6 maneras únicas de almacenar especias en tu cocina

Yamila Papa · 19 marzo, 2019
Al almacenar especias no solo tendrás todo más ordenado, sino que además estas durarán más tiempo y podrás dar con ellas en cuestión de segundos. ¡Ideal para cuando estás cocinando!

A la vista, en frascos, en la pared, o hasta en las propias macetas. Existen muchas maneras de almacenar especias en tu cocina para que no solo estén al alcance a la hora de usarlas, sino también que queden bonitas. En el siguiente artículo te damos algunas ideas que puedes usar para que los condimentos y especias sean protagonistas.

Almacenar especias: la organización lo es todo

Botes de cristal para especias.

No importa el tamaño de tu cocina, necesita estar ordenada. Así, cuando estás preparando la cena, puedes alcanzar los ingredientes de manera más sencilla.

En el caso de las especias, estas son imprescindibles para darle un sabor especial a nuestras comidas. La contrapartida es que necesitamos muchos botes o frascos pequeños para guardarlas, y eso a veces puede resultar tedioso, sobre todo en cocinas con poco espacio.

Algunos optan por comprar un especiero, pero no siempre alcanza la cantidad de frascos que contiene y terminamos añadiendo nuevos y dejándolos por doquier.

Es muy importante, más allá de cómo decidamos almacenar especias, que cada una esté bien diferenciada con una etiqueta donde se indique su nombre. Además, no podemos dejar de lado la siguiente máxima: “cuando se termina de usar, se guarda en su sitio”. Así será más sencillo que la cocina esté siempre acomodada.

Ideas para almacenar especias

Quizás no te gustan los especieros tradicionales (de esos que se compran en las tiendas), prefieres un DIY, o tienes demasiadas especias como para poner en un solo lugar. Aquí te damos varias ideas para que tu cocina quede ordenada y puedas acceder a los ingredientes de manera fácil y rápida.

1. Especiero pizarra

Especiero de pizarra negra.
Especiero pizarra / pinterest.es

Si tienes una pared libre (o un sector en la pared), puedes crear un especiero cuya base sea una pizarra negra para escribir los nombres de las especias. Coloca unas baldas de madera en la pizarra. En ellas colocarás todas tus especias, de manera que queden a la vista.

Para terminar el trabajo, puedes añadirle un marco de madera o del material que gustes y que combine con tu cocina.

2. Estantes bajo la alacena

Especiero en alacena.
Especiero / pinterest.es

Si quieres tener a la vista todas tus especias, una excelente manera es colocar uno o dos estantes debajo de la alacena. Algunos modelos de alacenas ya vienen con esto incluido, pero si ya la tienes, pon unas ménsulas, una madera y listo.

El inconveniente con esta opción es que debes ser muy ordenado con las especias, debido a que estarán más que visibles. Eso se soluciona comprando frascos que sean todos iguales y colocándoles etiquetas idénticas.

3. Un mueble especial

Mueble-especiero con ruedas.
Especiero / proyectos.habitissimo.es

Si estás diseñando tu cocina, esta idea te puede ser de gran utilidad. Similar a una cava para vinos, también existen muebles especiales que sirven para poner las especias; tienen varios estantes y son de tamaño compacto.

Algunos optan por colocarle ruedas o un sistema de guía para que cuando no se esté usando pueda esconderse. Así se evita la suciedad y el polvo en cada frasco.

4. Con cajas de refrescos

Especiero caja de madera.
Especiero / pinterest.es

Quizás hayas estado paseando por un mercadillo y hayas visto esas cajas que se usaban antiguamente para los refrescos, que tenía compartimentos donde colocar las botellas. Si las colocas de forma vertical en una pared o mueble, te quedará un especiero más que original.

Otra manera de lograrlo es comprar una caja de madera y añadirle las divisiones según el tamaño deseado. Tendrás que conseguir frascos iguales (de tamaño y diseño), para que se vean bonitos y bien ordenados siempre.

5. Dentro de un cajón

Cajón para especias.
Especiero / restylingclosets.com

¿Quieres almacenar especias en un nivel avanzado? Entonces te recomendamos que tengas un cajón especial para ellas. Existen diferentes maneras de conseguirlo. Por ejemplo, hay placas con agujeros donde introducir cada frasco o bote. Así, al abrir el cajón se ven únicamente las tapas (que deben tener etiquetas).

6. Plantas frescas

Siembra tus especias de manera original en recipientes bien identificados o en jardines verticales.

Por último, una excelente idea no solo para almacenar especias, sino también… ¡para tenerlas frescas todo el año! E inundar la cocina con un aroma delicioso que haga aumentar tus ganas de cocinar.

Coloca frascos o latas con tierra (también pueden ser macetas convencionales), y planta las diferentes plantas aromáticas. Recuerda que necesitan sol y agua para mantenerse y crecer.

Existen miles de maneras de almacenar especias. Lo importante es que encuentres una forma útil para ti y tus necesidades. ¡Elige la opción que te parezca más original, pero también más funcional!