3 diseños increíbles de puertas correderas

Teresa Montes · 22 marzo, 2018
La mejor opción para ahorrar espacio y aislar tu casa del frío.

Las puertas son un elemento esencial en las casas. Permiten separar ambientes y aislar tu hogar del frío y el calor. Además, se convierten en un detalle decorativo más, aportando calidez y diseño a una estancia.

No obstante, es cierto que las puertas al abrirlas se comen mucho espacio útil, y más aun en casas reducidas dónde este se vuelve más importante. Por eso, es importante encontrar soluciones que nos ayuden a conseguir más metros dentro de un cuarto, sin renunciar al diseño.

En este tipo de situaciones, y en casas donde se da mucha importancia a la funcionalidad y estética, las puertas correderas se convierten en una gran idea. Ayudan a ahorrar espacio ya que se abren y se cierran en paralelo sin necesidad de gastar metros útiles. Son una solución personalizada perfecta que se adapta a las necesidades decorativas de tu hogar.

En el post de hoy te proponemos 3 diseños de puertas correderas. ¡Te encantarán!

1. Con guías de madera estilo rústico 

La madera como sabemos, es un básico en decoración de interiores y por eso, no iba a faltar en este tipo de puertas. La madera es un acierto seguro, donde la pongamos quedará bien.

Va muy bien con los estilos más rústicos. Dependiendo del tipo de madera y la anchura que tenga dará un acabado más rudo que otro. También se puede optar por poner dos puertas correderas pegadas con dos guías que se abran hacia los lados.

Esta opción con madera, va muy  bien para separar la entrada del salón. Le da esa elegancia con respecto a la distribución del resto de las estancias. También la podemos ubicar en baños ya que es el cuarto en el que mejor viene ganar unos centímetros de más.

Este tipo de puerta la podemos ver en las casas de campo o en las típicas de pueblo. En ella se intenta recrear los antiguos ambientes de antes, dando un toque más auténtico.

Puerta corredera de madera.
Puerta corredera madera / ventanasinfo.com

2. De cristal estilo contemporáneo

Esta sea, quizá la puerta corredera que mayor inversión económica necesita. Tanto por su material como por la instalación ya que es bastante complejo y delicado.

Este tipo de puerta de cristal admite incluir tanto guías visibles como discretas. Si queremos dar un ambiente más refinado y sutil, ideal para los estilos más minimalistas, lo que mejor irá es montar la puerta sin guías.

Si por el contrario, queremos conseguir un ambiente con un punto informal e industrial, le podemos colocar el sistema de guías visibles.

Esta última opción es algo más barata, pero no va bien con todo tipo de estéticas. Esta decisión dependerá totalmente de la decoración de tu casa.

Para dar otro toque a la puerta podemos optar por incorporar un ligero marco de madera o de aluminio en blanco o negro. Esto le dará un plus de modernidad a la estancia donde se encuentre.

No obstante, será importante que elijamos el marco que elijamos, combine con el color de los muebles ya que si no obtendremos el efecto opuesto al deseado.

Este diseño de puerta corredera de cristal, va genial para estancias como el salón. Aportan elegancia y distinción. Esto es importante ya que es lo primero que se ve antes de entrar.

También va muy bien en otros cuartos, como el dormitorio. Estas puertas le dan solemnidad al ambiente. En este caso, podemos utilizar un cristal que sea translúcido. De esta forma, dejaremos pasar mucha luz y abriremos más el espacio, generando mayor sensación de amplitud.

Puertas correderas de cristal tono oscuro.

3. Con guías estilo industrial

Este tipo de puertas correderas es una de nuestras preferidas. El estilo industrial se está llevando cada vez más adeptos, de ahí que no paremos de ver estas puertas integradas en un montón de ambientes.

Suelen ser de metal o aluminio chapado. Lo que se pretende conseguir es una estética similar a las fábricas antiguas. Por eso, estas puertas van tan y tan bien en estos ambientes.

Dejando las guías al descubierto conseguimos ese aspecto informal. Muchas veces las puertas correderas, mediante una instalación, admiten que se meta la puerta en un hueco dentro de la pared.

En este caso, nuestra recomendación es que, tanto la puerta como las guías, queden visibles. Así se consigue un diseño más auténtico.

También podemos combinar este tipo de puertas industriales con vidrio para que entre algo de luz a través de la puerta. Se pueden incorporan pequeñas ventanas de cristal con bordes con detalles en metal. Si da sensación de que el metal está oxidado, conseguirás una estética más real y con un toque diferente.

Puertas correderas de metal al estilo industrial.
Puertas correderas metal / pinterest.es

Como vemos, las puertas correderas es una de las mejores alternativas para ganar espacio y dar un toque más auténtico a tu casa. A parte de las que hemos comentado, hay un muchísimas más en el mercado, de un montón de materiales y variedades.

En términos generales, estas puertas ofrecen un sinfín de ventajas tanto funcionales como estéticas.

Solo le tendrás que dar tu propio toque personal.