Llena tu casa de rosas

31 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Nos encantan las rosas. Son las mensajeras del buen tiempo y de la primavera y no queremos conformarnos con tenerlas solo en el jardín.

Estamos terminando el mes de las rosas y no queremos renunciar a ellas el resto del año. Todavía nos quedan varias semanas para poder disfrutar de ellas en estado puro como preciosas composiciones naturales que consiguen convertirse en el centro de todas las miradas.

Las rosas son, además, símbolo de felicidad, de amor, de amistad y consiguen mejorar nuestro estado de ánimo, tanto por su bonita presencia como por su penetrante fragancia.

Quedan espectaculares colocadas sobre mesas de café, aunque nos encanta verlas por todas partes: en las mesas de estudio o de trabajo, sobre las mesitas de noche, en el aparador de la entrada o en el cuarto de baño.

Pero ya hemos dicho que no nos resignamos a una sola época del año. Por eso, hemos decidido traer las rosas a casa en todas las formas posibles. Hemos reunido algunas ideas para que puedas tenerlas en casa todo el año.

Rosas naturales

Flores rosas.

En su versión natural podemos utilizar las rosas como flor cortada, así como sus pétalos en algún baño relajante, colocados dentro de saquitos de tul en los cajones o llenando cuencos y ceniceros.

También los botes o tarros de cristal son perfectos para llenarlos con pétalos, incluso con las rosas completas antes de que se marchiten. Atrévete a combinar sus colores con el resto de la decoración en casa.

Si son rojas, acuérdate de añadir algún elemento de este color cercano al ramo, como por ejemplo, un cojín. Conseguirás darle sentido y equilibrio a la composición.

Los centros de mesa con rosas naturales pueden hacerse muy originales si utilizamos como recipientes elementos que no tengan esa función. Por ejemplo: las grandes conchas marinas son perfectas para colocar un pequeño ramo de rosas como centro de mesa.

Reutilizar elementos, como viejas regaderas de jardín metálicas, botellas antiguas de cristal e, incluso, soperas de loza. Todo esto aumentará el toque romántico que aportan las rosas frescas a tu casa.

Un toque muy sofisticado puedes conseguirlo utilizando recipientes de cristal llenos de agua donde colocar las flores flotando junto a algunas velas de té.

En los textiles

Telas de rosas.

Cuando hablamos de estampados florales a base de rosas, estamos tratando uno de los elementos decorativos más exquisitos del diseño de interiores, pero también uno de los que requiere conocer algunos trucos para utilizarlos correctamente.

Cada patrón floral de rosas tiene su propia personalidad que está determinada, sobre todo, por el tamaño de las rosas, el entramado botánico que las acompaña y por sus colores.

Este tipo de estampados nos encantan, aunque intimidan un poco a la hora de utilizarlos en casa. Pero una vez que tengas algunas pautas será muy fácil y gratificante trabajar con ellos.

El tamaño de las flores y de los elementos que cubramos con estos estampados en los textiles es el que más afecta al estado de ánimo. Unas rosas grandes cubriendo un elemento pequeño, como una caja, nos transmiten frescura. Una tela de estas flores pequeñas en un gran cojín produce una sensación vintage muy dulce y romántica.

Una pieza ideal para cubrir con una tapicería de patrón floral es el sofá. Conviene saber que las rosas dan ya mucho carácter por sí mismas a cualquier mueble. Por eso, no es recomendable añadir volantes, a no ser que queramos reproducir un estilo shabby chic muy marcado.

Si no eres de las valientes de las rosas en el sofá, no te preocupes. La alfombra es siempre el elemento recurrente para cubrir nuestro suelo con maravillosas rosas todo el año.

Si además las combinas con un sofá liso y añades cojines con un estampado similar al de la alfombra, el resultado que conseguirás será muy refinado e, igualmente, valiente y original.

En la pared

Pared de flores.

Los nuevos murales de pared que aparecieron en el mercado nos dan la posibilidad de añadir el elemento floral de las rosas en cualquier espacio de manera espectacular. Los acabados son tan precisos y reales que casi puedes terminar oliendo la fragancia de estas maravillas de la naturaleza.

Estas imágenes románticas son una tendencia muy actual en decoración de interiores. Es una manera maravillosa de llevar el jardín de rosas a la sala de estar o al dormitorio.

Solo debes añadir después algunos accesorios decorativos que hagan asociar las miradas al mural con el resto de la decoración y el éxito está garantizado.