4 ideas de cocinas en pisos pequeños

Sofía Sangrador · 22 marzo, 2018
¿No tienes mucho espacio en tu piso? Aquí te hablaremos sobre cómo acondicionar las cocinas en pisos pequeños, para conseguir a pesar de todo sensación de amplitud.

Si vamos a vivir en un piso pequeño lo normal es que todas las habitaciones sean proporcionales, es decir, tengan también un tamaño reducido. Las cocinas no se libran de eso, por lo que hay que saber sacar partido a sus cualidades, para conseguir un diseño funcional a la vez que bonito. En el siguiente artículo te damos ideas sobre cocinas en pisos pequeños, esperamos que te sirvan de ayuda.

En general debemos prestar mucha atención a todo el espacio disponible, para aprovechar al máximo sus cualidades. Por eso, muchas veces se encargan los muebles totalmente a medida. De esta forma no se desperdiciará ni un centímetro de espacio.

Que un piso sea pequeño no significa que no podamos vivir cómodamente en él. Simplemente hay que tener más cuidado con la distribución y amueblamiento de cada espacio.

¿Qué es el diseño? Un plan para colocar elementos de la mejor manera y así lograr un propósito en particular.

-Charles Eames-

A continuación, te dejamos cuatro ideas a tener en cuenta en las cocinas en pisos pequeños.

Espacios de almacenamiento

Sin duda, son un recurso muy importante. Si consigues mantener tu pequeña cocina limpia y ordenada, parecerá más grande.

Para ello hay que tener en cuenta el espacio existente, adaptándonos a él. No podemos introducir más elementos de los que caben sin tener sensación de abigarramiento.

Son muchas las cocinas en las que vemos el problema de la falta de espacio. Hay que ser ingeniosos y buscar soluciones prácticas, sacando espacios de almacenamiento de todos los lados posibles.

No olvides que los muebles multiusos o multifuncionales y plegables también son una buena opción. Además hay muchísimos modelos. Son muy útiles en las zonas en esquina, a las que a veces no sabemos cómo dar uso.

Por otro lado están todos aquellos complementos que ayudan también a organizar todos los utensilios. Ejemplo de ello son ganchos, cestas, tarros, barras para colgar trapos o tazas… Podemos colgarlos en las paredes o colocarlos en superficies planas, incluso en la parte interna de las puertas de los muebles o en el interior de los cajones. IKEA nos ofrece una amplia y económica variedad en soluciones de almacenamiento.

Por último, recuerda que puedes incorporar a esos muebles (como estanterías y armarios) puertas de cristal. Con las puertas de cristal aumentará la sensación de amplitud. 

Muebles para una cocina pequeña.

Distribución

También debemos prestar atención a la distribución, para aprovechar al máximo las cualidades del espacio.

Escojas la distribución que escojas, recuerda que cuantos menos muebles mejor. Por eso, puedes seguir las pautas de la decoración minimalista. De esta forma evitaremos que se sature el espacio. Una buena cocina debe tener de todo en el mínimo espacio posible.

En cuanto a las principales formas de distribución para tu cocina, destacan las siguientes:

  1. En L: con las encimeras se forma un ángulo de 90º. Te la recomendamos sobre todo si tu cocina tiene planta cuadrada.
  2. En U: se usan tres de las paredes de la estancia. Lo bueno de este tipo de cocinas es que no exigen que te muevas demasiado mientras cocinas.
  3. En paralelo: como indica su nombre, en estas cocinas hay dos líneas de trabajo enfrentadas. Eso sí, debe haber la suficiente distancia entre ambas como para que no haya problemas de circulación.
  4. En línea: es decir, con un solo frente. Todo está ante una sola pared. Es ideal para cocinas alargadas y/o estrechas.

En todos los casos podrías incorporar una isla, pero no te lo aconsejamos demasiado, ya que quitan bastante espacio, aunque también es verdad que son muy cómodas y útiles.

Debes escoger una distribución que permita libertad de movimientos y tener todo a mano, sin vernos entorpecidos de ninguna manera. No olvides que las puertas al ser abiertas ocupan cierto espacio: si tu cocina es muy pequeña quizás sea mejor colocar una puerta corredera.

Cocina en línea.

Iluminación

Nunca debemos olvidar que la iluminación es algo fundamental. Con una buena iluminación podemos conseguir aumentar la sensación de amplitud de un espacio que realmente es muy pequeñito.

Obviamente primero hay que potenciar en la medida de lo posible la luz natural. Piensa en la orientación de las ventanas: las zonas situadas hacia el sur son las que reciben más luz.

Si es posible, haz las ventanas muy grandes y si no hay, plantéate construirlas, siempre que se pueda (hay veces que no está permitido). Por otro lado, debes coger unas cortinas o estores que permitan el paso de la luz, es decir, que no la tamicen demasiado.

Eso sí, debes tener cuidado que la luz no incida de manera directa sobre los alimentos, para que no se estropeen. En muchas ocasiones es posible apostar por una luz direccionada o una luz que presente la posibilidad de ser graduada. Piensa también que escogerás una luz más cálida o fría en función del estilo decorativo que más te guste. Por ejemplo: usaremos una luz cálida en cocinas rústicas, no minimalistas.

Además, recuerda que algunos colores potencian la luminosidad. Es importante conocer la psicología de los colores. Un ejemplo es el amarillo, color de la luz y del sol. Sin embargo, hay que tener cuidado al utilizarlo, para que no quede una cocina demasiado chillona. También puedes usar colores claros y neutros, como blanco, beige, crema o gris.

Siempre puedes combinarlos con otros toques de colores más fuertes, de acuerdo a tus gustos y al estilo decorativo que hayas escogido.

Ejemplo de una cocina pequeña amarilla.

Cocinas abiertas al salón

Por último queremos plantearte la opción de las cocinas abiertas, también conocidas como cocinas americanas. Son muy útiles en las viviendas pequeñas, ya que al estar unidas al salón, hacen que ambos espacios parezcan más grandes de lo que realmente son.

Solo debes tener cuidado para mantener la continuidad visual entre ambos espacios. Para ello puedes escoger un mismo tipo de suelo como elemento de unión. También puedes colocar una barra que una y a la vez separe los espacios.

Así, si la cocina no tiene ventanas, podrá verse beneficiada por la luz natural que entre desde el salón.

Sin duda esta es de las mejores opciones para ampliar el espacio de nuestra cocina.

Cocina americana para un piso pequeño.

Como ves, no es tan difícil conseguir que las cocinas en pisos pequeños sean espacios diáfanos, prácticos y funcionales. Todo es cuestión de saber organizarse bien y utilizar todo el espacio disponible, siempre de manera armoniosa y ordenada.

No encontrarás una sola cocina que no cumpla con uno de estos parámetros (por no decir todos), independientemente del estilo con el que hayan sido decoradas.