4 problemas que puede haber en casa con las tuberías

Sofia 29 julio, 2018
Los problemas con las tuberías pueden darnos más de un dolor de cabeza. Conoce los más comunes con este artículo.

En este artículo queremos explicarte cuáles son los problemas más comunes que pueden darnos las tuberías en casa. La verdad es que, al no encontrarse a la vista, muchas veces no les prestamos mucha atención, por lo que luego nos encontramos directamente con algún problema o fallo.

Sin embargo, su cuidado y mantenimiento son muy importantes. Aunque las tengamos muy cuidadas, pensemos que con el paso del tiempo se irán desgastando. Y si encima tenemos algunos malos hábitos se estropearán con mayor rapidez.

Al reformar nuestra casa, debemos contemplar también la posibilidad de arreglar o incluso cambiar las tuberías, sobre todo si la casa tiene muchos años. Además, es muy importante tenerlas en cuenta si quieres cambiar de sitio la cocina o el baño. Verás que no siempre será posible. En los siguientes apartados, te dejamos algunos datos sobre los problemas más comunes que pueden darnos las tuberías.

1. Malos olores

La verdad es que son muy frecuentes, sobre todo en las épocas de más calor. Normalmente, su origen está en restos de alimentos descompuestos. Por eso, es muy importante eliminar todos los restos de los platos, para tirarlos a la basura y no por el fregadero.

También puede suceder como consecuencia de la descomposición de los materiales que sellan las juntas de las tuberías. Es importante renovar esos puntos de sellado. Tener un buen olor en nuestra cocina y baños no es tan difícil, solo hace falta tener un poco de cuidado.

2. Atascos

Es uno de los problemas más frecuentes. Pueden darse cuando los restos de jabones y detergentes se secan y solidifican, formando una capa que irá creciendo poco a poco, impidiendo el correcto paso de los otros restos. De igual manera, no debemos verter aceite u otros productos que no se degraden con facilidad.

Y en los baños, procura colocar rejillas en las duchas y lavabos para que no se cuelen muchos pelos, podrían formar un atasco. En cuanto a los inodoros, es importante depositar en ellos solo el papel, no toallitas húmedas o compresas, por ejemplo.

3. Problemas con el flujo de agua

En algunos casos, podemos encontrarnos con un flujo extremadamente bajo de agua. Lo más usual es que sea un problema de presión o que haya un atasco.

En el primer caso, quizás sea suficiente con revisar las válvulas pertinentes o abrir un poco más la llave de paso. En el caso del atasco, debemos optar por algún tipo de producto para deshacerlo, ya sea una opción casera, un desatascador o un producto químico.

tubería con mucha presión

4. Agua con suciedad

Es de los problemas más fáciles de solucionar, ya que lo más normal es que sea consecuencia de no abrir desde hace tiempo ese grifo. Por eso, suele pasarnos tras volver de las vacaciones. Es típico un color marrón o rojizo, en ocasiones incluso encontramos algunos pequeños sedimentos o que el agua esté un poco turbia.

En general, con dejar los grifos abiertos durante unos minutos, será más que suficiente para que el agua vuelva a tener su color natural. Si no, es una señal clara de que debemos cambiar las tuberías, sobre todo si tienen ya bastantes años. Al reformar casas antiguas, esta es una de las obras que vemos más a menudo.

Como ves, estos problemas no son muy difíciles de solucionar. En general, bastará con un desatascador o algún otro tipo de producto, ya sea químico o natural, que puedas hacer tú mismo en casa.

Aun así, debemos procurar unas tareas de mantenimiento de forma periódica, para prevenir, por ejemplo, con líquidos de vez en cuando para limpiar y despejar la tuberías. Por lo demás, también podemos ayudar intentando no verter en ellas demasiados restos, ya sea de alimentos, de detergentes, pelos, toallitas, etc.

Obviamente, además del paso del tiempo, también es posible que la red de cañerías no esté bien construida desde el principio. Eso puede ser un poco más difícil de identificar. Por ejemplo, puede ser que haya muchísimos giros, por lo que se acumularán más restos. Es importante que los giros que haya sean de 90º, ya que si son de menor ángulo entorpecerán un poco el paso de los residuos pertinentes.

Te puede gustar