¿Cómo elegir la encimera de una cocina?

Yamila Papa · 22 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 22 abril, 2019
Antes de comprar la encimera de una cocina debes saber los diferentes materiales con los que se confecciona y qué aporta cada uno.

La encimera de una cocina es fundamental, no solo en lo que a uso se refiere, sino también en la decoración. Por ese motivo, debemos prestar mucha atención al momento de comprarla.

Todo dependerá de nuestros gustos, del estilo de la cocina y hasta de cuánto tiempo emplearemos en limpiarla y mantenerla. Te contaremos más en este artículo.

¿Qué tener en cuenta al comprar la encimera de una cocina?

Encimera de cocina en negro.

La elección de la encimera de una cocina no es algo que debamos tomar a la ligera… ¡Puede ser la decisión más difícil! Claro, porque influye en el diseño y en la estética, también en el presupuesto y, por supuesto, en el uso posterior.

La encimera debe ser bien resistente para soportar cambios de temperatura y peso y, además, cumplir con la estética específica del estilo que le queramos dar a la cocina.

No es lo mismo un ambiente rústico que uno moderno, por ejemplo. Antes de comprar la encimera de una cocina debes tener en cuenta algunas consideraciones importantes.

  • ¿Le dedicarás tiempo a limpiarla y cuidarla o prefieres una que no requiera mantenimiento?
  • ¿Buscas una encimera que no se marque con las huellas o arañazos o quieres una resistente a temperaturas elevadas?
  • ¿Usas el horno bastante o cocinas con alimentos que sueltan color o jugo?
  • ¿Piensas más en el diseño o en la funcionalidad de la encimera de una cocina?

Esta última pregunta es quizás la más interesante de responder. Al momento de elegir la encimera, muchos se basan en la decoración y el color debido a que no usan demasiado la cocina. Pero otros eligen en cuanto a durabilidad y uso, ya que preparan la comida a diario.

En el caso de que tengas niños, te recomendamos que elijas un material que se limpie fácilmente y no necesite de mucho mantenimiento, como por ejemplo. un laminado.

Antes de comprar la encimera de una cocina reflexiona sobre tus expectativas en cuanto a propiedades y durabilidad, elige un material que encaje con tus gustos y preferencias y recuerda que este elemento es casi para siempre y debe adaptarse a la vida actual y futura.

¿Cuáles son los tipos de encimeras de cocina?

Una buena manera de elegir la encimera de una cocina es mirar todas las opciones disponibles en el mercado. Puede parecer una tarea algo aburrida, pero no lo es en absoluto. Los expertos recomiendan tocar todas las encimeras antes de tomar la decisión. ¿Por qué? ¡Porque el tacto es mejor consejero que la vista en este caso!

Si te diriges a la tienda sin saber nada de encimeras, te será más difícil la elección. Por ello, te recomendamos que al menos conozcas las propiedades básicas de cada material.

1. Laminada

Encimera lamianda Silestone gris.
Encimera laminada / leroymerlin.es

Las encimeras laminadas son las que están fabricadas sobre una base sólida a la cual se la ha fijado un material plástico. En la actualidad hay muchas opciones de acabado en cuanto a colores y patrones, casi podría decirse que es un producto personalizado.

El punto débil es que pueden filtrar humedad si no se instalan correctamente. Es necesario garantizar que no se estanque el agua en las uniones con muebles y paredes. Lo positivo es que tienen una excelente relación calidad/precio.

2. De madera

Encimera de madera para cocina.

No hay dudas de que una encimera de madera es la más bonita, pero lo malo es que requiere de cierto mantenimiento: barnizado, cepillado y lijado con cierta periodicidad.

Además, las encimeras de madera son vulnerables a la humedad, se manchan fácilmente y se marcan con los golpes o los cortes. Y no son demasiado baratas, ya que para que dure más se deben comprar piezas más gruesas.

3. Cuarzo

Encimera de cuarzo blanco para cocina.

Para crear esta encimera se mezclan partículas de cuarzo natural con resina de poliéster. El resultado es un aglomerado muy fuerte y resistente. Se limpia con facilidad y viene en muchos colores disponibles.

4. Encimera de una cocina de mármol o granito

Encimera de granito blanco Castilla.

Los materiales pétreos son los más usados para las encimeras de la cocina. Sus principales ventajas son la durabilidad y la longevidad.

Si bien se usan más los colores grises o negros, lo cierto es que podemos encontrar diferentes tonos. El acabado puede ser pulido (liso) o flameado (rugoso), y es muy fácil de limpiar.

Lo malo de la encimera de una cocina de mármol es que se trata de piezas muy pesadas y difíciles de transportar o manipular. Si tienes una cocina en L, probablemente tengas que comprar dos encimeras separadas y unirlas.

También podemos optar por una encimera de una cocina de acero inoxidable, cuya principal característica es que es eterna. Resiste a los golpes, las altas temperaturas y la humedad.