Sueña a lo grande en espacios pequeños

30 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
La falta de metros cuadrados no es inconveniente para lucir una estancia bien decorada y con todos los elementos de un buen proyecto de diseño de interiores

Si eres de los que piensa que para llevar a cabo un fantástico proyecto de diseño de interiores hace falta un gran espacio, este artículo es para ti. No necesitas tener una gran casa para recrear el estilo o la estética de tu gusto. Los espacios pequeños son uno de los retos más apasionantes en decoración.

En diseño de interiores tenemos formas de dimensionar los espacios pequeños de manera que la escasez de metros cuadrados ni siquiera se note. Una de las maneras de obviar la escasez de espacio es apuntándose a la máxima del ‘más es más’, aunque parezca increíble.

Se trata de encontrar la forma de agregar capas sobre capas en las habitaciones. El uso de piezas claves, como las otomanas y los estantes apilados, son algunos de los recursos de aprovechamiento de espacio que, además, portan elegancia y carácter a cualquier estancia.

En cuestión de espacios pequeños, las piezas a medida son otra norma a seguir. Después, solo tendremos que deslizar algunas piezas un poco por debajo de otras para disimular unos centímetros más.

El uso de los colores adecuados y los toques de acento nos dan acabados profesionales en cualquiera que sea la dimensión de habitación que quieras decorar.

Muebles de época para espacios pequeños

Mueble antiguo de madera

Un recurso sorprendente que a menudo se descarta de primeras a la hora de decorar espacios pequeños es el uso de muebles de época. Y la razón es que este tipo de muebles suelen ser más pequeños en escala que los muebles más actuales.

Los sofás antiguos son algunos centímetros menos profundos que los tamaños estándar de la actualidad. Mantenemos los mismos asientos en la habitación, pero ahorramos un espacio considerable.

Otra clave en referencia a los muebles es que la pieza de mobiliario más grande de la estancia conviene que permanezca en tonos neutros y sin patrones o dibujos. Líneas simples en tonos neutrospara no hacerle parecer mayor de lo que ya es.

Los suelos y techos

Habitación pequeña.

Estos son unos elementos que deben considerarse de manera apropiada. Los suelos de las estancias de pequeño tamaño deben aparecer uniformes y sin líneas que dividan el espacio. Por ejemplo, si estás pensando en colocar una alfombra, asegúrate de que cubra por completo el suelo, es decir, de pared a pared.

Si no es así, intenta al menos que la alfombra no tenga demasiados patrones geométricos y que sea en tonos neutros. Si lo que quieres es ver un bonito suelo de madera, conviene no poner alfombras que dividan el suelo. Es un efecto visual que empequeñece la habitación.

Podemos aplicar más trucos visuales para hacer que la habitación parezca más alta de lo que es. De esta manera, parece que se añaden metros a la estancia.

Un buen consejo para llevar esto a cabo es elevar la barra de las cortinas a ras de techo. Hace parecer las ventanas que cubre más grandes y más altas.

El mismo efecto podemos crearlo colgando cuadros de la manera correcta. En los espacios pequeños, los cuadros y obras de arte se cuelgan de las paredes de forma vertical unos encima de otros y se llevan hasta lo más alto. Los ojos tienen más espacio visual donde fijarse y esto hace parecer a la habitación más grande de lo que es.

Rincones sin utilidad en espacios pequeños

Punto focal en una habitación pequeña.

Los espacios pequeños suelen contar con rincones difíciles a los que no se les puede dar una utilidad determinada. Estos son los elementos perfectos para crear el punto focal.

Pintar un rincón difícil en un tono que le de un toque dramático y colocar delante una escultura, un jarrón de pie o un estante que contraste con la pared crea un punto focal inmediato y un espacio de gran interés en la decoración del conjunto.

Almacenamiento abierto y estético

Libros de colores.

Aunque parezca mentira, las grandes colecciones de libros son de gran utilidad para decorar espacios pequeños. El truco está en montar estanterías altas y abiertas y colocar los libros por colores. Esto añade un efecto de color y uniformidad sorprendente a la estancia.

Lo mismo podemos hacer con los objetos, como perfumes, joyas y accesorios que podemos organizar en bandejas y tenerlos a la vista haciendo las veces de complementos decorativos. Este truco, usado con moderación, sustituye a veces a obras de arte que por falta de espacio no pueden exhibirse.

Darle diferentes usos a los espacios pequeños

Salón y oficina.

Si tenemos que decidir entre colocar una mesa de desayuno o una mesa de trabajo, lo ideal es pensar qué mesa utilizamos más a menudo y renunciar a la otra. Es decir, si no desayunas habitualmente en casa, quizás prefieras convertir ese espacio en un bonito rincón de trabajo.

Al final, como los espacios grandes, estas habitaciones pequeñas solo requieren de algunas artes que disimulen la falta de metros cuadrados y algún elemento sorpresa que desvíe la atención para que no vaya al tamaño.