Uso de palets en blanco para el hogar

6 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los palets de color blanco son una fórmula muy interesante para dinamizar e innovar dentro de la decoración del hogar.

Para proporcionarle a los interiores un carácter alternativo, podemos recurrir a objetos en desuso; con ellos, aplicaremos un efecto sorpresa al convertirlos en mobiliario. Un caso en particular es el uso de palets en blanco para el hogar.

Muchas veces queremos buscamos un recurso decorativo que pueda resaltar y atraer todas las miradas; sin embargo, pueden surgir dudas sobre el tipo de estética y qué materiales puedes ser empleados para ofrecer una nueva imagen en alguna de las habitaciones.

Los palets son polivalentes dentro del interiorismo. No hay que olvidar que su función principal es de soporte resistente y se puede amoldar a cualquier espacio, siempre y cuando le otorguemos cierta practicidad y contribuya estéticamente al efecto deseado.

Mesa central para el salón con palets en blanco

Mesa con palets en blanco
Imagen: pinterest.es

El epicentro fundamental del salón se consolida en el sofá. Este necesita, a su vez, una mesa central con la que pueda construirse el juego de coordinación entre todo el mobiliario, tanto en altura como en volúmenes; por eso, el tamaño de los palets es ideal.

La unión de ambos, uno encima del otro, nos ofrece un formato que se adapta a la perfección a la altura del sofá. El tono blanco emana cierta elegancia y ayuda a que se destaque más la mesa. No obstante, para que no sufra tanto la pintura blanca, se hace necesario colocar un cristal en la superficie.

Además, queda un segundo piso inferior donde pueden guardarse revistas y otros objetos. Para generar contraste, es recomendable que el sofá sea oscuro o, al menos, de un color que se complemente con la propia mesa.

Ofrece originalidad e innovación y realza la parte central del salón.

3 tipos de mobiliario para el jardín

Palets en blanco
Imagen: pinterest.es

El color blanco contrasta y encaja a la perfección con el tono verde del jardín. Sería como aplicar un poco de pureza y brillantez al tono natural del propio lugar. De esta manera, se consigue un efecto mucho más elegante, alternativo y sosegado. Veamos 3 maneras de decorar el jardín con estos palets:

  1. Todo jardín tiene su zona de recreación, donde poder relajarse y desconectar; por eso, los palets de color blanco, combinados los unos con los otros, pueden configurar un mobiliario con asientos y mesa. Deben tener cojines oscuros o de colores neutros para que contrasten.
  2. El jardín vertical puede ser tanto de interior como de exterior; sin embargo, es preferible que se sitúe en el exterior para que se encuentre en sintonía con el ambiente. El palet puede colgarse de un muro o situarse en un lateral, con el fin de que las plantas contrasten cromáticamente con el color blanco.
  3. Los palets también pueden funcionar como recursos sustentantes donde colgar velas, macetas, guirnaldas, banderines, etc. No importa qué se haga en la superficie, lo importante es que el propio color blanco ayudará a destacar el objeto que se sitúe justo delante del palet.

Una cómoda para el dormitorio

Una manera de trabajar los palets en el dormitorio sería convirtiéndolos en una cómoda. En el fondo, es un sistema muy sencillo, pero convendría que estableciésemos la unión de, al menos, dos de ellos para que ganen estabilidad y puedan disponerse de forma vertical.

Por otro lado, habría que disponer un tablero en la parte superior para que puedan colocarse objetos decorativos que adornen y, por supuesto, para que la propia cómoda tenga una funcionalidad. Le proporcionará a la habitación un toque más original y romperá los estereotipos de muebles convencionales y clásicos.

En la ruptura con los tradicionalismos se encuentra la innovación.

Otras aplicaciones de los palets en blanco

Biombo con palets en blanco
Imagen: pinterest.es

Los palets de color blanco también pueden servir como biombos si los unimos los unos a los otros. Para ello, vamos a necesitar hasta 4 dispuestos de forma vertical; eso sí, tienen bastante peso, por lo que sería idóneo que el biombo no se desplazara del lugar.

También está la posibilidad de que estos palets contribuyan a elevar la cama del suelo; es decir, que se conviertan en un somier rígido pero que guarde cierta sutileza gracias al color blanco.

Imagen principal: pinterest.es

  • Asenzo, Matilde; Menzel, Nora: Reciclado de muebles y objetos, Albatros, 2003.