Papel de pared con textura

Pilar · 4 julio, 2018
Los papeles de pared han vuelto para quedarse, además esta vez añaden texturas, lo que hace que tengan muchas más posibilidades que a continuación te contamos.

Hasta hace unos años el  papel de pared con textura o sin ella era algo del pasado. Solían estar en las casas de nuestros abuelos o en espacios que habían sido decorados hace décadas.

Como no hay frase más cierta -sobretodo en el mundo de la decoración- que la de “todas las modas vuelven” aquí están de vuelta para darle un aire nuevo a nuestro hogar y más teniendo en cuenta la gran variedad de opciones que ofrecen.

¿Qué son los papeles de pared con texturas?

Los papeles de pared con texturas son los clásicos papeles de pared con el extra de que parte de su estampado sobresale creando una textura. De esta forma el estampado tiene relieve y queda más realista. Se puede decir que es una versión renovada de un clásico.

Los hay en una amplia gama de colores y relieves, desde los más discretos hasta los más llamativos. Según lo atrevido que seas podrás optar por unos u otros o colocarlos en todas las paredes o solo en una.

Como ves, las opciones que tienen este tipo de papeles son infinitas por lo que te animamos a que te apuntes a esta nueva moda y logres darle un nuevo aire a tu vivienda.

Los papeles de pared con textura suelen ser frecuentemente utilizados en salones, pasillos y recibidores.

Además, los papeles de pared se pueden ajustar a todos los bolsillos, porque están disponibles desde precios muy económicos.

Esta claro que si preferimos un diseño muy elaborado y una textura muy trabajada tendremos que gastar más dinero, pero de todos modos seguro que hay uno que se adapta perfectamente a lo que estamos buscando.

Papel de pared negro.

Algunas ideas de papel de pared con textura

Cómo hemos dicho anteriormente, las texturas y colores son infinitos. Desde aquí te ayudamos a elegir presentándote diferentes tipos, desde los más atrevidos hasta los más desapercibidos:

  • Naturales: los papeles de pared con texturas naturales logran transportarnos a la naturaleza. Algunos ejemplos son los que simulan el oleaje, flores u hojas. Si optas por este tipo te recomendamos no cubrir todas las paredes, ya que es fácil pasar de tener una falsa ventana hacia la naturaleza a una estancia agobiante. Este tipo de papeles texturizados pueden quedar perfectos en el dormitorio o si eres muy atrevido puedes optar por colocar uno en el cuarto de baño.
  • Geométricos: quizá sean los más clásicos, aunque dentro de este tipo de papeles de pared con textura podemos encontrar desde un fino estampado geométrico en tonos cálidos hasta una compleja trama geométrica en colores estridentes. Con esto queremos decir que el abanico es muy amplio y que la geometría ofrece muchas posibilidades.
  • Madera: este tipo de papel de pared es extremadamente realista hasta el punto de que el tacto es muy similar al de la madera. Al igual que con los naturales, recomendamos cubrir solo una o dos paredes para que la estancia no quede muy recargada. Pueden ser el toque acogedor y hogareño que le falta a tu vivienda, además al igual que si fuera madera, este tipo de paredes está disponible en cantidad de tonos y texturas.
  • Ladrillo: perfecto para crear un ambiente underground o rústico. Es mucho más económico que dejar el ladrillo a la vista, además en muchas ocasiones no es posible. si con los papeles convencionales quedaba un efecto muy falso, con la textura el acabado es realista y da a la pared todo el protagonismo.

Tantas texturas como quieras

Si estás interesado en comprar un papel con textura seguro que ya le has echado un vistazo yendo a alguna tienda o visitando algún portal de internet.

Entonces, te habrás dado cuenta de que en el mercado hay cientos de texturas y que seguro que hay uno que se adapta perfectamente a tu estancia, decoración y gustos.

Si por el contrario tienes muy claro cual es la textura que quieres pero te es imposible encontrarla desde aquí te damos una opción.

Cada vez son más las tiendas que además de contar con un amplio catálogo de papeles de pared tienen un servicio de personalización. Esto quiere decir que basta con llevar la imagen que queremos tener en nuestra pared y ellos se encargan de imprimirla en el papel.

¿No te parece una idea genial? Además de tener un papel de pared totalmente igual al que tenías pensado, lograrás que la estancia sea única.