4 encimeras de cocina de IKEA que te encantarán

Teresa Montes · 7 marzo, 2018
Elegir la encimera adecuada nos puede costar debido a la gran variedad que podemos encontrar en el mercado

La cocina es uno de los lugares en los que más tiempo pasamos. Sobre todo si nos gusta cocinar. Normalmente, se suele integrar la cocina con el comedor, para que podamos tanto preparar la comida, como comer allí.

No obstante, también es un espacio destinado al trabajo que usamos todos los días. Su principal función es darnos un punto de apoyo firme para poder manipular los alimentos y dejar diferentes objetos. Por eso, tiene que estar limpia siempre y ser resistente a cualquier impacto. También deben soportar la humedad y las altas temperaturas sin que se estropee.

Cada vez hay más diseños y estilos. Principalmente tendrás que tener en cuenta su durabilidad, estética y cuidado ya que hay ciertos materiales que requieren un mantenimiento especial.

A veces, elegir la encimera adecuada nos puede costar debido a la gran variedad que podemos encontrar en el mercado. En el post de hoy, te proponemos 4 opciones de encimeras de IKEA, para hacerte un poco más fácil la elección de la encimera perfecta.

1. Encimera de roble: HAMMARP

La madera es, sin duda, uno de los materiales que más se utilizan para la cocina. Esto es porque visualmente aporta calidez y confortabilidad. Las variaciones de color, textura y aspecto dependen en gran parte del tamaño y la edad del árbol, dando personalidad a la encimera.

El contra de este tipo de maderas es que requieren de un mantenimiento más cuidadoso. Esto es porque la madera absorbe gran cantidad de humedad. Por eso, es conveniente que se lije y cepille cada cierto tiempo si queremos conservarla en buen estado el mayor tiempo posible.

La parte buena es que cuentan con un mayor grosor y densidad que otros materiales. Además, son bastante más económicas y muy resistentes a los golpes.

El modelo que de encimera de roble estilo Hammarp va perfecto en cocinas que persigan un estilo cottage o nórdico. Aunque se integra muy bien con cualquiera ya que su color es muy versátil. Además, resiste perfectamente la humedad y las altas temperaturas. Al ser de roble aporta más dureza e impermeabilidad.

Para el cuidado del día a día será necesario limpiar con un paño ligeramente húmedo utilizando un limpiador que permita actuar en madera.
Para que el tablero adquiera una bonita pátina con el tiempo, es recomendable echar aceite behandla para el tratamiento de la madera. Este da brillo y protege la madera para que pueda durar más.

Encimera de roble Hammarp para cocina.

Encimera de roble: HAMMARP / ikea.com

2. Encimera negra efecto piedra: EKBACKEN

Este tipo de encimera es laminada. De esta forma se puede conseguir una mejor apariencia de piedra, sin que el precio se encarezca.

Son muy duraderas y fáciles de mantener. Al presentar bordes rectos y ser de color negra va perfecta en cocinas que presenten un estilo más moderno. Además, las encimeras de este color se están empezando a ver cada vez más, combinándolas con muebles blancos para generar un mayor contraste. Es, sin duda, una de las composiciones que más nos gusta para las cocinas, por la apariencia cuidada y delicada que proporcionan.

El laminado es un material resistente. No obstante, no es conveniente apoyar cacerolas calientes directamente en la encimera sin utilizar un salvamanteles. El calor puede estropearla y formar surcos o manchones.

Con este material, también tendrás que tener en cuenta otras precauciones como no echar productos químicos corrosivos, cortar directamente con el cuchillo o utilizar estropajos que puedan rayar la superficie.

Para su mantenimiento diario, valdrá con limpiar con un paño humedecido y un limpiador jabonoso.
Encimera negra efecto piedra: EKBACKEN para tu cocina.Encimera negra efecto piedra: EKBACKEN / ikea.com

3. Encimera blanca efecto mármol: EKBACKEN

La piedra natural de mármol o granito es un material que, junto a la madera, más se utiliza en encimeras. No obstante, su precio es mayor ya que su instalación, el traslado y el valor de la propia piedra es muy caro.

Por ello, IKEA propone este tipo de encimera laminada efecto blanca de mármol. Es mucho más asequible y el acabado es prácticamente el mismo.

El mármol es un material que aporta gran belleza y elegancia. Además, en este último tiempo se ha ido imponiendo como tendencia de diseño en la cocina. No solo como revestimiento de paredes, muebles u objetos, sino también en sitios de trabajo como encimeras.
Una de las variedades del mármol es el Calacatta. Presenta un delicado color blanco y unas pronunciadas vetas. Sin duda, una muy buena opción para incorporar en la cocina.

Para su cuidado diario, bastará con limpiarlo con un trapo húmedo incidiendo en aquellas zonas donde haya más manchas. En ningún caso se podrá utilizar un producto corrosivo ni un estropajo de lija, ya que al ser una superficie blanca se notarán más los rayones.

Encimera blanca efecto mármol: EKBACKEN para tu cocina.

Encimera blanca efecto mármol: EKBACKEN / ikea.com

4. Encimera efecto cemento: EKBACKEN

Las encimeras de cemento en cocinas, serán uno de los elementos estrella en esta temporada. Pueden ser de hormigón, de cemento, microcemento, naturales, coloreadas, en acabado mate, brillante etc. Hay muchísima variedad.

Este tipo de encimeras van genial en estilos más industriales y vanguardistas, en los que el diseño se vuelve tan importante.

IKEA nos propone esta encimera efecto cemento estilo Ekbacken, mucho más económica que una de material natural. Es muy buena opción relación calidad/precio. Sin duda, un acierto para aquellas personas que busquen estilo y ahorro.

Encimera efecto cemento: EKBACKEN para tu cocina.

Encimera efecto cemento: EKBACKEN / ikea.com

 

¿Te atreves a incorporar alguna de estas encimeras en tu cocina?