Cómo elegir el mejor regalo de boda

31 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
En breve tendremos ya aquí la nueva temporada de bodas y raro es el año que no somos invitados a algún enlace matrimonial. Te damos algunas pistas para que aprendas a elegir el mejor regalo de bodas, ese que resulte único y original.

Aunque en la actualidad parece algo pasado de moda, un buen regalo de boda no es solo una obligación para todos los invitados a la ceremonia. A pesar de las listas de bodas y del poco atractivo dinero en un sobre, nunca está de más añadir un bonito regalo para los novios.

Es, además, una demostración de buen gusto y de buenas habilidades sociales. No importa si somos poco o muy cercanos a la pareja. Ni siquiera debemos pensar que un buen regalo de boda requiere un gran presupuesto.

Lo importante es que sepamos elegir un regalo que sea del gusto de los novios y que, además, tenga algún vínculo personal con nosotros y con la relación que mantenemos con los futuros esposos.

Pensemos que las parejas ponen mucho cariño y esmero en preparar una boda de la que podamos disfrutar y que, como poco, deberíamos recompensarles poniendo el mismo cariño en la elección de un regalo de boda inolvidable para ellos.

Eligiendo un regalo de boda

Copas de cristal para mesa.

Vamos con la parte más importante de un buen regalo de boda: nuestro vínculo con el objeto a regalar. Nos resultará bastante más fácil si lo basamos en las aficiones o las actividades y el tiempo que compartimos con la pareja. Esto hace que el regalo sea doblemente significativo.

Si los novios son esmerados anfitriones y solemos asistir a sus invitaciones para cenar o degustar sus artes culinarias, la verdad, nos lo ponen bastante fácil. Un bonito juego de copas, un servicio de licores o un estuche de enólogo. Nunca falla.

No hay que temer en decantarse por los regalos clásicos: siempre funcionan. Si, por el contrario, nuestros nexos con la futura pareja comprenden aficiones deportivas, literarias o artísticas, tampoco será muy difícil. Basta con encontrar alguna pieza dentro de nuestro presupuesto que ellos sepan apreciar.

Regalos para el hogar

Vajilla para tomar el té.

En los últimos años, parece que cuesta reencontrarnos con el regalo perfecto para la casa de los novios. Muchas parejas que se casan viven ya juntas y, por alguna extraña razón, esto hace pensar que ya tienen todas las cosas que su hogar necesita.

Pero esto está bastante lejos de la realidad. Un bonito regalo para la casa es siempre la oportunidad de lucirnos como invitados y la de los novios de disfrutar de alguna pieza de buen gusto que no siempre pueden permitirse.

Elige cualquier pieza de vajilla, cristalería, mantas o juegos de cama que puedas personalizar. Una bonita lámpara e incluso, algún pequeño electrodoméstico de diseño son objetos que todo el mundo aprecia y disfruta de tener en casa.

Si nos decidimos por los textiles, hay que procurar elegirlos de calidad. Cachemiras, terciopelos, mohair y alpaca serán siempre bien recibidos en cualquier estancia de un nuevo hogar.

Regalos de boda tipo gourmet

Vinoteca.

Si los futuros esposos son sibaritas con la comida y la bebida y poseen un paladar educado, no lo dudes: un regalo de boda de tipo gourmet también será un acierto. Una buena colección de vinos o whisky envejecido son los dos clásicos más apreciados.

Pero no todos los regalos gourmet deben ser perecederos. Nos sirven todos los elementos relacionados para servirlos. Por ejemplo, un juego de repostería completo, incluidos los utensilios para servir. Si a nuestros novios les gusta preparar dulces, este regalo será la estrella.

El regalo de boda perfecto: Regalar arte

Escultura de leopardo. Un regalo de boda perfecto
Escultura de leopardo / subastas.catawiki.es

Si los asuntos del paladar no son el fuerte de este enlace, podemos decidirnos por regalar arte. Esta es otra alternativa que siempre aporta buen gusto y expresa el cuidado con el que se ha elegido el regalo de boda.

En este caso, debemos tener muy en cuenta los gustos, el estilo y la personalidad de los novios y dejar de lado nuestros propios gustos personales, si queremos que nuestro regalo de boda no termine encontrando un lugar en el cuarto trastero o en el salón de alguna de las suegras.

Nos valen desde cuadros a esculturas o cualquier accesorio decorativo con cierta importancia y que esté acorde con la decoración de la casa de los novios y complemente la estética del lugar. Cajas joyeros, baúles de madera tallada y piezas exclusivas de artesanía serán siempre bien recibidas.

Ser originales

Si consigues encontrar el regalo de boda perfecto, el que simbolice un vínculo entre la pareja y su relación contigo, ten por seguro que tu regalo será único y original. Por eso, antes de lanzarte a recorrer la lista de regalos de boda o visitar todas y cada una de las tiendas especializadas, merece la pena sentarse a pensar por un momento qué es lo que de verdad os une.

Piensa que un bonito regalo puede hacerlo cualquiera con suficiente presupuesto. Pero un regalo que destaque y que los novios sepan apreciar durante muchos años es una cuestión de saber elegir con acierto.