¿Cómo prevenir los accidentes domésticos?

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los accidentes domésticos pueden llegar a ser muy graves. Sin embargo, con un poco de atención, podemos llegar a prevenirlos.
 

Una caída en la ducha, un golpe con el armario o el resbalón por las malas condiciones del suelo pueden ocasionar graves secuelas en los inquilinos de una casa. Por eso, te mostramos cómo prevenir los accidentes domésticos y qué fórmulas son las mejores para mejorar la calidad de vida.

Es momento de proteger a toda la familia tratando de mantener la seguridad en casa. Muchas veces el estado de la vivienda no es el adecuado, ya sea por falta de limpieza, por la mala distribución de los recursos decorativos o, simplemente, por los materiales.

En el fondo, este es un problema que concierne a toda la sociedad, básicamente por haber generado lesiones graves que, en ocasiones, pueden llegar a ser irreversibles. Ante un mal estado de la casa existen soluciones. Descubrámoslas.

Prevenir accidentes domésticos, conocer los riesgos

prevenir los accidentes domésticos

El primer paso es encontrar qué riesgos pueden encontrarse en las habitaciones, si existe algún tipo de peligro o si, en realidad, se encuentra la vivienda en plenas condiciones de habitabilidad. No cabe duda de que debemos perseguir el estado de bienestar generalizado.

 

Interesa saber de qué materiales están hechos los suelos, las paredes y los techos. Un conocimiento global de todos los espacios nos puede ayudar a que vivamos más tranquilos, sobre todo si tenemos hijos, ya que ellos son vulnerables a cualquier tipo de accidente.

Es conveniente que la casa esté en plenas condiciones. En el caso de que haya tenido anteriormente otros inquilinos, debemos conocer la manera en la que hemos recibido la casa; por eso, es necesario investigar cada rincón y saber si ha tenido problemas de humedades y si se han hecho cambios en algún momento.

– Conocer todos los rincones de la casa es algo fundamental.-

5 consejos para prevenir los accidentes domésticos

vitrocerámica radiante

Dependiendo de la habitación, pueden existir mayores o menores riesgos. Por tanto, vamos ofrecer algunos consejos relativos a cómo prevenir accidentes domésticos según el tipo de estancia.

  1. En el cuarto de baño, hay que asegurarse siempre de que el suelo está seco. Muchas veces al salir de la ducha pisamos sobre las losas de cerámica sin saber el peligro que tienen. Utiliza en todo momento alfombrillas que, además de secar los pies, ayuden a no resbalarse.
  2. Dentro de la ducha o la bañera es de vital importancia que haya también una alfombrilla especial o una tarima adaptable. Este recurso nos ayuda a que no nos caigamos, ya que es uno de los lugares de la casa donde mayor número de accidentes se producen.
  3. En los dormitorios no es conveniente que acumulemos objetos en las partes superiores de los armarios. Esto puede ocasionar el vencimiento del soporte superior o una caída de cualquier elemento sobre la cabeza, suponiendo graves secuelas en las personas.
  4. No comprar muebles con esquinas demasiado salientes; es preferible que tengan el borde curvo para prevenir, así, cualquier tipo de choque. Los niños suelen ser las principales víctimas de este tipo de muebles. Además, suelen quedarles a la altura de los ojos, siendo un riesgo directo.
  5. En la cocina mucho cuidado con la vitrocerámica o los fogones. Debe haber siempre un adulto supervisando el proceso de cocinado, ya que un niño puede acercarse y, por curiosear, puede llegar a sufrir quemaduras. Existen vitrocerámicas inteligentes que se bloquean y tienen sistemas de protección.
 

Atención a los enchufes y la electricidad

Seguridad en enchufes.

Aunque no nos demos cuenta, los enchufes son peligrosos, especialmente para los más pequeños; ellos desconocen los posibles riesgos que tienen, hasta tal punto que llegan a meter los dedos o introducen objetos hacia el interior.

Para prevenir cualquier electrocución, existen adaptadores de plástico que pueden colocarse en las ranuras. No obstante, hay que tener cuidado también con las regletas y los cables, debido a que suelen quedar visibles; por ello, debemos ocultarlas y apagarlas siempre que no vayan a usarse.

Antes de realizar una acción, piensa en los posibles riesgos

Cajas de mudanza en el camión.

¿Cuántas veces nos hemos subido a un taburete para alcanzar algo que está muy alto? En pequeñas acciones como esta es donde se producen los accidentes. Es preferible coger una escalera, aunque se tarde más tiempo.

De la misma manera, debemos ser precavidos cuando queremos coger algún mueble u objeto pesado sin ningún tipo de ayuda. A causa de estas imprudencias se generan lensiones musculares, sobre todo en la zona de las lumbares. Siempre que se pueda, debemos realizar cualquier acción de estas con ayuda de otra persona.

 
  • Lindo Wallace, María Luisa: Técnicas del hogar, San José, Universidad Estatal a Distancia, 1996.