6 clases de dispensadores de agua para el hogar

Pilar · 13 octubre, 2018
¿Conoces todos los dispensadores de agua que hay en el mercado? A continuación te los mostramos.

Hasta hace unos años los dispensadores de agua solo se encontraban en las empresas y edificios públicos. Actualmente se han convertido en un imprescindible en muchas viviendas y en el día a día de muchas familias. Esto es debido a que son muy prácticos, cómodos y además su variedad de modelos hace que siempre haya uno que se adapte a las necesidades del hogar.

A continuación te explicamos cuáles son los principales dispensadores de agua y las diferencias que hay entre los diferentes modelos disponibles en el mercado.

Según la temperatura del agua

Prácticamente todos los dispensadores de agua disponen de dos sistemas de salida. Aunque hay modelos muy básicos que solo proporcionan un tipo de agua, lo general es que tengan un grifo con un accionamiento de color azul y otro con accionamiento de color rojo. Debes saber que existe la opción de que expulsen el agua a dos temperaturas diferentes. Elige la que más se adapte a tus necesidades.

Grifos de un dispensador de agua.

Agua caliente

Mediante un sistema eléctrico, algunos dispensadores de agua disponen de un sistema de calentado de agua. Esta función es muy práctica si sueles tomar infusiones o té. Simplemente pulsando el accionamiento de color rojo tendrás una taza de agua caliente. Es una auténtica gozada no tener que esperar a que el agua alcance cierta temperatura como ocurre con el microondas.

Agua fría o del tiempo

Respecto al agua fría, se identifica por un accionamiento de color azul. Los dispensadores más básicos y de un precio más económico expulsan el agua a temperatura ambiente. Es decir, son simplemente un depósito de agua. En cambio, la mayoría de dispensadores tienen la capacidad de enfriar el agua y así la podrás tomar tal y como si estuviera en la nevera.

Una opción u otra dependen de la costumbre de cada familia, ya que beber el agua fría o del tiempo no es mejor ni peor, simplemente un hábito.

Según el método de enfriamiento

Quizá esta es la característica que menos tenemos en cuenta cuando vamos a comprar un dispensador de agua. El método de enfriamiento es fundamental porque de él dependen la temperatura del agua, la capacidad para enfriar y el ruido que realiza el aparato. 

No hay un accionamiento que sea mejor que otro, simplemente tienes que elegir el que más se adapte a tus necesidades.

Dispensador de agua.

Accionamiento mecánico

Si quieres tener agua muy fría y en muy poco tiempo tras haber colocado un nuevo depósito, debes elegir un sistema de accionamiento mecánico. Lo único que deberás tener en cuenta es que son un poco ruidosos en los momentos en los que el agua se calienta y el motor se pone en marcha para volver a enfriarla.

Accionamiento electrónico

No enfrían el agua tan rápido ni a unas temperaturas tan bajas como los de accionamiento mecánico. Su gran ventaja es que apenas hacen ruido por lo que son mucho más cómodos para el hogar.

Según el tamaño

Por último, hay que tener en cuenta el tamaño del dispensador. En las empresas son de gran tamaño porque lo usan muchas personas y no sería práctico tener que cambiar el depósito diariamente. En cambio, podemos encontrar dispensadores para el hogar de un tamaño más reducido y que se adapte mejor a las necesidades de la familia.

Dispensador de pie

Son los dispensadores más habituales. Si dispones del tamaño suficiente y tu familia es de varios miembros es la mejor opción. Puedes colocarlo en la cocina o en el salón y disfrutar de agua fría o caliente durante todo el día. Antes ocupaban más espacio, pero actualmente puedes encontrar modelos de pie muy reducidos y estéticos.

Dispensador de pie.

Dispensador de mesa

Perfectos para parejas o familias pequeñas. También son mucho más prácticos si tienes una cocina pequeña porque ocupan menos espacio. Se colocan en la encimera y cumplen la misma función que un dispensador de pie. Lo único que deberás tener en cuenta es que su depósito también es más pequeño y por lo tanto durará menos.

Hay un dispensador de agua para cada tipo de familia. Elige el que más se adapte a la tuya y a la vivienda y disfruta de agua fría, caliente o del tiempo de una forma cómoda durante todos los días del año.