Juega con los espejos para personalizar tu hogar

Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
18 junio, 2019
Los espejos ofrecen grandes soluciones decorativas para revestir paredes, pero también son un recurso interesante para transformar el ambiente de una estancia, aportando una nueva perspectiva.

Alguna vez te habrás preguntado cómo se juega con los espejos para personalizar tu hogar. ¡No te preocupes! Te daremos algunas ideas para que seas un auténtico experto.

Los espejos, además de adornar, dan sensación de amplitud y luminosidad a las estancias. La clave para conseguir el efecto deseado es colocarlos en el lugar adecuado.

Jugar con espejos y personalizar tu hogar

objetos imprescindibles, espejo

Los espejos pueden integrarse en cualquier estilo decorativo y no pasan de moda. Sin embargo, hay que usarlos con cuidado. Un uso inadecuado puede estropear una estancia.

Con los espejos se puede multiplicar la luz de una habitación, conseguir que parezca mayor o, simplemente, embellecerla. Son auténticos magos del espacio.

Los espejos también pueden servir para finalidades tan prácticas como ocultar algunos defectos de los paramentos, como grietas, agujeros, manchas…

Un buen reflejo

Ideas de espejo vintage para la habitación

Mediante los espejos se puede replicar un rincón o el detalle más destacado de una estancia: una colección, un cuadro, un jarrón…, reforzando el estilo de la habitación y ofreciendo otra perspectiva de los objetos.

Antes de colocar el espejo, es muy importante tener claro qué se quiere reflejar. Hay que procurar que el elemento que se verá duplicado tenga algún interés decorativo. Sería un error colocar un espejo frente a una pared sin decorar, ya que provocaría un efecto de vacío.

Es muy importante determinar el lugar, tamaño y posición del espejo para conseguir el efecto deseado. Si se coloca más de uno en una estancia, es importante que sean del mismo tamaño y forma.

La mezcla de espejos grandes con pequeños puede causar sensación de desorden. Tampoco es aconsejable revestir con espejos más de dos paredes de una misma habitación, ya que se podría recargar en exceso el espacio.

Cómo ampliar el espacio con espejos para personalizar tu hogar

Espejos para comedor.

Si se instala un espejo de modo que cubra toda una pared, se amplía la dimensión aparente de la habitación. Este recurso está especialmente indicado para las estancias de tamaño reducido.

Para que el resultado sea lo más efectivo posible, es importante que el espejo carezca de marco y se adapte perfectamente a las medidas de la pared. Otra posibilidad es colocar dos espejos formando un ángulo, lo que produce la sensación de que el espacio se duplica.

En el salón, poner un espejo sobre el sofá proporciona una perspectiva mucho más amplia de la estancia. Además, si se inclina ligeramente la parte superior, todos los elementos que se reflejen en él entrarán a formar parte de la nueva perspectiva.

Las puertas de los armarios decoradas con espejos agrandan visualmente la estancia y, al quedar la luz natural reflejada en ellos, la habitación ganará claridad.

Si colocamos un espejo en una pared frente a una puerta, de modo que cuando esta se abra se vea la habitación contigua reflejada, se conseguirá aumentar la sensación de profundidad.

¿Horizontal o vertical?

Espejo grande en dormitorio.

La posición en la que está colocado el espejo también crea distintos efectos visuales. Si se fija de forma vertical -cubriendo la puerta de una habitación, por ejemplo-, la estancia parecerá más alta. En cambio, si se coloca de forma horizontal, por ejemplo, en un pasillo, este parecerá más largo.

Cómo ganar luminosidad con espejos y personalizar tu hogar

Armario con espejos.

Los espejos también se utilizan para dar más luz a los interiores. Una habitación oscura puede ganar claridad si se reviste estratégicamente de espejos.

Si se instala un espejo en una pared formando un ángulo recto con una ventana, además de parecer que se duplica la dimensión de la habitación, se multiplica la luz, lo que aporta frescura y vitalidad al espacio.

También se puede ganar claridad dirigiendo unos apliques de luz hacia un espejo colocado en la pared de un recibidor o pasillo oscuro. De este modo, además de más luminosidad, se consigue un efecto de mayor elegancia en estas zonas de paso.

La luz también se expande si se revisten con espejos las cuatro caras de un pilar situado en el medio de una estancia. Si se utiliza este sistema, también se logra disimular el pilar y hacerlo ‘invisible’.

Ya te habrás dado cuenta de que los espejos no solo están para mirarnos; así que te damos un consejo: juega con ellos para personalizar tu hogar y sacarles el máximo partido.