La escalera puede convertirse en una estantería

6 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
A la hora de amueblar la casa no debemos limitarnos a los típicos recursos que comúnmente conocemos; existen otras opciones con las que aportar creatividad e innovación.

¿Quieres darle a tu hogar un toque original, sofisticado y, a su vez, un carácter vanguardista? Cualquier recurso utilizado en el hogar con fines funcionales puede elevarse a la condición de arte o principio decorativo. En este sentido, te mostramos cómo la escalera puede convertirse en una estantería.

A la hora de innovar hace falta creatividad e imaginación. Cuando se combinan ambos conceptos se puede lograr cualquier propósito. No obstante, hay que tener el talento para cambiarle la practicidad a un recurso y aplicarle un contenido estético en particular.

¿Podemos sacarle provecho a una escalera? ¿De qué manera? En realidad, puede ser trabajada desde diferentes puntos de vista, pero, sin duda alguna, por su forma y su apariencia, puede adquirir la función de estantería y darle al espacio un aspecto renovado.

Reciclaje de una escalera en desuso

Escaleras con plantas.
Escaleras con plantas / eksconstructora.com

En el caso de que tengas una escalera sin utilizar, puedes darle otra vida desde el punto de vista decorativo. Eso sí, va a perder su función original y va a pasar a ser utilizada desde otra perspectiva; es decir, obtendrá una condición estética y, por consiguiente, participará en la decoración del hogar.

Hay muchos tipos de escaleras, pero si tienes alguna de madera y con peldaños anchos, puede cumplir perfectamente la misma capacidad que las estanterías. Por otro lado, se encuentran las de metal. Estas ofrecen una estética menos atractiva y, quizá, puedan resultar más difíciles de utilizar como estantería.

De todos modos, siempre queda la posibilidad de trabajar exteriormente estos recursos, pero ¿cómo lo hacemos? Utilizando pintura podemos darle un color por fuera que le aporte mayor personalidad al objeto y que, además, pueda tener un contenido propio de cara a la decoración de cualquier espacio.

Da rienda suelta a tu imaginación y haz que las escaleras se conviertan en recursos innovadores.

Formato reducido para el jardín

Soporte plantas escalera-estantería.

En el caso de que quieras darle a tu jardín una pequeña aportación original, una escalera llena de macetas con flores puede ser muy práctica, original y atractiva. Probablemente se convierta en el elemento que atraiga todas las miradas; incluso, en el protagonista del jardín.

Es una manera de concentrar en un mismo mueble un amplio número de flores. De hecho, si haces una zona de descanso o chill out con butacas y mesa, puede acompañar y servir de decoración.

El tamaño conviene que sea reducido, con baldas amplias y que tenga, a su vez, formato de tijera para que pueda ser colocado en el lugar que mejor convenga. Lo ideal es que pueda ser transportable y cambiarse de sitio siempre que se desee.

Estantería-escalera de estilo nórdico

Escaleras decorativas para la zona de trabajo.

Después de haber visto el recurso anterior, que tiene cierta esencia artesanal, pasamos a otro ejemplar que posee una estética más cuidada y que ha sido creado con el fin de decorar y servir fundamentalmente de estantería. Nos estamos refiriendo a la estantería-escalera de estilo nórdico:

  • El formato es idéntico al de una escalera. La estructura es de tijera y posee peldaños intermedios de forma ascendente y con una anchura considerable como para poder soportar macetas, jardineras, objetos o cualquier otro recurso. Esta tipología tiene cuatro apoyos en el suelo.
  • Otro caso particular es el mismo formato pero solo con dos patas de apoyo. Por tanto, ¿cómo podemos sujetarla en condiciones sin que pueda caerse? La solución se encuentra en que debe ser apoyada contra la pared.
  • Las hay con los estantes que van reduciéndose según se asciende hacia arriba, pasando de los más anchos en la parte baja a los más estrechos en la parte superior. Sin duda, este estilo queda muy bien en cualquier tipo de decoración al tener formas depuradas, sobrias y sencillez en el diseño.

Espacios donde colocar una escalera-estantería

Plantas en una escalera para cocina a modo de estantería.

El salón puede ser el espacio idóneo donde tener presencia, principalmente porque posee mayores dimensiones y puede tener mayor protagonismo. Hay que pensar que ofrecerá un atractivo sinigual y, por ello, debe situarse en un lugar que esté visible.

En el comedor o en la propia entrada de la casa también puede tener presencia, sobre todo en esta última estancia, ya que puede servir de preámbulo de la decoración que se podrá encontrar en el resto de habitaciones. De esta manera, esta escalera-estantería puede darle a la casa el aporte creativo que tanto necesita.