Puertas correderas de interior

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 10 mayo, 2019
Arantza Martín · 10 mayo, 2019
Las puertas correderas de interior son una magnífica opción para ampliar y fusionar espacios del hogar

Siempre que se habla de puertas correderas, asociamos estas a la puerta que une el espacio interior del hogar con el jardín, terraza o balcón con el que contemos. Sin embargo, estas puertas correderas también son una magnífica opción para utilizar en el interior de las casas.

A continuación te contamos un poco más de este tipo de puertas, sus ventajas y sus inconvenientes para que valores su utilización dentro del hogar.

Las puertas correderas de interior optimizan el espacio

Puerta corredera de acero y cristal.
Puerta corredera / archiproducts.com

La principal ventaja de este tipo de puertas es que amplían u optimizan el espacio, dejando pequeños espacios servibles que en el caso de optar por una puerta con una apertura normal, quedarían como espacios muertos.

Estas puertas correderas de interior son la mejor opción para casas pequeñas donde cada metro cuadrado es esencial para poder contar con más amplitud y posibilidad de movimiento.

Otras de sus ventajas es que este tipo de puertas son más discretas, por lo que si quieres disfrutar de una decoración y un estilo más minimalista en tu hogar, esta es la mejor opción. Además, si utilizas puertas correderas de interior de tipo empotradas, al estar abiertas, estas desaparecen totalmente del espacio.

Combinan con el estilo de decoración

Puertas correderas de metal al estilo industrial.
Puertas correderas metal / pinterest.es

Como bien decíamos anteriormente, dependiendo del material que se utilice para este tipo de puertas estas combinarán mejor con el estilo de la decoración del hogar.

Además, si se opta por utilizar estas puertas en cualquier tipo de cristal (vinilado o transparente entre otros), la estancia tendrá mucha más luz.

Estas puertas correderas de cristal también son ideales si el piso en el que se vive tiene unas grandes vistas, pues de esta manera, no solo se podrá disfrutar de ellas en el salón o en el espacio desde donde se vean, si no en toda la casa o en parte de ella al poder disfrutar desde cualquier estancia por la transparencia del cristal.

Fusión de espacios

Puerta corredera de madera.
Puerta corredera madera / ventanasinfo.com

Otra de las ventajas que tienen este tipo de puertas es que dan la posibilidad de fusionar espacios y de ampliar nuevamente cada una de las estancias, haciendo que esta parezca solo una.

Esta fusión es ideal para unir habitaciones pequeñas con baños individuales o habitaciones con espacios de trabajo. Podrás tener continuidad cuando lo necesites, al igual que una zona individual, más íntima y aislada cuando también lo requieras.

Ideales para fusionar dormitorios con vestidores

Además de las fusiones que acabamos de comentar, y aunque no todos los hogares pueden disfrutar de tener un vestidor, incluir una puerta corredera de interior entre el dormitorio y el vestidor te hará ganar unos metros de espacio que, quizás, son los que necesitas para poder crear este maravilloso espacio.

Puertas correderas también para muebles

Puerta corredera traslúcida que separa la cocina del salón.

Cuando hablamos de puertas correderas, inmediatamente lo asociamos con puertas que separan estancias de la casa. Bien es cierto que este tipo de puertas también son una maravillosa opción para incluir como puertas de muebles.

En la estancia de la casa donde mayor utilidad tendrán son en la cocina, pues normalmente las cocinas de los hogares tienen el espacio justo, y abrir las puertas de los armarios y los demás muebles dificulta, en ocasiones, el movimiento por ella.

De esta manera, tendrás más espacio para moverte con soltura por la cocina evitando, además, golpes innecesarios con puertas que olvidaste cerrar.

Desventajas de las puertas correderas de interior

Puertas blancas correderas con cristales traslúcidos

A pesar de todas las ventajas que este tipo de puertas aportan a los hogares, estas también tienen alguna desventaja.

Las puertas correderas no son totalmente herméticas, por lo que el espacio no queda totalmente cerrado ni aislado del exterior. Esta es una desventaja frente a las puertas abatibles, ya que estas sí son totalmente herméticas a las demás estancias de la casa.

Si te decantas por utilizar puertas correderas de cristal de las que anteriormente hemos hablado, no te permitirán tener intimidad.