Las velas decorativas: un gran acierto

Teresa Montes · 6 febrero, 2018

Las velas decorativas nos permiten iluminar, añadir calidez y crear ambientes mágicos. Se pueden usar para todo tipo de eventos: desde cumpleaños, hasta cenas románticas y reuniones casuales.

Y es que, ciertamente, con las velas se puede conseguir ese ambiente acogedor y cálido. Basta con encender su mecha y observar cómo cambia el entorno, reinando el descanso, la paz y el romanticismo.

Elegir las velas decorativas adecuadas no es tarea fácil. Hay que tener en cuenta varios aspectos como el sitio donde vamos a colocar las velas o cuánto tiempo tienen que durar.

¿Qué debes saber antes de comprarlas?

Es importantes elegir velas que sean fabricadas con materiales de calidad, ya que si no le quitarán brillo a tu hogar y durarán menos.

Antes de comprar también se tiene que pensaren  dónde se van a colocar y para qué, ya que entrarán en juego factores como: la intensidad, la duración y el aroma. 

Está claro, que no es lo mismo comprar velas para iluminar de forma tenue una cena que un espacio donde no tenga absolutamente nada de luz y lo utilicemos como sustitutivo de una lámpara.

Las mechas también es un factor a tener en cuenta ya que dependerán, sobre todo, del tipo de materia prima que utilicemos:

  • Cera de abejas.
  • Parafina.
  • Cera de palma.
  • Estearina.
  • Cera de soja.
  • Glicerina.
  • Entre otros.

Ideas para lucir velas decorativas

¡No tires los tarros!

Puedes aprovechar los recipientes de conservas o latas para hacer originales portavelas. Y los puedes utilizar para ambientar cualquier estancia de tu casa o para ponerlo en la terraza en forma de luces ambiente.

Una buena idea es utilizarlo para eventos. A parte de iluminar con pequeños focos de luz, conseguirás un ambiente muy romántico.

Todo natural

Una idea muy original con la que sorprenderás a tus invitados, son las velas con elementos naturales. Puedes aprovechar la cáscara de la naranja o el limón y meter velas dentro. Para que destaque el “envoltorio” puedes optar por poner velas en tonos claros o blancos.

Velas naturales de frutas, café y canela

También podemos hacer velas aromáticas naturales con café. Tan solo tenemos que colocar en el centro de un recipiente la vela y alrededor de ella los granos de café.

El aroma a café se empezará a oler al encender la llama de la vela y comience a derretirse. El contacto de la cera caliente con los granos despertará el peculiar aroma del café. Con esto, a parte de dar un toque natural, aromatizarás el espacio con un olor muy natural.

¿Botellas de vino o velas?

Vacía del todo la botella y lávala por dentro. Puedes pintarla con algún espray permanente o si quieres dar un aspecto más industrial, dejarla como está. A continuación, mete una vela de parafina y engánchala bien para que no se caiga.

Velas en botellas de cristal redondas

También puedes colocar el corcho de la propia botella y poner una vela sobre él. De esta manera se combinarán tres elementos, la botella, el corcho y la vela.

Otra buena idea con mucho encanto para incorporar las velas decorativas consiste en introducir, pequeñas velas aromáticas dentro de una damajuana. Por la noche, lucirán preciosas.

Farolillos con encanto

Con simples bolsas de papel puedes hacer farolillos ideales para fiestas en la terraza o en la playa. Lo único que tienes que hacer es coger una bolsa que no sea del todo opaca y llenarla de arena en su base.

Después, se coloca una vela no muy grande y ya está. Conseguiremos un efecto de ‘farolillo’ auténtico que dará una ambientación muy especial.

También puedes comprar un tarro o recipiente grande de cristal y colocarle una cuerda o asa de alambre que puedes enganchar a cada lado. Metemos una vela pequeña dentro y listo. Quedará genial colocarlo en el pomo de una puerta, en un árbol o incluso dejarlos a modo de decoración cerca de una chimenea.

Las velas decorativas ayudan a conseguir una ambientación muy agradable.

Velas en cáscaras de nueces sobre agua

Velas decorativas sobre agua

Las velas acuáticas son una gran idea para sorprender en comidas o eventos al aire libre. Puedes colocar velas en vasos finos y alargados de cristal que contengan agua. Quedan muy bien para decorar mesas o rodear flores que sirvan como centro de mesa. 

Este tipo de velas queda muy bien también cuando se hace en un bol de cristal. Puedes coger pétalos de flores y esparcirlos en el agua junto con las velas.

Otra idea es colocar velas pequeñas en cáscaras de nueces. Como flotan, podrás colocarlo en un bol lleno de agua. Es una forma muy original de sorprender y crear espacios diferentes.