Qué tener en cuenta en el diseño de las ventanas

Arantza Martín · 12 febrero, 2019
La ventanas son un elemento más a tener en cuenta a la hora de diseñar tu casa. ¡No pierdas detalle de todo lo que debes saber!

Si vas a construir tu casa desde cero, o estás pensando en reformarla entera, las ventanas son uno de los elementos más importantes a tener en cuenta.

Los objetivos de todas las ventanas, y por lo que decimos que es uno de los elementos más importantes de la casa, es que estas sean capaces de aislar de la temperatura exterior y del ruido, así como ser manejables. A partir de estos objetivos, os mostramos los puntos clave a tener en cuenta para el diseño de las ventanas.

Elige la ubicación a partir de la luz y el clima

Ventanas para aislar del ruido.

En el caso de que construyas tu casa desde cero, podrás ubicar las ventanas en los espacios que tú quieras. Es por eso que debes escoger los que más luz tengan, pues siempre es importante que la luz natural entre en las casas, antes que la luz artificial, más dañina para el ojo humano.

Si tienes la posibilidad de colocar las ventanas en ambos lados de una misma habitación, no dudes en hacerlo. Tendrás más ventilación y luminosidad.

Además de la luz, también se debe tener en cuenta la ubicación del sol. Si la habitación da para el sur, las ventanas deben ser más amplias para que capten toda la energía solar posible a lo largo del día.

Las ventajas de una colocación hacia el sur es que esas habitaciones se mantendrán con más temperatura, por lo que los gastos de calefacción serán menores. El inconveniente es que en los lugares más cálidos, esto puede llegar a suponer un problema en los meses de verano. En las habitaciones ubicadas hacia el norte, si tienes posibilidad, diseña las ventanas con menos amplitud.

Tamaño y tipo de las ventanas

Ventanas de aluminio.

El tamaño es otro de los aspectos a tener en cuenta en el diseño de las ventanas. Este debe ir en consonancia siempre con el espacio de la habitación y también con la fachada del edificio.

Si cuentas con espacios amplios y grandes, la mejor alternativa es colocar las ventanas del tamaño más grande posible. Con esto ganarás luminosidad, pero también un espacio donde distraerte hacia el exterior siempre que quieras.

En cuanto al tipo de ventana, la mejor opción son las ventanas verticales, ya que son las de este diseño las que aumentan la iluminación natural y al mismo tiempo dan la sensación de extensión de las vistas que se tengan enfrente.

Sistema de apertura

Ventana con persianas.

Una vez que sabemos ya la ubicación de cada ventana y volviendo a los objetivos que marcábamos al principio, hay que escoger el sistema de apertura de la susodicha.

Aunque en un primer momento se trate de un aspecto simple, no lo es tanto. El sistema de apertura será el que te permita manejar la ventana de una manera sencilla, o por lo contrario, esto nos suponga un esfuerzo innecesario.

A continuación, os ofrecemos un pequeño listado de los sistemas de apertura más comunes de las ventanas para que podáis escoger la opción que más cómoda os resulte:

  • Corredera: estas ventanas son ideales para espacios con obstáculos y espacios amplios.
  • Batiente: se trata de una buena alternativa para espacios limitados. Tendrás que escoger si prefieres la apertura hacia la derecha, o hacia la izquierda.
  • Pivotante: ideales para buhardillas o tejados. La hoja gira alrededor del eje central.
  • Abatible: necesario un espacio amplio y libre de objetos, ya que tienen una apertura total del hueco de la ventana.
  • Fija: para habitaciones climatizadas, tabiques interiores o habitaciones que no necesiten ventilación.

Materiales de las ventanas

Ventanas de madera

Son tres los materiales utilizados para el diseño de las ventanas. La madera, el aluminio y el PCV.

  • El material más utilizado es el aluminio, pues es el que ofrece más posibilidades y, además, su mantenimiento es muy sencillo. Cuenta con la ventaja de que se trata de uno de los materiales más resistentes al fuego.
  • Las ventanas de madera son eficaces en cuanto al aislamiento acústico y térmico, además de ofrecer un estilo natural y cálido y un mantenimiento sencillo.
  • Las ventanas de policloruro de vinilo, más conocido como PVC, tienen una característica destacable, y es que son aislantes naturales.