Cómo crear un vestidor de ensueño

28 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Los vestidores se han convertido en uno de los proyectos de diseño de interiores más demandados en los últimos años. Te contamos cómo hacerlo.

Cada vez son más las personas que deciden crear un vestidor de ensueño en su casa, y por eso se encuentran entre los proyectos de diseño de interiores más solicitados. Además de añadir valor extra a la vivienda, cuentan con numerosas ventajas funcionales y son tremendamente prácticos.

Atrás van quedando los armarios roperos que restaban un gran espacio al dormitorio. Contar con un vestidor hará que tu ropa luzca mejor, se mantenga siempre en las mejores condiciones y resultará de gran ayuda para mantener el espacio siempre limpio y ordenado.

Además de todas las ventajas prácticas, tener tu propio vestidor de ensueño es un lujo del que nadie se arrepiente. Tener un espacio propio donde vestirte y arreglarte por las mañanas y donde depositar tu ropa a la vuelta de un día de trabajo es una magnífica forma de darle sentido a una estancia.

Este es uno de los grandes olvidados de las construcciones de casas y apartamentos, que, junto con el cuarto de lavado y la despensa, suelen tener que añadirse posteriormente a la compra de una casa. Suponen tres de las más importantes piezas prácticas en la organización y buen funcionamiento de una casa.

Buscando la ubicación de nuestro vestidor de ensueño

Vestidor con isla central.
Vestidor / arquitexs.com

Lo ideal es que el vestidor se encuentre entre el dormitorio y el cuarto de baño. Si se dispone de alguna habitación cercana al dormitorio que pueda abrirse por ambos extremos, tendremos la solución perfecta.

También podemos planificar la obra robándole algunos metros cuadrados al dormitorio, al baño o a ambos. Este reparto de espacio resultará más que satisfactorio por su practicidad. En casas que posean un largo pasillo, podemos utilizar parte de este para crear un magnífico vestidor de ensueño.

Las posibilidades son muchas, solo hay que pensar un poco y poner a rodar la imaginación, los metros aparecerán como por arte de magia. Nuestro consejo es que quede ubicado lo más cercano posible al dormitorio, e, incluso, comunicado con él, creando un fantástico espacio en suite.

Diseñar tu vestidor de ensueño

Vestidor masculino.

Una vez creado el espacio donde ubicar el vestidor, es hora de planificar cuidadosamente su distribución. Ahora que cuentas con este increíble espacio de almacenamiento, el siguiente paso es pensar en cuestiones más personales.

El diseño del vestidor irá en función de tus preferencias a la hora de guardar o colgar la ropa. Podemos dividirlo por temporadas y tener siempre lista la ropa, tanto de invierno como de verano.

Un vestidor es perfecto cuando cuenta con espacio para cajones y con varias barras para colgar perchas. Estas últimas resultan especialmente funcionales cuando dejamos un espacio para ropa larga y otro donde montar barras a doble altura.

Las barras más bajas se utilizan siempre para pantalones o faldas. En las barras superiores se cuelgan las camisas, las blusas, las chaquetas. También es conveniente colgar los abrigos por separado del resto de las prendas.

Si se dispone de espacio suficiente, además de los cajones para guardar nuestra ropa, se reservará un espacio de baldas y cajones para guardar la ropa de cama: sábanas, mantas y almohadas extras.

Baldas superiores para no desperdiciar un solo metro cuadrado

Baldas superiores del vestidor.

Una de las grandes ventajas de poseer un vestidor es que resulta bastante sencillo añadir zonas de almacenamiento en la parte superior de toda la estructura. Siempre tenemos cosas que guardamos porque nos ponemos menos, y es en los altillos donde encontramos la solución perfecta.

Sin que falte un detalle

Zona de tocador en un vestidor.

Ahora que ya tenemos planificada la distribución de la ropa, no queremos conformarnos con tener un armario gigante. En tu vestidor de ensueño podrás disponer de una zona de tocador donde poder sentarte, mimarte, maquillarte y arreglarte, además de guardar tus joyas y complementos.

Otra parte que no puede dejarse al olvido son los zapatos y los bolsos. Dentro de un vestidor es donde estos elementos encuentran su lugar perfecto. Ubicados en baldas especialmente diseñadas para ellos, estarán siempre perfectos y listos para su uso.

Conviene encontrar un hueco donde poner un sillón o puff sin respaldo que haga las veces de calzador. También colocaremos tantos espejos como nos permita el espacio que estemos diseñando. Por último, no hay que olvidar dotar al vestidor de una iluminación adecuada, combinando luz directa con otra que cree algo más de ambiente.

Vestidor de ensueño completo

Botes de limpieza en el cuarto de lavado.

No siempre es necesario, pero si al planificar tu vestidor de ensueño reservas algo de espacio para instalar una lavadora, una secadora y una zona de plancha que quede escondida de la zona principal de vestidor, conseguirás duplicar la funcionalidad y ahorrarte un considerable tiempo extra de trabajo y mantenimiento de tu ropa.