4 lugares donde guardar la tabla de planchar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 17 abril, 2019
Arantza Martín · 17 abril, 2019
La tabla de planchar es un objeto que utilizamos prácticamente a diario, por lo que elegir el sitio adecuado para guardarla en ocasiones puede ser complicado

La tabla de planchar es un objeto imprescindible en todas las casas. Sin embargo, debido a sus medidas, guardar la tabla de planchar en un espacio suficientemente amplio es costoso, sobre todo en hogares pequeños.

El problema de guardar este objeto radica en que es necesario en ocasiones sacarlo y guardarlo diariamente, por lo que necesitamos un sitio para ello amplio y totalmente accesible.

A veces, encontrar este sitio no es tan sencillo, por lo que a continuación te damos una serie de ideas para guardar la tabla de planchar y que esta deje de ser un problema.

1. Detrás de la puerta, primera forma para guardar la tabla de planchar

Quizás no te descubramos nada nuevo porque suele ser el sitio más utilizado por excelencia para guardar la tabla de planchar. Pero, a veces, los sitios más sencillos son en los que no pensamos para utilizar y nos complicamos con otros.

Los espacios de detrás de la puerta son lugares de la casa inutilizables en la mayoría de las ocasiones, y por ello, este es el mejor lugar para guardar la tabla de planchar.

La opción de colocarla detrás de la puerta se puede dividir en tres alternativas diferentes que a continuación te explicamos para que escojas la que prefieras.

Enganches en la puerta

Enganche en la puerta para la tabla de planchar.
Enganche en la puerta / ordenencasa.shop

La primera de las opciones que te ofrecemos es a través de la utilización de un soporte que se encaja en la parte superior de la puerta. Este soporte cuenta con unos enganches donde colgarás la tabla de planchar.

La ventaja de esta alternativa es que no te ocupará nada de espacio al estar colgada directamente en la puerta. La parte negativa es que si no queda bien encajada en los enganches, puede caerse.

Con enganches en la pared, una alternativa para guardar la tabla de planchar

Enganche para la pared.
Enganche para pared / pinterest.es

La segunda de las opciones es similar a la primera, pero colocando los enganches en la pared y no en la propia puerta.

La parte positiva es que de esta manera la puerta no tendrá tanto peso, mientras que el aspecto negativo es que estás ocupando espacio que quizás pudieras aprovechar para otra cosa, como puede ser un perchero para abrigos.

Directamente apoyada

Tabla de planchar.

La última de estas tres alternativas es la más simple y sencilla, pues únicamente tendrás que colocar la tabla apoyada contra la pared.

La ventaja de este método es no necesitas de otro objeto para su colocación, como en los dos casos anteriores. La parte negativa puede ser que la tabla ceda si no queda bien colocada y caiga al suelo.

2. Formando parte de un mueble

Tabla de planchar en un mueble.
Tabla de planchar / hbt.cl

Otra opción para guardar la tabla de planchar sin que esta moleste, pero pudiendo acceder fácilmente a ella, es que forme parte de un mueble.

Es decir, si contamos con un armario o mueble lo suficientemente ancho para guardar una tabla de planchar, uno de los cajones podemos utilizarlo con unas barras correderas como sitio de planchado.

Si no cuentas con este espacio tan amplio, pero te gusta esta idea, otra alternativa es adquirir una tabla de planchar que sea plegable en partes, para que así encaje con las medidas del cajón.

3. En la pared, una forma de guardar la tabla de planchar

Tabla de planchar en una puerta.
Tabla de planchar / pinterest.es

Una de la ideas para guardar la tabla de planchar que no te ocupará nada de espacio será esta. Si creas una pequeña puerta en la pared, dejando espacio suficiente dentro para la tabla, la tendrás accesible siempre que quieras.

De esta manera, no necesitarás adquirir una tabla con patas como soporte, sino que al ser plegable, esta directamente se sujetará con el soporte sujeto a la pared.

4. Junto a una mesa

Tabla de planchar mesa.
Tabla de planchar / comprarlasmejores.com

Si tienes una casa amplia, esta será la mejor alternativa para guardar la tabla de planchar y tener un espacio de planchado sencillo pero práctico.

Esta idea surge al adquirir una mesa con altura suficiente para poder realizar el planchado de una forma cómoda, y cuya parte de arriba tenga forma de tabla.

Además, debido a su altura puedes utilizar la parte de abajo para guardar más cosas. Si colocas unas cestas de mimbre en la parte inferior de la mesa, tendrás espacio para guardar la ropa planchada y la ropa que necesitas planchar.

Si encontrar una mesa con esta forma te parece una tarea complicada, te ofrecemos como alternativa la posibilidad de adquirir una mesa tradicional que en el lateral lleve incorporada la tabla de planchar. De esta manera, solo necesitarás levantarla cada vez que la necesites.