Vamos a planificar la cocina de tu vida

Mónica Heras Berigüete·
Sabemos que planificar la cocina de tu vida no es tarea fácil; por eso, queremos darte unos consejos para que lo logres.
 

Si estás por estrenar cocina, detente un momento y piensa qué armarios quieres, de qué material va a ser tu encimera o dónde pretendes colocar la zona de lavado; de esta forma, lograrás que sea cómoda, práctica y capaz. Hoy, queremos ayudarte a planificar la cocina de tu vida.

Nociones básicas para planificar la cocina de tu vida

Planificar la cocina de tu vida

El triángulo perfecto

Lo primero que deberías hacer es trazar un triángulo imaginario y cada una de las puntas tendrá la zona de cocción, la zona de aguas y la zona de almacenaje. De esta manera, te resultará mucho más cómodo el desplazamiento.

Los armarios de la cocina de tu vida

A la hora de planificar la cocina de tu vida, empieza por los armarios bajos, es decir aquellos que están a nivel del suelo como los esquineros, el mueble que pondrás bajo el fregadero y bajo la placa, el lavavajillas y el resto de los armarios. Ten en cuenta el ancho y el peso que son capaces de soportar.

Luego, deberás evaluar los muebles altos. Aquellos con frentes basculantes son ideales para poder ver todo lo que guardas dentro, aunque elevan el presupuesto considerablemente. Antes de colocar cualquier cosa, piensa en las áreas de distribución mencionadas arriba y, así, podrás poner los platos cerca del lavavajillas y la despensa al lado de la zona de cocción. Verás la de tiempo que te ahorra y lo fácil que te resulta el día a día.

 

¿Cuáles son las medidas a tomar en cuenta? Necesitas una superficie de trabajo con un mínimo de 60 cm para que puedas cocinar; no obstante, cuanto más sitio tengas, mucho mejor. Considera que haya espacio suficiente para abrir el lavavajillas, el horno y el frigorífico.

En cuanto a las campanas, dependerá de si eliges una de pared o de techo. En el primer caso, lo ideal es que la sitúes a una altura de 60 cm de la placa mientras que la segunda opción debería estar a 140 cm.

¿Qué material vas a elegir para planificar la cocina de tu vida?

Planificar la cocina de tu vida

  • Lacados: son los materiales de cocina más caros, los más resistentes y los que más posibilidades decorativas nos ofrecen. Hay un montón de acabados y colores y, dependiendo de las capas de lacado que tengan, así irán encareciéndose.
  • De madera: sin dudas, unos muebles de cocina de madera son una opción que nunca pasa de moda. Son resistentes y pueden ser bastante neutros, por lo que se adaptarán bien al estilo decorativo que tengas. Es importante que sea un tipo de madera resistente al calor, la humedad y a los productos de limpieza.
  • Laminados: son económicos y duraderos. Aguantan el calor, la humedad, los productos químicos y todo el traqueteo de una cocina. Eso sí, estéticamente no siempre son los más bonitos.
 

Dudas frecuentes al planificar la cocina de tu vida

Seguro que te pasan por la cabeza un montón de dilemas: ¿con o sin tiradores?, ¿armarios o cajones?, ¿blanca o de color?, ¿abierta o cerrada? Descubre algunas ideas para que puedas elegir mejor.

Cocinas paneladas o sin panelar

Si quieres que tus electrodomésticos queden ocultos, la mejor solución es panelar la cocina. Así, todo quedará limpio visualmente. Eso sí, tienes que saber que te va a comer algunos centímetros, por lo que esta solución no es tan recomendable si tu cocina es pequeña.

Cocina abierta

Con barra o cerrada

Si tienes una cocina abierta, una isla es una idea estupenda. Una opción puede ser alargar la encimera a manera de barra. Así, podrás separar ambientes y tener un espacio para comidas rápidas, desayunos o para que te acompañen mientras cocinas con una copa de vino. Si, además, puedes poner una columna de cajones, tendrás espacio de almacenaje extra que nunca viene mal.

Armarios o cajones

A la hora de planificar la cocina de tu vida, puedes dudar sobre si poner cajones o armarios en la zona baja. En los últimos años, los cajones extraíbles han ganado adeptos ya que son la mejor forma de tener todo a la vista y en orden. Aunque, por otro lado, también suelen incrementar el precio.

 

Seguro que estás mucho más cerca de tener la cocina con la que siempre has soñado, ¿verdad?