Mármol o cristal para la mesa

Francisco · 7 noviembre, 2018
Tanto el mármol como el cristal son dos materiales muy interesantes para la decoración. Cada uno proporciona una serie, un significado según se amolda a la decoración.

Una mesa necesita un tablero resistente, fuerte y con firmeza. En ocasiones nos preguntamos qué material puede ser mejor, ¿mármol o cristal para la mesa? Tanto el uno como el otro pueden ser buenos para la decoración y la funcionalidad.

¿Qué diferencia hay entre utilizar uno u otro? Realmente, no hay nada extraordinario en cada uno; va a ser el tipo de estética la que nos aporte un sentido u otro para la decoración, pero en cuanto a la resistencia ambos ofrecen posibilidades semejantes.

Ya sea para el salón, la terraza o el dormitorio, debemos atender al tipo de apariencia y color en el caso del mármol. Por supuesto, influye también la decoración que haya a su alrededor y la manera en que se complementa en conjunto.

El mármol, una roca metamórfica

El mármol se conforma a partir de rocas calizas, alcanzando un nivel de compactación tal que obtiene resistencia, solidez y destellos cristalinos. Así, según el tipo de formación y estructura, puede llegar a tener un color u otro.

Mesa de mármol negra.

Las gamas cromáticas son realmente amplias; pueden abarcar desde el blanco hasta el rosa. Dependiendo del tipo de color se le puede aportar un contenido y significado al espacio; por eso, es importante escoger bien el tipo de mármol para la mesa.

  • Blancos: algunos son más oscuros que otros. Se consigue un carácter elegante, puro y muy interesante, especialmente para terrazas.
  • Grises: por supuesto, son neutrales, elegantes y refinados. Generan paz y tranquilidad, no obtienen protagonismo y combinan bien con otros colores. Son muy utilizados para encimeras de cocina.
  • Crema: calidez y sencillez, pero además versatilidad y suavidad. 
  • Rosa: este color puede ofrecer posibilidades como más claro u oscuro, pero no pierde lucidez, elegancia y sutileza. Para los salones puede ser un recurso muy apropiado.
  • Tonos más intensos: tanto el verde, amarillo o marrón, pueden ser colores fuertes y cargados de carácter. Bien es cierto que pueden contrastar mucho con otros recursos de alrededor, pero si se quieren combinar adecuadamente, dialogan muy bien con el blanco.

El cristal, un recurso transparente

La mayor diferencia que podemos encontrar entre el mármol y el cristal es el color y la opacidad. En el caso del mármol, hay muchos colores y posee una opacidad muy consistente; en cambio, el cristal es transparente o semitransparente y también es bastante duro.

Mesa de cristal.

  • Vidrio monolítico: modelo prototípico que posee consistencia, firmeza y funcionalidad. Puede ser rayado en caso de accidente, pero la mayoría de las mesas de cristal tienen esta tipología por ser de coste más bajo.
  • Vidrio laminado: consta de varias láminas de cristal. Es mucho más resistente, menos posibilidad de roturas y rayados y se caracteriza por ser blindado.
  • Vidrio templado: este ejemplar es el más fuerte, seguro y firme. Por supuesto, si sufre un golpe fuerte puede romperse, pero denota una clara capacidad de resistencia.
  • Vidrio mate: este tipo no es transparente sino traslúcido, todo gracias a un tratamiento con ácido que permite el paso de luminosidad pero no puede verse a través de él; incluso, los puede haber de colores.

– A la hora de elegir qué es lo mejor para una mesa, si mármol o cristal, la decoración de tu hogar te dará la respuesta.-

Adecuación de cada tipo de mesa a la decoración

Tanto el vidrio como el mármol pueden funcionar bien en la decoración de tu hogar. Ambos van a proporcionar una eficacia y durabilidad.

Mesa de cristal.

Según la decoración que haya en cada espacio así se podrá escoger un tipo de mesa u otra. El conjunto será el que nos resuelva qué mobiliario y materiales se ajustan mejor al ambiente.

  • Salón: si se quiere dar un carácter más serio, sutil y elegante, el mármol es buena elección. Conviene que sean muebles de reducido tamaño para que no se desproporcione la decoración.
  • Dormitorio: tanto para una mesa de noche como para una cómoda, el mármol puede encajar a la perfección, sobre todo el de color blanco; sin embargo, el cristal puede ser muy interesante para la mesilla de al lado de la cama.
  • Terraza: tanto uno como el otro quedan muy bien, pero hay que destacar el cristal como un recurso que, combinado con la forja, puede servir para mostrar de manera directa la estructura interna de la mesa.

En definitiva, cualquiera de los dos materiales son útiles para darle a tu hogar un toque sutil y elegante. No obstante, estudia bien la decoración interna antes de proceder a la elección.