4 tips para transferir fotos en madera

21 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Sofía Sangrador del Río
Transferir fotos en madera es una forma muy original de decorar tus paredes. El resultado te encantará. Y si quieres, puedes hacerlo también sobre metales, telas o vidrio.

En el siguiente artículo queremos enseñarte algunos consejos para transferir fotos en madera. Es una manera muy original de conservar las fotos que más te gustan o son más especiales para ti.

Como podréis ver, es un proceso bastante sencillo, por lo que no tendrás ningún problema a la hora de llevarlo a cabo. Solo necesitarás la foto impresa en papel fino (no papel fotográfico), la madera para el soporte (hay gente que lo hace con lienzos, vidrio, metales o telas), un producto especial para transferir imágenes, un pincel y una espátula.

Si no tienes estos materiales en casa, puedes conseguirlos fácilmente en tiendas de bricolaje o de manualidades. Después, solo tendrás que escoger la fotografía que deseas transferir.

Eso sí, ten en cuenta que al transferirla, verás el resultado invertido. Así que si quieres que no sea así, deberás imprimirla invertida, para que luego al transferirla la veas del derecho.

A continuación, te dejamos unos pasos o consejos que puedes tener en cuenta a la hora de transferir fotos en madera.

1. Aplica el gel sobre la madera

Dar gel sobre la madera.

Podrás adquirir este gel en tiendas de manualidades o bricolaje (como Leroy Merlin) o a través de internet, por ejemplo por Amazon. Una vez lo tengas, debes aplicarlo por toda la madera con la ayuda del pincel.

Debes procurar que quede repartido de manera homogénea por toda la superficie. Por eso, en la introducción de este artículo, te decíamos que ibas a necesitar una espátula o algo similar. Si no tienes nada, puedes usar alguna tarjeta que ya no uses, siempre que sea rígida, como las de crédito, las de descuentos de las tiendas, etc.

2. Coloca tu fotografía sobre la madera

Colocar la foto sobre la madera.
Foto sobre madera / blog.panasonic.es

Una vez hayas repartido el gel por toda la madera, tienes que colocar la fotografía que hayas escogido sobre la superficie. Debes tener mucho cuidado, para que no queden arrugas o burbujas de aire, así que hazlo muy despacio.

Como es obvio, tienes que colocarla boca abajo, para que la imagen entre en contacto con la madera que ha sido previamente cubierta de gel.

Da igual el tipo de foto que sea: un paisaje, una fotografía tribal… Lo mismo ocurre con el color: sepia, blanco y negro, a color… Todos los ejemplos son válidos.

3. Espera unas horas

Dejar secar la foto sobre la madera.
Secar foto / blog.panasonic.es

Una vez hayas dejado la fotografía colocada de manera perfecta sobre la madera, solo te quedará esperar unas horas, hasta que el producto se seque por completo.

Lee atentamente las instrucciones del gel. En función de un producto u otro, tendrás que esperar un número de horas concreto. En algunos casos hay que esperar hasta 24 horas.

4. Retira el papel

Retirar el papel de la madera.
Retirar papel / blog.panasonic.es

Cuando por fin esté totalmente seco, llegó el momento de retirar el papel de la fotografía. Hazlo despacio y con mucho cuidado. Para ello, puedes usar un trapo o una esponja que esté un poquito humedecida.

Así, irás frotando el papel poco a poco, hasta que lo retires por completo. También puedes ayudarte de un pulverizador de agua. Te será de ayuda para que se retire más fácilmente el papel. Por eso era tan importante que no imprimieras la foto en un papel fotográfico, resultaría más difícil de quitar.

Para finalizar, puedes dar un capa del gel sobre la superficie para dar un acabado más brillante, si es que te gusta más así.

Si te ha gustado esta alternativa para decorar tus paredes y eres amante del DIY y este tipo de iniciativas, quizás te guste la idea de hacer cuadros tallados en madera. Darás a tus paredes un toque innovador y más original.