Utiliza los tubos de PVC que ya no usas

Pilar 25 julio, 2018
Te sorprenderá todo lo que se puede realizar con los tubos de PVC que parecían estar destinados a acabar en la basura.

Los tubos de PVC son cada vez más utilizados en construcción. Si has realizado alguna reforma recientemente en tu hogar habrás visto como muchos trozos acaban en la basura. Antes de tirarlos, te recomendamos que leas el post que hemos preparado para ti.

Aquí vas a encontrar varias ideas para darle una segunda vida a los tubos de PVC. Todas ellas tienen algo en común: son útiles, decorativas, económicas y fáciles de realizar. No esperes más y echa un vistazo a todo lo que puedes hacer con un simple tubo de PVC. Te sorprenderá todo lo que puede dar de sí un tubo que parecía estar destinado a acabar en el cubo de la basura.

Crea tu propio botellero

Comenzamos con una propuesta muy sencilla. Se trata de un botellero realizado a partir de tubos de PVC. Para crear tu propio botellero tan solo tendrás que buscar tubos que tengan un diámetro ligeramente superior al de las botellas de vino.

Después, córtalos a una longitud igual que la de la botella. Si quieres que estas queden más visibles también puedes cortarlos un poco más cortos para que asomen los corchos. A nosotros este efecto nos encanta porque las botellas pasan a ser también un elemento decorativo.

Después, pinta los tubos con ayuda de un spray. Elige el color que combine con la estancia o uno llamativo para que la zona de vinos tenga mayor protagonismo. Si se trata de una vivienda con un estilo decorativo industrial también puedes dejar su color original.

Por último, pega los tubos unos con otros para crear una estructura resistente y estable. Solo tienes que utilizar un poco de pegamento para plástico y dejarlo secar el tiempo que indique el fabricante.

tubos de pvc grises y blancos

Organizador de accesorios

La segunda propuesta es un original y práctico organizador de accesorios. Se instala en el interior de las puertas de la cocina o del baño y es perfecto para guardar todos los accesorios con cables de forma ordenada.

Para realizar este organizador tan solo necesitas tubos de PVC del tamaño de los diferentes accesorios que quieras guardar. Pégalos en el interior de la puerta del armario e introdúcelos. Después, córtalos a una longitud inferior a la de los accesorios para que cogerlos sea cómodo y sencillo.

De este modo puedes guardar accesorios tales como el secador, la plancha de pelo o la batidora. Es una forma de ahorrar espacio y mantener todos los elementos ordenados.

Si buscas un acabado más estético puedes pintar los tubos de PVC del mismo color que las puertas de los armarios. Así quedarán integrados y pasarán desapercibidos.

Un biombo muy original

La última propuesta para darle una segunda vida a los tubos de PVC es un original biombo apto para cualquier espacio de la casa. Puedes instalarlo en la sala de estar para separar el comedor del salón. Otra opción es colocarlo en el baño para dar privacidad a la zona del inodoro.

Para realizar este biombo tienes que buscar tubos de PVC de diferentes diámetros. Córtalos del grosor que quieres que tenga el biombo.

Píntalos antes de instalar el biombo, ya que, de lo contrario, será una tarea verdaderamente complicada. Comienza pegando en el suelo la primera capa de tubos de PVC y continúa con las siguientes. Pega capas hasta que lleguen a tocar el techo. Por último, fija con pegamento tanto al techo como a la pared y a la capa inferior y superior todos los tubos. l resultado es un original separador de espacios que se adapta a cualquier diseño.

Las tres propuestas que hemos realizado son solo un pequeño ejemplo de todo lo que se puede hacer con tubos de PVC. Si tienes niños en casa, te animamos a que realices diferentes estructuras para crear casitas en las que los niños puedan jugar, cuevas o hasta una portería.

Como has podido ver, los tubos de PVC ofrecen infinidad de opciones y son una forma barata, sencilla y rápida de crear objetos decorativos y prácticos para el hogar. Seguro que a partir de ahora te lo piensas dos veces antes de tirar los trozos sobrantes.

Te puede gustar