5 pasos para crear tú mismo una alacena

Ivana Jerman · 19 octubre, 2018
¿Quieres economizar y crear tu propia alacena? En este espacio te mostramos algunas ideas para hacerla con tus propias manos. 

Puedes crear tu propia alacena para organizar los elementos de la mejor manera en tu cocina. Además, una de las ventajas de realizar tu propia alacena, es la posibilidad de crear los compartimentos a tu gusto. En la cocina a veces, es difícil organizar nuestros alimentos, especias y vajilla. Por este motivo es fundamental tener los elementos organizados y poder alcanzarlos rápidamente.

Tal es la razón por la que te mostraremos de qué manera puedes hacer tu propia alacena tú mismo. Además, te mencionaremos algunos elementos que puedes reciclar para ahorrar dinero. A continuación te mostramos cómo crear tu alacena en estos 5 pasos. 

Crea tu propia alacena

Para crear tu propia alacena deberás primero medir el espacio en tu cocina. Luego, podrás determinar el tamaño y la morfología que desees para tu futura alacena. Además, deberás considerar qué comodidades deseas tener en ella. De esta manera, podrás determinar si es necesario aplicar estantes, cajones, puertas y demás. A continuación te mostraremos una de muchas alternativas para crear un mobiliario de almacenamiento para tu cocina.

Alacena blanca abierta.

Materiales

Para realizar tu propia alacena puedes restaurar una vitrina o mueble antiguo y transformarlo. De lo contrario te enseñaremos a crear una alacena desde cero, abierta o cerrada, según tus gustos personales. Precisarás los siguientes materiales:

  • Cajones de madera o mimbre ( A elección).
  • Placas de madera.
  • Vigas de hierro.
  • Bisagras.
  • Puertas y cajones a medida ( A elección).
  • Taladro.
  • Tornillos.
  • Ruedas ( A elección).
  • Pintura y barniz ( A elección).
  • Tiradores para cajones.
  • Herrajes para puertas.

Estos materiales variarán según el estilo que desees aplicarle a tu nueva alacena. Dependerá si quieres hacerla cerrada o abierta y con qué materiales la quieres construir. Te recomendamos combinar madera y hierro para crear una hermosa alacena. Esta combinación de materiales es tendencia hoy en día. Además, podrás aplicarla en hogares con estética clásica, rústica o moderna y quedará muy bonita.

1- Arma la estructura

En primer lugar, procede a armar tu estructura de hierro. Una vez que ya tengas las medidas finales y los tamaños adecuados de las vigas de hierro únelas entre sí. Arma la estructura vertical y horizontal de acuerdo a la cantidad de repisas que desees introducir luego. De esta manera, tendrás la estructura principal de tu alacena que te servirá de sostén. Además, puedes considerar dejar un espacio mayor en el extremo superior. Esto es una gran idea, ya que puedes almacenar vajilla y objetos que necesites a diario. Luego, puedes distribuir los compartimentos para cajones con la misma distancia entre sí.

2- Aplica estantes

Deberás proceder a aplicar sobre las vigas tus estantes de madera. Si deseas, puedes intervenirlos con pintura y barniz. De esta manera, precisarás realizarlo antes de aplicar los estantes sobre la estructura. Elige una madera resistente y que mejor se adapte a tus necesidades.

Barnizar muebles

3- Alacena cerrada o abierta

Una vez que hayas armado la estructura con estantes, podrás decidir si quieres realizar tu alacena cerrada o abierta. Las alacenas abiertas son tendencia hoy en día. De esta manera podrás lucir la estructura principal de la misma.

Abierta

Si has elegido dejar tu alacena abierta, puedes aplicar varios cajones en cada una de las estanterías. De esta manera, puedes aplicar cajones de madera o cestos de mimbre, por ejemplo. Este tipo de elementos le darán personalidad y originalidad a tu nuevo mueble. Además, podrás crear pequeños compartimentos con ellos y destinarlos para cada elemento que desees introducir.

Cerrada

Por otro lado, si quieres mantener tu mueble cerrado, deberás primero cerrar los laterales del mismo con placas de madera a medida. Además, será necesario aplicar muebles y cajones a medida. Aplica las bisagras uniendo las puertas a la estructura principal de tu mobiliario. Podrás aplicar bellos tiradores a tu gusto y a juego con la estética de tu cocina.

4- Pinta y decora a tu gusto

Una vez que hayas terminado de aplicar todos los elementos necesarios, deberás proceder a decorar tu mueble. Puedes pintarlo con los tonos que más te agraden. Procura conjugar la estética y los tonos con los de tu cocina. De esta manera generarás una hermosa unidad visual. Puedes aplicarle un acabado avejentado en el color que te agrade, para darle un aspecto vintage y desgastado a la misma.

Alacena vintage.

5- Aplica ruedas si lo deseas

Por último, si lo deseas, puedes aplicar en la base de tu mueble 4 ruedas. De esta manera, podrás desplazarlo y cambiarlo de lugar dentro de tu cocina. Procura que las ruedas posean un tope de seguridad. Ya que si posees elementos frágiles en su interior y tu mueble se desliza accidentalmente podrás causar un accidente.

Tendrás así, una hermosa alacena DIY, creada con tus propias manos, con dimensiones y materiales a elección. De esta manera, podrás almacenar tus elementos de cocina y alimentos, de forma organizada. Prueba reciclando elementos y creando tu propio mueble con todas las comodidades que necesitas.