Grifos de lavado en la pared

¿Conoces los grifos de lavado de pared? Son una de las tendencias en baños y cocina que están arrasando.

Los baños y las cocinas de nuestras casas han ido tomando cada vez más importancia en lo que a decoración se refiere. Pensamos en los colores que mejor pueden ir, hablamos de Feng Shui, analizamos los materiales más resistentes y los más estéticos, y ahora, nos planteamos qué tipo de grifos poner. Si estás en este punto, tenemos que decirte que hay una tendencia que está arrasando: los grifos de lavado en la pared.

Tanto en el cuarto de baño como en la cocina, los grifos de lavado empotrados a la pared se han convertido en uno de los favoritos y pese a que tuvieron su época de gloria hace muchos años, parece que vuelven pisando fuerte y se posicionan como una de las tendencias para el 2019.

Si estás pensando en poner grifos de lavado empotrados, estaría bien analizar las ventajas y las desventajas para que puedas tomar la decisión con más fundamentos y que sepas todo lo que debes tener en cuenta. ¿Hablamos de los pros y de los contras?

Los pros de los grifos de lavado en la pared

Grifos minimalistas.

  • Una estética impecable. Lo bueno de este tipo de grifos es que combinan con todos los estilos, desde los más clásicos hasta los más modernos. Son ideales si buscas un baño con acabado retro, la estética vintage forma parte de los grifos empotrados y tu baño no pasará desapercibido.
  • Más espacio. Si tienes un baño pequeño, es una opción perfecta. Al contar con más distancia entre el caño del grifo y el lavabo o la encimera, hay más espacio para poner cosas y resulta mucho más cómodo incluso a la hora de lavar las ollas.
  • Limpieza del lavabo. La sensación de limpieza es inherente a este tipo de grifos, ya que se ve todo mucho más ligero.

Los contras de los grifos de lavado en la pared

Grifos de pared minimalistas.

  • Tienes que hacer obra necesariamente. Este probablemente sea su mayor detractor, y es que nadie te va a librar de tener que picar pared y todo lo que ello conlleva.
  • Antes de que comiences con la instalación, debes elegir el modelo de grifo que vas a querer. Tanto los grifos de pared, como la distancia entre los caños son diferentes si vamos a instalar uno monomando o bimando. Las especificaciones de montaje varían y los cambios de opinión pueden salirte caros.

Los grifos de lavado de pared están de moda. Tienen mucho que ver con el auge del estilo nórdico y la sencillez visual frente a los ambientes recargados. Son elementos necesarios, pero que dejan de ser meras herramientas para convertirse en elementos decorativos ligeros y que harán las delicias de los amantes de las líneas puras.

Estos grifos se disuelven con las paredes, lo que da una sensación de continuidad. Puedes aportarles protagonismo combinándolos con baldosas de colores, paredes de microcemento o apostar por los azulejos de sirena, otra de las tendencias de este año.

La tecnología ha llegado a los grifos

Grifo gris de pared.

Además de decidir si te conviene poner un grifo de pared o no, toma en cuenta que si vas a cambiarlo, la tecnología también ha llegado a la grifería y nos ofrece un montón de prestaciones la mar de interesantes:

  • Filtran el agua: el tiempo en el que los filtros para el agua se instalaban independientes a los grifos ha quedado atrás. La mayoría de las firmas incluyen un sistema de filtrado que suministra el agua libre de cloro a través de un solo grifo. Deja de consumir agua embotellada, reduce el impacto medioambiental del uso del plástico y ahorra.
  • Sistemas antical: si vives en una zona de agua dura, esto te interesa. Ya hay soluciones antical que eliminan las impurezas, aportando salud y haciendo que tus grifos se dañen menos.
  • Agua hirviendo en un solo gesto: sí, hay modelos que son capaces de ofrecer agua filtrada y además a una temperatura de 100ºC al instante. Esto se traduce en un ahorro de tiempo y de energía.
  • Antiquemaduras: si hay niños en casa, es una opción excelente. Es un sistema de seguridad que bloquea la abertura máxima del agua caliente. Por otro lado, hay modelos de tacto frío, es decir, que el caño permanece frío aunque salga agua caliente.

Ahora sí, ya puedes toma una decisión en lo que a grifos de lavado se refiere. ¿Te seducen los de mural o prefieres los de repisa?