorio pero no es bueno respirarlo de manera prolongada.
  • Hay que usar trapos atrapapolvo, escoba, aspirador y finalizar siempre pasando la fregona. Si se tiene parqué, hay productos únicamente para suelos de madera.
Limpieza de tu casa a diario.

Valdrá la pena y te sentirás mejor

Una vez que se haya realizado la limpieza general, el resultado hablará por sí solo. No hay nada mejor como haber cumplido con un objetivo para saber que este es el camino correcto a seguir. 

Cada año debe ser así, aunque lo recomendable es hacer un par de limpiezas generales. No obstante, cada semana hay que tener una continuidad aunque solo sea de manera superficial.