Suelos de madera desgastados: cómo recuperarlos

Ivana Jerman · 15 enero, 2019
¿Los suelos de tu hogar se han dañado y no sabes cómo repararlos? Aquí te mostramos algunos consejos para restaurarlos correctamente. 

La madera es un material noble, cálido y resistente. Pero tener suelos de madera en casa requiere ciertos cuidados, para, así, evitar futuros daños. Con el uso diario, los mismos se ensucian, se rayan, se decoloran y se desgastan.

Este tipo de desgaste puede ser resultado de determinados factores. Por tanto, debes estar atento y ser precavido. Si aplicas los cuidados necesarios, tendrás tus suelos de madera en perfectas condiciones.

Suelos de madera desgastados

Suelos de madera desgastados.

Con el uso diario, los suelos de madera, inevitablemente, se desgastan como cualquier material. El desgaste de estos implica que presenten un cambio en su apariencia. Algunas de las causas de desgaste más comunes son las siguientes:

  • Humedad excesiva en el ambiente o por debajo de los suelos.
  • Mascotas dentro del hogar.
  • Mala limpieza o aplique de productos no aptos para madera.
  • Arrastrar muebles y objetos.

Si bien es inevitable que los suelos se desgasten, se pueden aplicar determinadas medidas de precaución para evitar que los mismos se dañen demasiado. Para detectar que tus suelos presentan un desgaste considerable que requiere de mantenimiento y reparación, te mencionamos algunos aspectos que debes tener en cuenta.

Pérdida de brillo y color

Madera rústica.

Con el paso del tiempo, la madera se desgasta, pierde brillo y color. Esto es totalmente normal, y más aún si tus suelos no poseen un tratamiento previo, o también si ya ha pasado un largo período desde la última restauración de estos.

Zonas elevadas

Madera con humedad.

Debido a la humedad excesiva o a algún inconveniente un tanto más serio por debajo de los suelos, estos pueden presentar zonas elevadas. La madera al humedecerse se hincha y, por tanto, la superficie comienza a elevarse.

Raspones y arañazos en la superficie

Al transitar diariamente por una superficie de madera, la misma se raspa y se araña fácilmente. Pero las causas más comunes de estos efectos en la madera son el arrastre de los muebles y la presencia de mascotas en el interior del hogar.

Cómo restaurar suelos de madera

Te hemos mencionado previamente algunas causas del deterioro de los suelos de madera. Ahora te mostramos de qué forma puedes recuperarlos, mantenerlos y hacer que luzcan como nuevos, ya que según el daño y la causa que genere el desgaste, deberás realizar determinados tratamientos para volver a tenerlos en buen estado.

Pisos con raspones y arañazos

Suelo de madera con arañazos.

Si tus suelos de madera presentan arañazos y raspones debido a su uso diario, lo mejor que puedes hacer es mantenerlos. Así, evitarás que se generen graves daños a largo plazo. Para mantener una superficie homogénea, brillante y libre de arañazos el encerado y lustrado es fundamental.

Primero deberás limpiar toda la superficie y después proceder a aplicar la cera con una esponja de acero. Procura elegir la cera adecuada para el tipo de madera que tengas en casa. Deja secar y procede a lustrar la superficie de manera manual o con lustradora eléctrica.

De esta manera, tus suelos de madera quedarán como nuevos. Sin raspones, ni arañazos y brillantes una vez más. Deberás realizar esta actividad frecuentemente.

Suelos levantados por la humedad

Madera mojada.

Como ya te hemos mencionado, los suelos pueden dañarse como producto de la humedad en exceso. De esta manera, la superficie comienza a levantarse por zonas y a averiarse. En este caso, a diferencia de otros, el desgaste es de mayor gravedad.

Deberás recurrir a un profesional que pueda asesorarte e indicarte qué hacer. Por lo general, el material se reemplaza por uno nuevo, ya que la madera se daña al punto de no poder arreglarla.

Además, se recomienda no aplicar suelos de madera sin plastificar en habitaciones con mucha humedad. Como por ejemplo, en los baños.

Pisos de madera que han perdido el color

Suelos de madera sin color.

Por otro lado, si tus suelos de madera han perdido su color original, es ideal restaurarlos para que luzcan como nuevos. Primero, deberás lijar toda la superficie para eliminar impurezas y pintura antigua.

Después, debes aplicar un barniz adecuado con la tonalidad deseada. De esta manera, tendrás como nuevos todos tus suelos de madera en casa.

Mantenimiento

Dar gel sobre la madera.

El mantenimiento es esencial para poder tener los pisos bien cuidados y bonitos a la vista. Además, evitarás los daños que te hemos mencionado previamente si los proteges adecuadamente.

Debes tener cuidado y evitar utilizar productos de limpieza abrasivos o con químicos que dañen el material. Realiza una limpieza constante y suave a diario.

También debes tener cuidado y levantar todos los muebles u objetos en lugar de arrastrarlos por el suelo. De esta forma, evitarás los raspones en la madera.

Procura también encerar y lustrar con frecuencia para mantener el color y el brillo de los suelos en casa. Tendrás así, una hermosa superficie brillante y como nueva.