Sillas de diseño. ¿Las conoces por su nombre?

Mónica Heras Berigüete · 22 noviembre, 2018
Estos son los modelos icónicos de sillas de diseño capaces de embellecer cualquier espacio. Llámalas por su nombre.

Los amantes de la decoración han encontrado un objeto que ha hecho que sus casas se transformen en lugares con estilo: las sillas. Existen verdaderas obras maestras que han llegado para quedarse; maestros del diseño que plasmaron toda su creatividad en piezas que se convirtieron en íconos y que siguen vigentes a lo largo de los años. Estas son solo algunas de las sillas de diseño que han sido imitadas. Aunque los años pasen, permanecen en nuestra lista de deseos.

Sillas de diseño con nombre propio

Silla Tolix

Diseñada en 1924 por Xavier Pauchard. Sin lugar a dudas es una de las que más auge ha tenido y seguro que la has visto decorando casas y restaurantes. Es apilable y su diseño sólido no necesita mucho más para llamar la atención. Está fabricada en acero galvanizado y se encuentra dentro de la colección de diseño del Centro Pompidou de París.

Silla Tolix.
Silla Tolix / sillasmesas.es

DSW o Plastic chair

Esta silla se creó en 1950 por los americanos Charles y Ray Eames. Lo hicieron para el concurso ‘Low cost Furniture Design’ que organizó en MoMA de Nueva York. Como dato curioso, fue la primera silla de plástico que se fabricó de forma industrial. La comercializó Herman Miller. Es simple, cómoda y hace que cualquier espacio tenga un toque de modernidad.

Silla Lilla Åland

Diseñada en 1942 por Carl Mamsten y fabricada por Stolab, el culmen del diseño sueco de mobiliario, y si eres de los amantes del estilo nórdico, esta es una de las piezas clave para dotar cualquier espacio de su esencia. De madera, como no, y con líneas simples y llenas de calidez.

Silla Thonet

En 1904, August Thonet diseñó esta silla, que también es conocida como silla bistró, silla de café vienés o silla nº14. Este fue el primer mueble que se fabricó de forma industrial y se hizo con seis piezas de madera curvada al vapor, diez tornillos y dos tuercas. Nos gusta por su sencillez y por lo práctica que resulta.

Silla Tulip

En 1955 el finlandés Eero Saarinenla creó para Knoll. Se fabricó con asiento de fibra de vidrio y líneas futuristas. Se llegó a convertir en uno de los íconos más deseados de los años 60 debido a su aparición en Star Trek. ¿Lo recuerdas? Aparecía como parte de la decoración de la nave espacial.

Silla Barcelona

 Mies Van der Rohe, conocido por ser el director de la Bahuhaus, la diseñó en el año 1929 la  para el pabellón alemán de la exposición universal que ese año se celebraba en la catalana. Este sillón, es uno de los más elegantes que se conocen y está inspirado en la sella curulis de los magistrados romanos.

Silla Louis Ghost

Phillip Stark es el artífice de esta silla hecha en de una sola pieza en policarbonato. En realidad es la reinvención moderna del diseño barroco de sillas Louis XVI. Su nombre lo da la apariencia fantasmal que le da la transparencia.

La Silla Elbow

Silla Elbow.
Silla Elbow / madera21.cl

Es una de las más populares de los últimos tiempos. Creada por el danés Hans J. Wegner, conocido como el rey de las sillas, puesto que creó más de 500 sillas de diseño. Fue creada para la firma danesa Carl Hansen & Son. Está hecha de madera con un diseño curvo,  simple y lleno de encanto.

 Silla Swan

Arne Jacobsen, arquitecto danés, creó este modelo en el año 1958 . Esta silla de diseño se inspira en la figura de un cisne (de ahí su nombre, swan, cisne en inglés).  Formó parte del lobby del SAS Royal Hotel en Copenhage.

Silla Panton

Ya que hablamos de diseñadores daneses, no podemos olvidar la concebida por Verner Panton. Fabricada en 1967 por Vitra. Fue la primera silla de plástico elaborada en una sola pieza. Es flexible y de lo más cómoda, lo que la han convertido en la favorita de los amantes de la decoración.

Silla Butterfly, o BFK

Finalmente hemos elegido una representación española, ideada por el barcelonés Antoni Bonet i Castellana  en el año 1938. Su forma nos recuerda la de una mariposa y fue diseñada en hierro y cuero inspirándose en las tripolinas que utilizó el ejercito ingles.

Cualquiera de estas sillas tiene a día de hoy sus réplicas en el mercado. Su sola presencia transforma un ambiente en verdaderos espacios de diseño y personalidad. ¿Cuál es el que más te gusta?