Así es la cocina perfecta, ¿se parecerá a la tuya?

La cocina perfecta existe y puede ser tuya siguiendo estos consejos que te traemos hoy. Toma nota y ponte manos a la obra.

No es que seamos unos quisquillosos, pero a la hora de elegir una de las estancias que nos gustaría que brillara por su perfección, sin duda alguna, esa es la cocina. Pasamos largas horas en ella, ahí preparamos los alimentos que nutren a la familia, cocinamos, lavamos y mantenemos charlas apasionantes entre los fogones. Si todo está bien en la cocina, las cosas marchan sobre ruedas, pero si es un desastre, el caos terminará por invadirte. Así es la cocina perfecta, ¿te apuntas a ella?

Una cocina perfecta paso a paso

Cada uno tiene sus gustos a la hora de elegir el estilo de su cocina, pero hay algunos elementos a tener en cuenta que harán que sea perfecta para todos, y hoy te vamos a contar todos esos secretos.

Muebles de aprovechamiento

Cocina amarilla monocromática.

A menos que seas un afortunado de los metros, y que no tengas problemas de espacio (y entonces es posible que no estés leyendo esto), casi todos nos las vemos y nos las deseamos a la hora de colocar todo lo que hay en una cocina.

Los pequeños electrodomésticos, las ollas, las sartenes, la vajilla, la cristalería, la comida… demasiadas cosas para un solo lugar. De ahí la importancia de optar por muebles con suficiente espacio para almacenar. Bien sea de suelo a techo si tu cocina es mini, o con opciones auxiliares y soluciones creativas para que todo tenga su lugar y facilitar que se mantenga el orden, los muebles de cocina son la clave del éxito.

Para ello, además de los muebles, puedes valerte de las paredes, poniendo barras en las que puedas colgar los utensilios de cocinar o, incluso, macetitas con plantas aromáticas que decoren y llenen de vida.

Bien iluminada

Decorar cocina monocromática.

Lo mejor sería que entrara la luz del sol a raudales, pero sabemos que no siempre es así, por lo que es importante que cuides muy bien los puntos de luz. Necesitas una zona de trabajo muy bien iluminada que no forme sombras y evite accidentes. La temperatura de la luz mejor que sea cálida, siempre resultará más acogedora.

Los materiales

Barra de cocina de madera.

Aquí va a depender de los gustos de cada uno, pero lo que sí debes hacer es unificar un criterio y darle armonía a toda la cocina. Si optas por una cocina de madera, cuida que el resto de complementos la acompañen, decide los colores principales y los complementarios.

Si es microcemento, ten en cuenta el estilo que quieres conseguir, si uno más bien rústico, o algo más parecido a una cocina industrial, ya que este material puede ofrecerte ambas posibilidades.

Esconde los electrodomésticos

Cocina en forma de u.

La cocina perfecta, sin duda alguna, es aquella que no está llena de cachivaches de por medio y de elementos que rompan la armonía. Por eso, te proponemos que integres los electrodomésticos con muebles panelados que harán que haya una mayor sensación de espacio.

Derriba algún tabique

Isla de cocina.

Una idea excelente es abrir la cocina, ya sea totalmente, o a través de una ventana acristalada o sin cristal que comunique con el comedor. Además de que es tendencia total, es una forma de revalorizar tu cocina con detalles más personales, sobre todo si tienes problemas de espacio.

Diseña una pequeña barra de cocina donde puedas desayunar o tus invitados puedan sentarse a charlar mientras preparas una deliciosa cena. No te preocupes de que los olores invadan toda tu casa, hay campanas extractoras muy eficientes que evitan este problema. Mira aquí todo lo que debes saber antes de abrir una cocina.

Invierte en decoración

Cocina con pared de baldosas blancas

No elijas los trapos al tuntún, cuida esos pequeños detalles. Llena de elementos de porcelana, cestos de fibras natural, o metal, dependiendo del estilo que se adapte más a ti, pero que sean estéticos y acordes con los colores y el resto de la decoración.

Así es la cocina perfecta: bonita, práctica, ordenada y luminosa. Teniendo estos puntos en cuenta, seguro que consigues que todo sea armonía tras los fogones.