¿Cómo elegir tu grifo de cocina?

28 marzo, 2018
Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber para elegir tu grifo de cocina.

Elegir tu grifo de cocina es una tarea que no debe pasar desapercibida ni ser menospreciada pues es un elemento muy importante.

La cocina es una zona muy importante de la casa ya que es una de las estancias donde más tiempo se pasa. Por lo tanto, es una zona de paso muy frecuente que debe tener elementos de alta calidad para que sean duraderos, además de seguros.

Antes de decidirnos por un grifo u otro es importante que tengamos en cuenta aspectos como la estética general de la cocina, es decir su estilo decorativo, el material, pues como decíamos deben ser elementos duraderos y también el tamaño del fregadero.

Sobre estos aspectos y algunos otros hablaremos en este artículo, de esta manera te ayudaremos a elegir tu grifo de cocina.

Tipos de grifos

En la actualidad hay diferentes tipos de grifos. Elegir el adecuado es fundamental para que este elemento realmente sea funcional.

Según su instalación, encontramos los siguientes grifos.

Instalación sobre repisa

Este tipo de grifo es aquel que se encuentra fijado en el fregadero en la encimeraEs la más habitual.

Instalación en la pared

También es muy utilizada pero sobre todo en tiempos pasados. Hoy es difícil encontrar este tipo de grifo.

Grifo para cocina en la encimera.

Según su apertura, los grifos pueden ser de los siguientes tipos.

Bimando

Este tipo de grifo, como su nombre indica, cuenta con dos mandos. Esto es, principalmente, para regular el caudal y la temperatura ya que uno es de agua caliente y otro de agua fría.

Son adecuados para todo tipo de fregaderos y pueden ir montados directamente sobre la encimera.

También son conocidos como monoblock.

Monomando

Por el contrario, los grifos monomando solo tienen un mando para regular la temperatura y el caudal.

Son los más utilizados debido a su facilidad de uso ya que permite utilizar el grifo con una sola mano.

Por otra parte, el monomando puede instalarse tanto en el centro como en uno de los laterales del cuerpo del grifo.

Grifo monomando para cocina.

Para elegir tu grifo de cocina adecuado, también debes tener en cuenta el tipo de grifo según el caño.

Siguiendo este criterio, los grifos pueden ser de las siguientes maneras.

Caño alto

Son bastante funcionales ya que permiten llenar ollas grandes.

Eso sí, si te decantas por un grifo de caño alto, ten en cuenta que no debes tener ventanas cerca del mismo, o por lo menos no una que se abra hacia adentro.

Este tipo de grifo no está indicado para fregaderos pequeños porque salpicaría la encimera.

El grifo de caño alto es apto para cualquier tipo de instalación, tanto para la de repisa como para la de pared.

Caño bajo

Si tienes una ventana con apertura hacia dentro justo delante del fregadero, este grifo es el que debes elegir ya que te va a permitir abrirla con facilidad.

El contra de este grifo es que reduce el espacio del fregadero.

También son conocidos como grifos de caño horizontal.

El tipo de instalación que requiere este tipo de grifo puede ser tanto de repisa como de pared.

Caño extraíble

Elegir tu grifo de cocina con caño extraíble es, probablemente, una de las mejores decisiones que puedas tomar.

Se trata de un tipo de grifo que aporta mucha flexibilidad ya que permiten retirar el extremo por donde el agua sale para poder llegar con él a donde lo necesites. Generalmente no suelen superar los 50 cm.

En la actualidad están en tendencia, sobre todo los que tienen muelles. Son también conocidos como de chef o profesionales y quedan perfectos para cocinas de estilo industrial o moderno.

Eso sí, ten en cuenta que solo puedes elegir este caño si el grifo va instalado sobre repisa.

Grifo extensible de muelles.

Caño abatible

Se trata de un tipo de grifo también flexible porque puede plegarse sobre si mismo. Es perfecto si tienes una ventana delante del grifo. Son compatibles con la instalación de repisa.

Manos libres

Sí, también hay grifos con caños “manos libres”. Son grifos muy prácticos ya que tienen un pedal a través del cual podemos abrir o cerrar el flujo de agua. Este pedal se encuentra en el suelo.

Conclusión

Por último, nos gustaría darte 3 consejos para ayudarte a elegir tu grifo de cocina.

En primer lugar, analiza tu necesidades. Es decir, cómo es tu cocina, si tienes ventanas o no en la zona del fregadero podrás instalar uno u otro grifo, la distribución. También si pasáis mucho tiempo en la cocina.

Algunas personas tienen un tren de vida que no les permite mucho estar en casa y por ende no utilizan mucho la cocina. Otras, en cambio, tienen una gran familia y la utilizan mucho.

En segundo lugar, mide tu grifo. No vayas a la tienda sin saber las medidas de éste.

Por último, ten en cuenta el estilo general de la cocina. El grifo debe ser un elemento que esté en armonía con el resto.

Te puede gustar