Suelos de parquet: ¡te enamorarás de ellos!

Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
Si estás pensando en instalar parquet en tu casa, sigue leyendo este artículo porque te ayudará a decidirte. ¡Lo prometemos!
 

Los suelos de parquet combinan con todos los estilos y, bien cuidados, duran muchos años. Cada vez son más las personas que eligen esta opción para su vivienda. Así que no vas a ser tú quien no lo tenga en cuenta.

La tendencia actual que promueve la naturalidad en el hogar explica, en parte, el creciente éxito de este tipo de suelos de madera. Eso sí, para poder disfrutar de todas sus ventajas debes escoger el sistema de instalación que mejor se adapte a tus necesidades.

Suelos de parquet, opciones a elegir

Encolado, muy duradero

Parquet encolado
Imagen: pinterest.es

Este parquet está formado por tablillas macizas que se encolan directamente al suelo. Admite varias restauraciones ya que todo su grosor es de madera noble. Puede llegar a durar más de 60 años.

Al estar formado por piezas sueltas, ofrece muchas posibilidades decorativas porque las tablillas pueden combinarse formando diferentes dibujos: cuadros, espigas… Además, al ir encolado, no cruje al pisarlo.

El pulido y el barnizado deben realizarse después de su instalación; por tanto, le puedes dar el acabado que desees. Además, es la opción más económica.

 

Este parquet, también, tiene sus inconvenientes y es que, al estar formado por tablillas de madera maciza, estas pueden presentar pequeños movimientos a lo largo del año según los cambios de temperatura.

Ten en cuenta que para colocarlo es imprescindible que el suelo de la casa esté limpio, seco, nivelado y muy plano ya que si no se cumplen estas premisas, no se obtendrá un buen resultado.

Por último, su colocación es trabajosa, puede tardar unas tres semanas y, antes de que vengan a instalarlo, deberás desalojar la casa y retirar todos los muebles.

Tarima, suelo macizo

Suelos de parquet: tarima
Imagen: pinterest.es

Es el sistema más resistente y duradero pero, también, el más caro. Está formado por piezas macizas machihembradas que van clavadas sobre rastreles. Para su colocación, no necesita un pavimento totalmente plano.

Hasta hace poco, era la única opción con formatos anchos y largos aunque, actualmente, existen modelos de esta anchura en el sistema flotante. ¡Tenlo en cuenta!

Solo tiene un inconveniente: eleva el suelo unos 4 cm, es por eso que se recomienda sobre todo en obras de nueva construcción ya que, de lo contrario, habría que recortar todas las puertas de la casa.

 

Al tener tal grosor de madera, es muy sensible a los cambios de temperatura y humedad: puede deformarse y agrietarse. Los especialistas no recomiendan su instalación sobre pavimentos con calefacción incorporada.

El sistema de tarima se pule y barniza en el lugar de la colocación; así, permite elegir diferentes acabados de barnices o ceras. Si te ha convencido, toma en cuenta que necesitarás unas tres semanas para su instalación.

Suelos de parquet flotante, la opción rápida

Suelos vinílicos de madera.

Es la opción más utilizada debido a que su instalación es muy rápida ya que las lamas salen de fábrica ya pulidas y barnizadas. Es ideal si buscas una opción que esté lista en poco tiempo.

El sistema flotante está compuesto de una base que puede ser de pino cortado transversalmente en el sentido de la madera, o de aglomerados de nueva generación, mucho más resistentes.

Sobre esa base, se coloca  una capa de madera noble de hasta 3 mm. Esta capa superior recibe en la fábrica un tratamiento especial que da a su barniz una gran resistencia a los golpes y arañazos.

 

Además, puede durar de 35 a 40 años ya que en cada restauración se retira de 1 a 1,5 mm de madera, dependiendo del estado que tenga el parquet.

Por otra parte, es el único suelo que puede colocarse sobre cualquier pavimento aunque esté algo desnivelado. Asimismo, es el que resiste mejor los sistemas de calefacción por suelo radiante.

Como inconveniente, resuena al pisarlo, es decir que puede llegar a provocar ruidos molestos que lo hagan descartable como opción para tus suelos.

Recuerda: los suelos de parquet son una muy buena opción para decorar tu casa. Ahora, solo te falta buscar asesoramiento en establecimientos especializados y ponerte manos a la obra.