¿Por qué elegir el hormigón impreso para suelos decorativos?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 1 mayo, 2019
Yamila Papa · 30 abril, 2019
Los suelos decorativos tienen la particularidad de que simulan muy bien ciertos materiales nobles, tales como la pizarra o la piedra. Se colocan en exteriores fácilmente y se adaptan a cualquier entorno.

El hormigón impreso es una de las últimas tendencias en cuanto a suelos decorativos se refiere. Se ha creado con la mejor tecnología y tiene la particularidad de que permite la pavimentación de diferentes superficies, incluso con relieve.

Para su empleo se utilizan moldes que simulan diversas texturas o piezas, los cuales se colocan sobre la superficie cuando el hormigón está fresco. Conoce más sobre esta técnica en el siguiente artículo.

¿Qué es el hormigón impreso para suelos decorativos?

Hormigón impreso.
Hormigón impreso / economiadehoy.es

Si queremos imitar baldosas, piedra, pizarra, adoquines o cualquier otra superficie en nuestro patio o entrada del hogar, el hormigón impreso es una excelente opción.

Se adapta a nuestros gustos y resiste las inclemencias del tiempo… perfecto para el camino del centro del jardín, el aparcamiento del coche, la terraza, la zona que delimita la piscina o el espacio que deseemos decorar.

El hormigón impreso en suelos decorativos se utiliza principalmente para una superficie horizontal y emplea tecnología de vanguardia. Se genera, así, un suelo muy resistente a los golpes y con un acabado agradable a la vista… ¡Por eso es cada vez más usado en la decoración de exteriores!

El resultado de usar este método es conseguir que el suelo parezca hecho de materiales nobles, como la madera o la piedra, cuando en realidad está realizado con hormigón.

Aunque pueda parecer algo difícil, lo cierto es que la técnica para conseguir hormigón impreso es bastante simple. Se coloca una primera capa de hormigón a modo de solera, y cuando esté en condiciones, se le añade una mezcla de pigmentos, aditivos y endurecedores que permitirán conseguir el acabado deseado, al mismo tiempo que se aporta resistencia y durabilidad.

¿Cómo se coloca el hormigón impreso en los suelos decorativos?

Colocación del hormigón impreso.
Colocación / pavimdur.com

Con más de 50 años de colocación en Estados Unidos y 30 en Europa, el hormigón impreso sigue mejorando día a día y usándose en el exterior de casas particulares, negocios, oficinas, edificios y construcciones de todo tipo.

Al hacer una alternativa más económica y duradera a los adoquines tradicionales, este hormigón se usa también como opción decorativa. Los pasos a seguir para su colocación son:

  1. Preparar la superficie que se pavimentará, nivelando y encofrando.
  2. Vaciar la losa de hormigón armado con un espesor de al menos 10 centímetros.
  3. Nivelar y alisar la superficie.
  4. Aplicar el color deseado al piso.
  5. Preparar la superficie para colocar las formas con un polvo especial antipegamento.
  6.  Utilizar los moldes elegidos y ejercer un poco de presión para imprimir la forma.
  7.  Lavar la superficie con agua a presión una vez que hayan pasado 24 horas del paso anterior.
  8. Emplear laca a base de agua.
  9. Aplicar una laca especial o barniz con base de resina para un acabado perfecto.

Ventajas del hormigón impreso en suelos decorativos

Ventajas del hormigón impreso.

Como ya hemos dicho antes, el hormigón impreso tiene varias ventajas. Para suelos decorativos es la mejor opción sin gastar de más usando materiales nobles, como la madera o la pizarra. Los principales beneficios de este método son:

1. Es muy versátil

Esto quiere decir que se adapta a todo tipo de superficies, estilos de decoración y lugares. Permite conseguir suelos decorativos en distintos espacios exteriores, tales como centros comerciales, entradas de garaje, caminos de patio, entradas de hogares, terrazas, jardines, alrededores de piscinas, etc.

2. No requiere de mantenimiento

Una vez que se coloca el hormigón impreso, este no requiere de ningún tratamiento especial, como sí sucede, por ejemplo, con la madera. Por lo tanto, estará en excelentes condiciones sin nuestra intervención.

3. Se limpia fácilmente

Esta es otra de las principales virtudes, por eso es tan usado para suelos decorativos. El hormigón impreso se limpia con agua y cualquier producto de limpieza que queramos. No tenemos que pasarle cera porque no pierde color. Y, en ocasiones, con echarle agua y pasar la mopa es suficiente.

El hormigón impreso emula a la perfección el ladrillo, el gres, la piedra, el parqué, la madera e, incluso, el pavimento parisino. Está disponible en una gran gama de colores y se coloca en 24 horas. Por lo tanto, es una excelente opción para nuestros suelos decorativos, tanto en casa como en un ambiente profesional.