4 tips para iluminar espacios con poca luz

Pilar 18 abril, 2018
A menudo parece misión imposible iluminar espacios con poca luz. Para ayudarte desde aquí te proponemos una serie de consejos para que sepas como iluminarlos.

Son muchas las viviendas que cuentan con una habitación oscura, bien porque no tienen ventanas o porque dan a un patio de luces de pequeñas dimensiones. Si ese es tu problema a continuación te vamos a dar una serie de consejos para iluminar espacios con poca luz.

Como vas a ver a continuación, en la iluminación de un espacio no solo influyen las bombillas u otras instalaciones de luz artificial. A través de la decoración podemos dar la sensación de que estamos en un espacio iluminado aunque tenga poca luz natural. Sigue leyendo y descubre cómo.

1. Iluminación artificial

La iluminación artificial es fundamental en un espacio que recibe poca luz natural. Aunque es el elemento más importante no es el único ya que después veremos como la decoración influye en gran medida.

Para iluminar un espacio oscuro lo más recomendable es distribuir los puntos de luz a lo largo de toda la estancia. Por ello una de las mejores opciones son los focos, ya que permiten que la luz esté repartida por todas las zonas.

Otra opción es instalar una lámpara central y completar la iluminación con otros elementos tales como lámparas de pie . Así se pueden crear varios ambientes y la luz queda al mismo tiempo bien distribuida.

Respecto al tono de la luz lo más aconsejable es que si se trata de un espacio con poca luz natural instalemos bombillas de luz blanca. Ofrecen mayor cantidad de luz y al mismo tiempo dan sensación de amplitud y mayor luminosidad.

Tipos de lámparas.

2. Elige colores claros

Los colores claros aportan luminosidad y amplitud a la estancia. Es por ello que lo más recomendable es que en los espacios con poca luz predominen en estos colores. Sobre todo es importante que las paredes estén pintadas en color blanco o un tono pastel. Si por el contrario la habitación está en tonos oscuros parecerá más pequeña y todavía parecerá que tiene menos luz. 

Los colores blanco o en tono pastel deberán ser los protagonistas del espacio

Lo mismo ocurre con el color de los muebles. Escoge los de color blanco o pastel para que haya más luminosidad. Además, un espacio en colores claros transmite un ambiente agradable y de paz. Es atemporal y no te cansarás de esta gama de colores.

Con esto no queremos decir que toda la estancia deba estar en un blanco impoluto. Evidentemente puedes incluir elementos de color oscuro, pero recomendamos que tan solo sea accesorios o muebles de pequeño tamaño.  Algún ejemplo son los cojines del sofá, una mesa baja o algún elemento decorativo. En cambio, las cortinas si que deberán ir en un color claro para que permitan el paso de luz. De lo contrario a la hora de decorar el espacio eliminaremos la poca luz que dispone la estancia.

Habitación con colores claros: rosa, amarillo, blanco, madera.

3. Espejos

Busca un lugar del espacio en el que suela proyectarse la luz natural o la de las bombillas. Instala allí un espejo para que refleje la poca luz de la estancia y así parezca que hay mayor luminosidad. Los espejos de tamaño grande quedan muy bien en las habitaciones oscuras porque además dan amplitud.

Si el marco del espejo es de un color claro todavía parecerá que proyecta mejor la luz. Según sea la estancia que quieres iluminar puedes optar por un marco que incorpore pequeñas bombillas o barras de luz.

Espejo en el recibidor.

4. Puertas acristaladas

Otro de los consejos para iluminar espacios con poca luz es instalar puertas acristaladas. Pueden ser totalmente transparentes o solo tener un cristal en la parte superior central. De este modo la luz de la habitación contigua pasará al espacio menos iluminado de la casa.

Al mismo tiempo se creará una conexión entre ambas estancias y se logrará mayor amplitud y por lo tanto menor sensación de oscuridad. También se creará un efecto de ventana ya que dará a la estancia la falsa sensación de que hay una ventana más en la sala.

Si no te parece adecuado que haya una puerta acristalada, porque es el baño o tu dormitorio hay una solución. Puedes instalar un cristal translúcido que permita el paso de la luz pero al mismo tiempo preserve la intimidad. La otra opción es colocar una pequeña cortina para que no se vea nada a través del cristal.

Si te decantas por la opción de la cortina elige una en tonos claros. De lo contrario la luz no pasará y de nada servirá haber instalado una puerta acristalada.

Puerta acristalada.

Te puede gustar