¡Vamos a decorar nuestras ventanas!

Mónica Heras Berigüete·
Las ventanas se han convertido en nuestra conexión con el mundo exterior en este tiempo de cuarentena y queremos sacar su mejor cara. ¿Descubrimos juntos algunas ideas?
 

En las últimas semanas, las ventanas de nuestra casa han adquirido un papel fundamental de conexión con el mundo exterior. Nos permiten evadirnos unos instantes de la situación mirando al cielo o a nuestra propia calle, ahora extrañamente vacía de gente y coches. Desde IKEA, continúan dándonos ideas geniales para llevar lo mejor posible la cuarentena y queremos compartirlas contigo. Hoy, vamos a decorar las ventanas.

Una ventana al mundo

Decoración en vidrio
Imagen: pinterest.es

Jamás llegamos a pensar que algo así podría pasarnos y, ahora que estamos encerrados en casa, conectamos con el exterior a través de las ventanas. Vemos a nuestros vecinos, improvisamos una fiesta o jugamos a algo que nos entretenga y nos ayude a cubrir esa necesidad de socialización que tenemos.

Las ventanas se han convertido en el canal de comunicación favorito para la mayoría de las personas. Incluso han surgido movimientos como #DesdeMiVentana, donde los niños comparten sus dibujos para alegrar a otros pequeños que puedan verlos desde la suya.

Te proponemos que te sumes a los mensajes positivos y a llenar de esperanza las ventanas para que nuestros vecinos disfruten mirando por las suyas. 

 

Decorar las ventanas con papeles de colores

Decorar las ventanas con papeles
Imagen: pinterest.es

Si tienes niños en casa, esta será una de esas actividades que los mantienen entretenidos por horas y horas y si no, disfrutarás tú solito.

Puedes utilizar los papeles que tengas en casa para hacer guirnaldas, desde viejos periódicos hasta los rollos de papel de regalo que tienes por ahí guardados. Cuelga diferentes elementos siguiendo el marco de la ventana y si tienes por ahí series de iluminación, mucho mejor. Puedes ir cambiado las formas y los colores de tu creación según vayan pasando los días.

Una ventana llena de flores y plantas

Flores en la ventana
Imagen: pinterest.es

No hay nada mas esperanzador que la vida y las plantas son capaces de transmitirnos toda esa energía con tan solo mirarlas.

Da igual si tus ventanas son pequeñas e incluso, si dan a un patio interior; si puedes colgar algunas plantas a su alrededor o crear una composición llena de colores, te subirán el ánimo. ¡Claro que puedes usar plantas artificiales! Hay algunas muy chulas y muy bien logradas; mira estas de IKEA.

 

Una buena iluminación en tus ventanas

Decoración con velas
Imagen: pinterest.es

Iluminar tu ventana, también, puede ser una buena idea para decorarla y alegrar las vistas al vecindario. Puedes hacerlo, por ejemplo, con tiras de luz LED, y recortar tú una forma de cartón como un corazón, una estrella o una circunferencia y enrollar sobre ellas un cable de luces.

Si tu ventana tiene un alféizar hacia el exterior, decóralo también. Eso sí, siempre cuidando de que lo que pongas no se caiga y pueda ocasionar un accidente. 

Decorar las ventanas con objetos

Decorar las ventanas con botellas
Imagen: pinterest.es

Si puedes, coloca un mueble bajo tu ventana o alguna balda y crea una composición con objetos decorativos que le den profundidad a la vista. Te sugerimos que uses botellas de cristal de distintas formas y tamaño (las de vino, las de la mermelada… ¡todo vale!) Y si necesitas inspiración, echa un vistazo aquí: te contamos cómo decorar con botellas de vino.

Si, además, añades velas a tu ventana, la escena tendrá mayor efecto cuando anochezca. Eso sí, por seguridad, lo ideal es que las velas sean también de LED.

 

Saca tu vena artística a través de tus ventanas

Puede ser una gran idea dejar que sean los niños quienes se encarguen de decorar las ventanas con pintura de agua. Deja que las utilicen a modo pizarra y, con un trapo húmedo, podrán borrarlas y volver a empezar. 

El objetivo es optimizar las posibilidades de nuestras ventanas como nunca antes lo habíamos hecho. Si no dispones de un balcón o terraza, puedes recrear un rincón relax para tomar el aire y recargar vitamina D. ¿Cómo? Pues utilizando todos los elementos mullidos que tengas en casa como cojines, mantas y edredones.

Y si tienes al alcance alguna hamaca o tumbona, bastará con acercarla a la ventana, abrir y disfrutar. ¡Fácil!