Consejos para tener ordenados los libros de la estantería

1 octubre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
¿Tienes muchos libros en casa y no sabes que hacer con ellos? Te mostramos algunos consejos a tener en cuenta para mantener el orden en casa.

Si eres aficionado a la lectura y en tu casa tienes muchos libros y revistas, puede llegar a ser un caos si no se mantiene un orden. Por eso, te mostramos algunos consejos para tener ordenados los libros de la estantería.

Un problema que sucede en gran número de hogares es la falta de espacio para colocar libros. Sin embargo, con la era digital están empezando a perder presencia en las casas, aunque esto no quita que aún se sigan utilizando y guardando.

Es a partir de ahí es cuando surge el problema, ¿qué hacer con tanto libro? A veces falta espacio y otras veces no se tiene organización personal. Algunos de estos consejos pueden ayudarte a la hora de lograr orden y control del espacio.

No hacer de la casa un almacén

Nuestra casa no es un almacén donde guardar todos los libros posibles, ya que la mayoría de ellos no se utilizan o simplemente se emplearon una vez; así, queda completamente obsoleta su utilidad en casa.

Cómo ordenar libros.

¿Qué se puede hacer al respecto? No guardar todo solo por el hecho de tenerlo. Si hay algún libro que se sabe que no se va a utilizar, es mejor no llevarlo a casa y no comprar de manera compulsiva ni tampoco coger todo aquello que se nos regale.

Hay que ser selectivos, tomar aquellos que vayan a ser útiles y no caer en el almacenamiento irracional. De este modo, estamos desechando aquello que no interesa y, por consiguiente, no acumulamos libros en nuestra vivienda.

– Selecciona los libros que vas llevar a tu casa según la utilidad que se les vayas a dar.-

Utilización de las estanterías

Es importante que se haga uso de las estanterías en la medida de lo posible, lo que no es aceptable es que los libros estén por un lado y las estanterías por otro.

  • Establece una estantería en el salón, le dará un toque más sofisticado y culto. En ella puedes colocar los libros ordenadamente y tratando de completar todos los espacios.
  • Otra posibilidad es poner otra estantería en el dormitorio o en el despacho. Hay que tener en cuenta que no solamente cumple función de organización, sino también de decoración.
  • Por otro lado, puedes disponerlos por secciones o temáticas; el objetivo es no mezclar los distintos géneros literarios y organizarlos de manera selectiva.
  • ¿Qué se consigue mediante las estanterías? Una sensación de orden y claridad, permitiéndote acudir al libro que desees rápidamente y aportando un toque estético muy interesante.
Libros.

– No hay nada mejor como una casa bien ordenada.-

Consigue orden y funcionalidad

La estantería proporciona una funcionalidad que no ofrecen otros muebles como baúles o los armarios. La estantería ayuda a la decoración y se encuentra disponibles directamente para su uso.

  • Coloca los libros más pequeños arriba y los más grandes abajo (especialmente las enciclopedias que pesan mucho).
  • Es preferible mezclar los libros que no situarlos por colores, ya que sería fiel reflejo de una persona maníatica.
  • Haz limpieza cada semana eliminando el polvo y, cuando se haga la limpieza general, retirarlos todos y limpiarlos uno a uno con un trapo.
  • No interesa que la estantería obtenga el protagonismo de la sala, sino que sea un complemento decorativo; por eso, importa que esté a un lado de los principales puntos neurálgicos de la habitación.
  • Mantén siempre un orden y no caer en la dejadez. Siempre que utilices un libro, vuelve a dejarlo en el sitio de donde lo cogiste, así no se romperá el equilibrio y la armonía del lugar.
Ideas para decorar con libros

¿Qué hacer con aquellos libros que ya no utilizas?

Si sabes que tienes libros que son inservibles, ya sea porque los has leído o porque no los necesitas, puedes deshacerte de ellos y, así, no generar más almacenamiento en casa.

Esto no quiere decir que haya que tirarlos a la basura. En el fondo, los libros pueden tener otra vida, como por ejemplo donarlos a una biblioteca, regalárselos a alguien que los necesite y pueda usarlos o venderlos por internet.

La principal pretensión es no tener muchas cosas en casa que no vas a usar, ya que con el paso del tiempo los libros pueden llegar a ser auténticas montañas y estropearte la decoración del hogar y no facilitar la limpieza.