Muebles de metal como nuevos o con un toque oxidado

18 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Tienes algún mueble de metal que quieras recuperar para añadirlo a alguna estancia de tu vivienda? Déjanos decirte que estás en el post acertado. Sique leyendo para que puedas ver algunas técnicas y cambiar su aspecto.

Los muebles de metal pueden cambiar de aspecto mediante la pintura y la creación de pátinas oxidadas para simular el efecto de mueble envejecido.

Pero ¡cuidado! No todas las pinturas son aptas para hacerlo, ya que las características de este material, susceptible a la humedad y a la oxidación, precisan de acabados especiales.

En la actualidad, estas pinturas llevan incorporadas una protección antioxidante con la que se evita tener que imprimar previamente la superficie. También son resistentes al agua y a la suciedad, por lo que pueden aplicarse para renovar muebles en interiores y exteriores.

La gama de colores no es muy amplia, pero existen distintos tonos: blanco, gris, plata, verde, azul, rojo, amarillo, negro, gris perla, verde oscuro, marrón y magnolia. Estos colores pueden ser de acabado liso, brillante, martelé o con efecto forja.

Hay que tener en cuenta que existen en el mercado pinturas especiales para crear el efecto oxidado que son ideales para darle a nuestros muebles ese aire antiguo.

Muebles de metal: preparación y aplicación

Lijado de muebles de metal.

Tanto si la intención es alargar la vida del mueble o del elemento decorativo de metal conservando su antiguo acabado, como si se quiere renovar su aspecto, la clave para conseguir un resultado profesional es preparar adecuadamente la superficie.

Es muy importante tener en cuenta que antes de pintar un mueble de metal, es fundamental preparar una superficie lisa y lijar los restos oxidados. De este modo, se consigue detectar fácilmente los defectos que pueda haber en la pieza.

La mayor parte de los metales, en particular el acero y el hierro, se oxidan con el tiempo. Para eliminar el óxido, se utiliza un cepillo de alambre. En las zonas de difícil acceso, como las juntas o ranuras, hay que usar un decapante para metales.

Cuando el producto haya hecho efecto, se retira con un cepillo de dientes, que permite acceder a las partes más inaccesibles. Esto nos permitirá obtener una superficie lista para empezar a darle a nuestra pieza el acabado deseado.

Si queremos pintar el metal, se utilizan brochas, y si deseamos conseguir un resultado lo más profesional posible, se recomienda dar dos o tres capas de pintura, además de una mano suplementaria en los lugares más sensibles: ángulos y bordes.

También se puede pintar con una pistola especial para obtener un acabado fino y liso, pero hay que considerar que manejar esta herramienta de trabajo requiere cierta experiencia, y, en ocasiones, es más aconsejable contratar los servicios de un profesional.

Imitar superficies envejecidas

Mueble de metal vintage.
Mueble de metal / alabarceonline.com

Si tienes en casa alguna pieza de metal a la que desearías darle una superficie envejecida, te vamos a dar algunos consejos para que te quede genial.

Debemos tener en cuenta que el cobre, el latón o el bronce antiguos se caracterizan por tener una pátina de color verde mar que se forma con el paso del tiempo a causa de la corrosión del metal.

El mismo efecto se puede conseguir de forma artificial mediante la técnica del verdín, utilizando pintura y una pasta especial. El resultado de esta técnica es sorprendente, especialmente cuando se aplica en objetos pequeños, como marcos, candelabros o bases de lámparas.

Sin embargo, es una técnica bastante laboriosa que requiere de paciencia y un poco de habilidad. Para aplicarla, la capa base del mueble tiene que ser de un color marrón bronce. Este tono puede lograrse aplicando a la pieza una capa de pintura, barniz esmaltado o laca de ese color.

A continuación, ya se puede aplicar la pasta del verdín mezclada con alcohol desnaturalizado. Es muy importante tener en cuenta que se pondrá una parte de alcohol por dos partes de emulsión.

Muebles de metal: decapado decorativo

Cabecero de metal decapado.
Cabecero de metal / bohemianandchic.com

Para conseguir un efecto envejecido del hierro, se puede aplicar la técnica del decapado decorativo, siendo muy apropiado para cabeceros de cama. ¿Qué te parece si te damos los pasos para que los puedas realizar en casa? Toma nota porque empezamos.

  1. Se elimina cualquier señal de óxido de la superficie del hierro frotando con lana de acero.
  2. Se da una capa de esmalte de color blanco roto.
  3. Cuando esta capa esté bien seca, se aplica betún de Judea, especialmente en juntas y hendiduras, para conseguir un efecto de mueble antiguo.

Después de leer este post, ¿ya tienes decidido qué mueble vas a cambiar de aspecto? ¡Ánimo, seguro que te quedará muy bonito!