Tipos de pintura para tu hogar

12 noviembre, 2017
Para elegir correctamente la pintura de tu casa no solo es necesario acertar con el color, también necesitas saber qué tipos y modelos de pintura hay y cuáles se adaptan mejor a tus estancias.

Actualmente, podemos encontrar en el mercado, diferentes tipos de pintura para tu hogar y no solamente para darle color, sino también un toque decorativo.

Decidir que color escoger para pintar nuestro hogar es una tarea difícil. Es importante usar un color que combine con nuestros muebles y accesorios.

A continuación, hablaremos de los diferentes tipos de pinturas que hay y el partido que le podemos sacar dependiendo la zona.

Tipos de pinturas

Podemos encontrar varios tipos de pinturas. No obstante, las que más se suelen utilizar son tres.

Pintura al temple

Es una pintura no lavable y que posee poca adherencia en superficies que no han sido tratadas. Es barata, permeable y fácil de extender.

No es recomendable en paredes que sufren humedades ya que se forma moho. Este tipo de pintura ofrece la posibilidad de crear acabados texturizados.

Pintura al temple en pared de baño

Pintura al temple / sorsparis.com

Pintura plástica

Es la pintura de interiores más utilizada. Se puede lavar, tiene una gran resistencia al agua y se seca bastante rápido. Además, apenas produce olores, dato a tener en cuenta cuando haces alguna reforma, y es muy sencilla de aplicar.

Tiene tres tipos de acabado:

  • Brillante: acabado reluciente, lavable y resistente al agua.
  • Satinado: acabado con brillo y fino al tacto. Es una pintura muy duradera en el tiempo.
  • Mate: es opaca y no refleja la luz. Es muy buena opción para disimula los desperfectos de las paredes. Es lavable e ideal para paredes con irregularidades.

Pintura sintética

Esta pintura se debe poner aplicando previamente una base. Es muy resistente a la suciedad y el paso del tiempo.

Al igual que la pintura plástica cuenta con tres acabados: brillante, satinado y mate. Es recomendable para cocinas y baños.

Pintura de exteriores

Las pinturas para exteriores deben tener una mayor resistencia que las pinturas de interiores ya que los diversos agentes climáticos pueden hacer que se estropee.

Las pinturas que más se suelen utilizar son las plásticas, ya que tienen aditivos para prolongar su buen estado a pesar de los agentes que la deterioran. Además, son las más  económicas.

También hay otros tipos como los recubrimientos elastoméricos. Estos son especiales para cubrir superficies con grietas y evitar que se vuelvan a aparecer.

Para evitar la humedad las mejores pinturas son las que contienen silicato o resina de siliconas. Son especiales para fachadas gracias a su durabilidad, su resistencia a la intemperie y a la humedad.

Puerta exterior pintada en rojo

Puerta exterior roja / servicolor.com

Pinturas de interior

Lo que ahora mismo está más en tendencia son los acabados mate y lisos. Aunque estéticamente es lo más bonito, no siempre es posible.

En las casas que tienen gotelé este tipo de acabo es imposible. Además quitar el gotelé, es un trabajo que aparte de laborioso, es caro.

Si dudas del color que escoger el blanco es un acierto seguro. Es ideal para estancias más pequeñas o para las que necesitan mayor luz. Además es capaz de ampliar visualmente los ambientes.

 

Pinturas para zonas húmedas

En ambientes con mucha humedad, como son los baños, se suelen utilizar productos impermeables, para no estropear el revestimiento que se encuentra debajo de la pintura, y evitar el desprendimiento.

La humedad hace que se generen hongos. Por eso, lo más común es poner pinturas anti-hongos que ayuda a que no aparezcan.

Pintura para cocinas

En esta zona de la casa, al igual que en el baño, también encontramos humedad. Y también ese aspecto “grasoso” resultante de preparar comidas. En este caso, la pintura debería ser plástica o látex. Esta última resiste muy bien a los agentes externos, ya que ofrece una estupenda capa protectora.

Pared de cocina pintada de azul combinada con azulejos

Pared de cocina pintada / estiloydeco.com

También se puede utilizar un esmalte sintético por ser mucho más lavable y soportar detergentes y ciertos productos abrasivos.

Un consejo que os será muy útil, es pintar la pared con un acabado satinado o brillante ya que hace que haya una menor adherencia de la suciedad. Esto es importante porque nos facilitará la limpieza. 

Las pinturas especiales

Hay diversas técnicas para pintar una pared como los esponjados, brochazos cruzados, y distintas veladuras. Este tipo de acabados son perfectos si queremos resaltar alguna zona de la casa ya que rompe con el mítico acabado liso.

Como vemos, hay un montón de tipos de pinturas. Lo importante es saber escoger la idónea dependiendo de cómo sea nuestra pared y en qué zona se encuentre. ¡Anímate a dar un cambio de aires a tu casa!

Te puede gustar