El bargueño: un mueble histórico y tradicional

Francisco · 8 diciembre, 2018
El bargueño es un mueble que ofrece una estética que remite al pasado; por eso, no dudes en utilizar este tipo de recursos para darle a tu hogar elegancia y un sentido tradicional.

Los muebles antiguos se han convertido en un recurso que transmite historia y, a su vez, ofrecen una estética elegante y muy atractiva. Así ocurre, por ejemplo, con el bargueño: un mueble histórico y tradicional.

Parece ser que la decoración de un salón o un dormitorio se realiza normalmente con elementos modernos. Al menos las nuevas tendencias son así; muy pocas atienden al pasado para comprobar si realmente puede recuperarse su legado.

En el fondo, el mobiliario antiguo es un componente sinigual, que ha quedado anclado en épocas pasadas pero que, en realidad, puede llegar a ser recuperado. Su aplicación hoy en día es más limitada, pero se puede trabajar desde varios puntos de vista.

La estética del bargueño

Bargueño.
Bargueño / restaurayrecupera.com

Un bargueño posee una estructura rectangular, con una cavidad interna amplia como para albergar muchos cajones pequeños. Se suele disponer sobre un soporte, mesa o encimera para que quede a la altura de las personas.

Está realizado en madera y consta de elementos decorativos como son la taracea y otros adornos de maquetería, tales como balaustres, columnillas, arquitrabes, etc. De hecho, suele simular una arquitectura en tamaño reducido.

Históricamente ha tenido su mayor apogeo entre las épocas del Renacimiento y el Barroco. Guarda una simetría estructural con la que se demuestra una estética refinada, elegante y bien definida.

– La historia nos ha dejado un legado muy interesante en el mundo de la decoración.-

Carácter tradicional que transmite

Bargueño de madera.
Bargueño / todocoleccion.net

El bargueño, cuyo origen es español, es un recurso que recuerda a un ámbito noble-palaciego. No todo el mundo podía permitirse el tener un recurso como este. ¿Qué percepción se puede obtener a través de él?

  • Su utilidad hoy en día puede servir para mostrar la importancia de recuperar el pasado.
  • Si tienes invitados, conviene explicar qué es y para qué se utilizaba antiguamente. Es preciso aplicar siempre un contexto histórico a aquellos recursos que realmente lo necesiten.
  • La tradición ha hecho que se sigan utilizando estos muebles en los hogares, principalmente en los españoles.
  • No es algo común; este hecho despertará la curiosidad de aquellos que lo vean en una casa y, por consiguiente, se refleje el gusto que tiene el inquilino por muebles tradicionales.
  • Ofrece una sensación de trabajo muy elaborado y con un detallismo excepcional. Se puede convertir en la “joya” de la vivienda.

– No cabe duda que el bargueño marcará un antes y un después para tu hogar.-

¿Dónde colocarlo en casa?

Bargueño.
Bargueño tallado / todocoleccion.net

Ante la pregunta ¿cuál es el mejor lugar de la casa para colocar un bargueño? Hay que tener presente que no puede estar en cualquier parte. Algunos espacios como la cocina o el baño no le convienen.

  • En el salón podría disponerse, puesto que será el lugar más transitado de la casa. Puede estar sobre un mueble y que quede a un metro de altura para que pueda ser manipulado por las personas.
  • En el dormitorio también podría encajar muy bien. Evidentemente, atraería la atención de los visitantes, ya que es un tipo de mueble que simula una pequeña construcción hecha en madera. No obstante, conviene que dialogue con la decoración.
  • En la entrada de la casa sería otro lugar ideal, ¿por qué? Según se accede a una vivienda lo primero que se ve es la entrada; si ahí se dispone el bargueño, podría transmitir la idea tradicional, costumbrista y elegante desde un primer momento.

Relación con la decoración

Bargueño.
Bargueño / zumadia.com

Tal y como se ha dicho antes, es un mueble histórico que quizá no encaje en estilos tan modernos como el minimalista o el racionalista; sin embargo, hay otros que sí pueden entablar diálogo con él.

  • Dentro del estilo clásico, puede cumplir una buena función y tener relación con otros recursos.
  • Por supuesto, en el estilo barroco encaja a la perfección. Se transmitiría un carácter más galante y original.
  • Sin lugar a dudas, en el estilo rústico podría tener un sentido original, por ser hecho en madera y poseer una estética más tradicional, vinculado a lo noble y lo campestre.

Trata de buscar los bargueños en las tiendas de los anticuarios y en las casas antiguas que están en desuso o que van a ser demolidas, es posible que haya muebles de este tipo que quedan abandonados o que acaban en la basura.

Villegas de Aneiva, Teresa: El mueble virreinal: el bargueño, La Paz, Museo Nacional de Arte, 1997.