Detalles y acabados para una cocina atemporal

23 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Si estás pensando en reformar tu cocina, seguro que te encanta esta propuesta. Las cocinas atemporales son siempre elegantes y nunca pasan de moda

La cocina es, en muchos sentidos, el corazón de una casa. Por eso, ponemos mucho de nuestro amor y presupuesto en su diseño y decoración. A menudo incluimos las últimas tendencias, que hoy son maravillosas, pero que puede que dentro de algún tiempo dejen de parecernos de nuestro gusto. Por esa razón, una cocina atemporal es siempre un acierto.

Una cocina atemporal es aquella en la que sus elementos más importantes, muebles, encimeras y acabados no van a pasar de moda durante los próximos diez años. Para conseguir este objetivo la cocina debe estar bien diseñada y pensada, debe ser funcional y con un acento clásico.

Los colores en el diseño de una cocina son los primeros que van a darnos las claves de cuánto tiempo va a estar un diseño de moda y cuándo empezará a verse anticuada. Esto también se aplica al estilo de muebles y encimeras que vayamos a elegir.

Decidirse por una cocina atemporal puede, además, ahorrarnos mucho dinero con el tiempo. Elegir el estilo, los colores, los materiales y los acabados adecuados es una inversión en tiempo y dinero que dará sus frutos de inmediato y que requerirá poca o nula inversión extra en el futuro.

¿Cómo son las cocinas atemporales?

Materiales para encimeras de cocina.

Las cocinas atemporales están diseñadas en base a tonos neutros. Las cocinas en colores vivos son muy llamativas y tuvieron un momento de gloria, pero la experiencia nos dice que los tonos neutros siempre son vanguardia.

Los muebles de las cocinas atemporales son de estilo clásico. Son muebles contemporáneos, pero con un elegante acento de tradición. Hacen de las cocinas espacios más acogedores y las convierten casi en salones donde apetece pasar nuestro tiempo.

Las puertas de los armarios de cocina deben incluir elementos de vidrio. Las puertas con vidriera llevan estando de moda desde principios del siglo XX y van a continuar gustando.

Aportan un toque de contraste y profundidad, alivian la sensación de pesadez de los muebles de madera y son magníficos escaparates para lucir nuestras queridas colecciones de menaje.

Los materiales son de muy buena calidad. Requieren una inversión algo mayor, pero es una de estas apuestas que uno agradece desde el primer momento.

La cocina es el lugar de la casa donde el desgaste es el protagonista. Las encimeras son las protagonistas indiscutibles de una cocina atemporal.

Acabados llenos de detalles clásicos. Las cornisas en techos, paredes e, incluso, marqueterías clásicas en los muebles terminan de dar el toque de efecto eterno a una cocina atemporal.

El objetivo es crear un espacio hermoso que refleje nuestra personalidad y que lo defina como el alma de la casa. Si aún así no sabes por dónde empezar, te damos algunos consejos.

Cocina atemporal nórdica blanca

Cocina blanca iluminada.

El estilo nórdico es uno de los más actuales y uno de los estilos que con seguridad va a quedarse entre nosotros durante mucho tiempo. Son cocinas monocromáticas, donde el blanco es el color protagonista y el negro el que lo hace destacar.

Una cocina atemporal en estilo nórdico es una cocina de aspecto limpio, donde el orden prima por encima de todo lo demás. Contiene todos los elementos necesarios, pero ni uno más. Los suelos de estas cocinas son de madera blanca, que dan una sensación inigualable de confort y calidez.

Cocinas inspiradas en el campo

Iluminación de una cocina rústica.

Otra opción maravillosa para una cocina atemporal con todas las características descritas anteriormente nos la brinda el estilo farmhouse. La inspiración, sacada de las casas de los granjeros de Estados Unidos, en este estilo nos garantiza una cocina atemporal que nos gustará durante mucho tiempo.

Otro detalle que jamás pasa de moda es sustituir varios de los armarios superiores por estanterías abiertas o plateros. Dan un toque maravillosamente informal a la cocina y nos permiten tener lo más necesario siempre a mano.

Electrodomésticos con acabado en acero inoxidable

Mesa redonda para la cocina.

En las cocinas blancas, o en cualquier color neutro, los electrodomésticos con acabados en acero inoxidable nos dan el elemento de anclaje perfecto, nos aportan contraste y una estética de calidad.

Una cocina de muebles clásicos con electrodomésticos en acero inoxidable parecerá siempre moderna, funcional, sofisticada y atemporal.

Aportar profundidad a la cocina atemporal

Cocina gris monocromática.

El problema de muchas cocinas es que dan sensación de ser algo planas y monótonas. Para evitar esto, nada mejor que añadir algunos colores de contraste intenso, como los grises oscuros o los negros mate, para que el aspecto de la cocina blanca no resulte abrumador.

Podemos jugar con algún panel de la pared, pero también con pequeños e importantes elementos, como la grifería o los accesorios de iluminación. Incluso, las encimeras son un elemento perfecto para jugar con la profundidad y las texturas.